El visionario Artur Más o Catalunya será un casino


En Catalunya, mi tierra, existe un adalid que nos guía por las tenebrosas aguas del incierto futuro que nos acecha; me refiero al “honorable” Artur Más.Es tal su importancia en el espectro político que las fuerzas políticas que manejan a España se miran en él para ver cuales serán sus maniobras y  aplicarlas después en el resto del territorio.
Os cuento esto porque hace unos días estuvo en Barcelona un señor llamado Sheldon Adelson, magnate de Sands Corporation, empresa del juego ubicada en las Vegas. Se reunieron ambos y el conseller de economía, Andreu Mas-Colell y el de Territori i Sostenibilitat, Lluís Recoder.
Dicha reunión tenía que ver con la futura ubicación de un “macrocasino” conocido como EuroVegas el cual se desea construir aquí; algo que la Generalitat se ha apresurado a desmentir y a recordar que está en fase de análisis. Imagino que sería montar un “Vegasland” para que vengan a dilapidar su dinero las clases adineradas europeas, asiáticas y africanas (que también las hay).
A pesar de que alguien desconfiado pudiera pensar que esa no es sino una maniobra de esos individuos para engrosar con pingües comisiones sus abultadas cuentas, yo soy de la opinión de que tras un profundo análisis del país han llegado a las mismas deducciones a las que llegué yo hace tiempo: la gran España, Catalunya incluida, es un país de albañiles y camareros
Y ¿Qué sucede si la construcción se va al garete, como así ha sucedido? Que grandes masas humanas se quedan sin trabajo; poco más o menos la mitad que iba a los bares a darle trabajo a la otra mitad. Visto esto, ¿Qué solución cabía que pudiera resolver tan arduo problema? Una, digna de la inteligencia de los políticos catalanes: vender Catalunya a las multinacionales del juego de Las Vegas. Con esa maniobra se solucionará todo de un plumazo. A saber:
Los albañiles que estaban sin trabajo podrán reciclarse como personal de servicio para los casinos, hoteles, restaurantes, bares. El que antes levantaba un muro ahora servirá cartas en una mesa de Black Jack; el que alicataba baños y cocinas servirá mesas con lozas de alta gama; el que se encofraba pilares servirá copas en los Music-Bar…
Los transportistas moverán los suministros que abastezcan esas islas del lujo para sus exclusivos clientes. Mientras, las empresas de transporte de dinero harán su agosto entre bancos y silos donde guardar el dinero negro.
Pero dudo que se acabe ahí la cosa. Es bien sabido que clase de satélites giran en torno al lujo y el juego. Por esa razón las mujeres catalanas encontrarán trabajo en los lupanares que proliferarán por toda la geografía y aquellos que no deseen ninguno de estos trabajos podrán trabajar de free-lance y suministrar farlopa o lo que sea menester que necesiten nuestros admirados clientes.
Realmente la idea es genial. Y bien gestionada, puede llevarnos al lugar histórico que nos corresponde gracias a nuestros políticos, su buen hacer y su honestidad.
Y si alguien quiere más, puede haber más. Se podría plantear una buena reutilización del patrimonio:
¿De qué sirven unas ermitas románicas que se caerán a trozos? Reciclémoslas como salas privadas de póker con un buen slogan: “Naturaleza, esquí y una buena partida en un entorno digno de Dios”
¿La Sagrada Familia? Ningún problema, reconvertida en prostíbulo de lujo para magnates de los mercados y otro buen slogan: “Goce como Dios con nuestras espectaculares señoritas”
Sí, el señor Más, con su mente preclara, puede dar un paso de gigante para terminar con la crisis en Catalunya, y por extensión en el imperio español. Ya no solo seremos un país de camareros, también lo seremos de meretrices, buscavidas y personal de todas las raleas posibles.
Cierto que pueda haber gente que ponga el grito en el cielo. Los que estén vinculados con la cultura o la investigación, por ejemplo, pero que nadie se preocupe, esos ya se están marchando en previsión de lo que pueda suceder. Y del resto de descontentos tampoco cabe preocuparse, el Mosso d’escuadra, cuyo número a buen seguro se incrementará, los mantendrán a ralla con la delicadeza y educación que les caracteriza.

Leer la noticia aquí

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s