12 millones de personas afectadas por la sequía en África



Hacía ya tiempo que cuando hablaba con amigos nos preguntábamos qué debía estar pasando en África para que no aparecieran las conocidas noticias de sus hambrunas anuales; la respuesta que nos dábamos era simple: “si eres negro y africano no existes, solo existen tus recursos” (aunque eso ahora ya es extrapolable a muchas más razas y continentes).

Pero parece ser que andábamos equivocados. Intermón Oxfam emitió ayer una nota de prensa en la que alertaba del desastre humano que viven 12 millones de personas debido a la sequía endémica que asola el cuerno de África.
Ahora cabe la posibilidad de que en algún noticiario del mediodía, mientras nos atiborramos más de lo necesario, aparezcan imágenes indignantes de niños esqueléticos y comidos por las moscas que nos agrien la comida. Entonces sucederá que las conciencias de algunos del Norte rico funcionarán en sentido inverso a su capacidad monetaria y se darán limosnas que nos limpien las conciencias. Todo ese dinero recaudado se canalizará a través de diferentes vías para que llegue mayoritariamente a los señores de la guerra que lo devolverán como pago de armas que les permitan proseguir las guerras endémicas que asolan esas tierras.
Todo quedará igual: Las corporaciones del Norte que generaron esa miseria y ese expolio se encargarán de enriquecerse un poquito más sin poner ni un euro sobre la mesa. Lo harán con el dinero de los de debajo de la pirámide que les sustenta y a costa de la sangre africana que tan pingües beneficios les reporta.
Lo que nadie nos cuenta (la base de la pirámide debe permanecer ciega, inculta y consumista) es que esa maravillosa tecnología móvil que tanto nos atrae está teñida de la sangre de los congoleños; que las estúpidas rosas de San Valentín que tan alegremente regalamos como  falsa muestra de amor, se sustentan en la destrucción de pueblos enteros de Kenya (el cuerno de África del que hablábamos al principio); que vestir las lindas ropas de Benetton, por poner un ejemplo, llevarán al genocidio de toda una etnia en Argentina; que vestir las carísimas ropas de Nike, Adidas y otras, enriquecen hasta la indecencia a unos pocos deportistas de élite, mientras al otro lado del mundo, mano de obra esclava es llevada en barcos-taller hasta aguas internacionales, fuera de toda ley, para manufacturarla… y así podríamos seguir amontonando palabras.

Al final lo que queda claro es que unos pocos, muy pocos, seguirán generando las miserias y se enriquecerán hasta la inmoralidad con ellas; una cantidad algo mayor, nosotros, pobres imbéciles, participaremos de forma activa consumiendo estúpidamente e hipotecándonos cada vez más, incapaces de escapar del espejismo del consumo, del “tener” para “ser” (la gran mentira occidental que nos venden) y una ingente cantidad de seres humanos, carne de cañón prescindible, seguirán muriendo sin importarle a nadie salvo al vacío de noticias con las que llenar los telediarios.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, manipulación. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 12 millones de personas afectadas por la sequía en África

  1. juan carlos cortes cases dijo:

    Hagamos una huelga general en los puertos de Europa; cortemos el negocio de fabricar en el tercermundo muy barato, para luego traer estos productos a Europa por barco y vender todos estos productos hechos por esclavos en Africa, COGIENDO ALGODON, en Asia, fabricando con personas sin derechos sociales, y hagamos como hace 25 años. CONTINENTES AUTOSUFICIENTES.

    Que cada continente fabrique lo que necesite, como antes de la maldita globalización, e intercambie lo que no tenga, por algo que tengan los otros continentes. ESTO ES LO JUSTO Y NECESARIO PARA PODER CREAR UN MUNDO DE HUMANOS; Y NO ESTE MUNDO INHUMANO QUE HAN CREADO.

    • Manel Artero dijo:

      En la actualidad y con las leyes que los políticos “de todo el mundo” han legislado, eso es totalmente imposible.
      No lo es, en cambio, el hecho de dejar de consumir cosas superfluas, incrementar la durabilidad de los objetos, aumentar la idea de reciclaje… Las famosas 3R: Reduce, Reutiliza, Recicla.
      Solo con eso le tocamos a las multinacionales allá donde les duele: el bolsillo.
      Y hay cosas sumamente sencillas: Dejar de ir a las hamburgueserias, no consumir cocacola, no comprar marcas “caras” porque dan cantidades inmorales de dinero a ciertos deportistas, no buscar un punto más de rentabilidad en un banco si no sabemos en qué negocios invertirá nuestro dinero…
      Menos tener y más ser.
      Más comprar en el vecindario y menos en los centros comerciales.
      ¿Te imaginas que Poca-Cola dejara de vender durante un simple día? Pactaría con el diablo y se iría a invertir dinero en pozos de agua en África.
      Somos tan estúpidos que no tenemos conciencia de que el poder real reside en nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s