El miedo es un arma cargada de futuro

Nos dice José Luís Sampedro: “Una de las fuerzas más grandes que motivan al Hombre es el miedo… Gobernar a base de miedo es eficacísimo”.

Cuanta razón tiene. Porque si bien es cierto que “la fe mueve montañas” no lo es menos que “el Miedo paraliza”. Nos despoja de toda humanidad y nos convierte en carne, lista para ser utilizada por quien nos amedrenta. Algo que hemos podido vivir de primera mano estos últimos días cuando la amenaza, continua y descarada, vertida sobre la población griega, ha conseguido que la mayoría de ciudadanos de un país se decante por regalarle el poder a la misma opción que les ha llevado a la ruina.

El Miedo sistemático es la herramienta que utilizan los desalmados de cualquier color, nacionalidad, época o estrato social para doblegar al resto, a la masa de carne.

Con el Miedo consiguieron los nazis mantener de forma dócil a los judíos dentro del gueto de Varsovia mientras se les mataba de hambre y se les eliminaba lentamente. El mismo Miedo que después les hacía subir en los trenes de la muerte y entregarse a su destino como ovejas cobardes.

Y todo se hizo poco a poco, tratando a las masas como a “ranas hervidas” y menoscabando sus espíritus lentamente. Todo a través del patriotismo, las banderas, el nacionalismo exacerbado, el odio al “diferente”, las mentiras continuas hasta volverlas verdad. Simple y efectivo: aplicar los once principios de Goebbles y gestionar el Miedo visceral hasta conseguir una población de psicópatas que miraban para otro lado mientras sobre sus cabezas llovían cenizas humanas de los crematorios cercanos, hasta llegar a la “solución final”, el escalón más alto de la industrialización del asesinato en el que las mismas víctimas se convirtieron en verdugos y en las que nada de ellas era desaprovechado, salvo sus cuerpos.

¿No os recuerda un poco a lo que está sucediendo ahora mismo o pretenden que suceda en un futuro próximo? Porque la base que sostuvo aquella indignidad, el Miedo, sigue prevaleciendo y acercándonos cada día más a ella. Porque si entonces era un élite militar totalmente depravada que controlaba a unos kapos que extendían el miedo y el dolor al resto de la población hasta despojarles de su humanidad; ahora son una élite mayor agrupada en clubes o grupos exclusivos y con más kapos a su disposición (poderes legislativos, ejecutivos y judiciales de continentes enteros) para realizar la misma tarea pero a nivel planetario. Gestionando a la propia Tierra como si fuera una empresa de su propiedad.

Realmente tenemos un problema. El ser humano es capaz de grandes cosas a nivel individual, pero tomado en grupo, como tribu atávica, es de una ignorancia terrible. Esa es la realidad. Hoy vivimos abocados a un problema económico, tal vez urgente, y hemos olvidado totalmente los problemas importantes.

Juguemos un rato a hacer ficción e imaginemos que hoy, a cualquier hora del día, apareciera en todos los canales televisivos un especial informativo de urgencia diciendo algo de este estilo: “Norman Minchovsky, astrónomo del observatorio de Massachusetts, acaba de entregar una nota de prensa que dice textualmente: «Ha sido detectado un asteroide que se dirige directo la Tierra. Según los cálculos realizados, el impacto se producirá de aquí cuatro días las 13:44 horas. Tenemos la certeza de que tras él sobrevendrá un cataclismo que hará desaparecer todo vestigio humano del planeta. Despídanse de sus familias y amigos porque el fin del mundo ha llegado. Que Dios se apiade de todos nosotros»

¡Fuerte! ¿Verdad? En un caso hipotético como el descrito ¿Qué valor tendría un billete de 500 €, o mejor aún, todos los billetes de 500… La mansión bunker de la Cospedal, ¿Le serviría para protegerse del cataclismo?. El archiconocido Club Bilderberg, sus integrantes, con todo su poder y su gloria ¿Intentarían comprar el asteroide antes de que cayera para obligarlo después a desviarse? ¿Usaría el Vaticano todas sus riquezas para comprar, al mismo Dios, unas buenas parcelas celestes con vistas al baño de la Magdalena? No, lectores, nada valdría una mierda: primas de riesgo, Bolsas, Mercados, billetes, oro… ni su puta madre valdría absolutamente nada. Lo que tendría más valor, llegado ese terrible momento, sería algo tan simple como estar en paz con uno mismo y tener la conciencia tranquila.

Pero resulta que esa ficción es totalmente real si le cambiamos el título imaginario por el de “cambio climático”. ¿Quién se acuerda ahora mismo del cambio climático? Nadie, no mintáis. Pero ese cambio climático está ahí. Y con él la crisis del agua, la desertización, la desaparición de los polos, la subida del nivel del mar, la desaparición de la capa de ozono, las hambrunas, los grandes movimientos de masas, la subida de la temperatura, la crisis energética, guerras territoriales de supervivencia… Lo mismo que nuestro asteroide pero mucho más lento y agónico. Y no os penséis que está tan lejos. Está ahí al lado. En apenas cincuenta años estaremos metidos de lleno si no ponemos remedio.

En esta situación real sí que viene a cuento la actuación de las élites y sus kapos. Porque la diferencia entre el apocalipsis imaginario y el real es el factor tiempo. Y esa lentitud les permitirá prepararse paraísos en los que aislarse mientras el resto de la Humanidad muere lentamente. Hasta que llegue un día en el que solo queden dos individuos y un solo vaso de agua…

¿Piensa alguien que eso no va a suceder de ese modo? Pues imaginaos África. ¿Existe para muchos de vosotros África o prevalece el “rescate” y que nadie nos quite nuestros míseros abalorios? O actuamos o estamos perdidos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Horror, Lucha ciudadana, Pensamientos, terrorismo de estado. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El miedo es un arma cargada de futuro

  1. Pingback: #29S Habla una Juventud sin futuro | El Día a Diario

  2. Pingback: #spainREVOLuTion.com | La revolución inesperada – #29S Habla una Juventud sin futuro

  3. Pingback: ¿Faltará tierra para enterrar a los muertos? | El Día a Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s