Una pregunta para las policías democráticas de España

PALABRAS PREVIAS

Queda claro que la policía debe defender a aquellos que fueron elegidos democráticamente. Ha de ser así ya que por regla general, en un estado democrático, en un estado de derecho, las urnas se encargan de poner en el poder a aquel partido más votado. Queda claro que, defendiéndolos, también deben defenderse las leyes que aquellos promulgan y las decisiones que tomen.

Debería ser así. Porque se entiende que en un estado democrático, en un estado de derecho, las decisiones que toman los responsables políticos persiguen contentar al máximo de ciudadanos de dicho estado. A pesar, incluso, de que por número de votos dirijan los designios del país sin contar con ningún representante de ningún otro partido –gobernar sin ninguna oposición–.

LOS SUCESOS

Pero… ¿Qué sucede cuando un gobierno, elegido democráticamente por un número de electores y en base a unas promesas y unos compromisos pre electorales, las incumple todas y cada una de ellas? ¿Qué sucede cuando ese incumplimiento se basa en no castigar a ninguno de los causantes de los males que nos aquejan? ¿Qué sucede cuando, basándose en el hecho de no tener oponentes, legislan o derogan leyes a su antojo, para conseguir con ello protegerse o legalizar cualquier desmán que deseen cometer? Y no solo eso ¿Qué sucede cuando no castigando a los culpables se dedican a castigar a la población –tanto la que les votó como la que no lo hizo– lanzando a sus ciudadanos de manera inexorable a la miseria? 

Al final, lo único que vemos los ciudadanos es una cámara de desalmados que se exaltan entre aplausos tras enumerar cada una de las medidas de empobrecimiento para la gente de la calle, incluída la policía. Lo único que vemos los ciudadanos son las gesticulaciones de odio hacia el pueblo y el abyecto “que se jodan” final dedicado a los más de 5 millones de desempleados ( y no, nadie se cree las palabras de esa … (no me atrevo a calificarla)), pronunciado por la hija de uno de los responsables de la actual ruina, y que atiende al nombre de Andrea Fabra, que en el colmo de la desvergüenza ni dimitirá ni nadie la obligará a hacerlo.

EL DESENLACE

Sucede que hoy ese gobierno, todo ese sistema político, económico, eclesiástico y judicial, es corrupto y actúa con una maldad manifiesta buscando su beneficio personal a costa de la sangre de los ciudadanos de ahora y de su futura descendencia. Sucede que para esa casta, legítimamente puesta ahí tras habernos engañado, repito, en todas y cada una de sus promesas; no somos más que carne a la que utilizan en su beneficio. Somos carne a la que cuentan con avaricia en las urnas pero con la que no cuentan después porque no les importamos absolutamente nada. Somos meros animales a los que exprimir día tras día, gota tras gota, para que nos comportemos como ranas hervidas y no saltemos hasta que hayan terminado con nosotros. Somos vulgares peones a los que nos niegan hasta la legítima protesta, descrita en el capítulo 2 de la Constitución, porque ellos jamás, hagan lo que hagan, dejarán esas poltronas desde las que nos manipulan.

LA PREGUNTA

Llegados a ese punto, momento en el que nos hallamos ahora, yo le pregunto a cada una de las personas que hay debajo de cada uniforme: ciudadanos libres, padres de familia, esposos, amigos de sus amigos, ciudadanos como nosotros que luchan por el mismo futuro para sus hijos que el que nosotros deseamos para los nuestro. Llegados a este punto, pensad:

¿Consideráis que es legítimo salir a golpear a ciudadanos que también, y de manera altruista, están defendiendo vuestros intereses y los de vuestros hijos?

¿Consideráis que tiene la mínima coherencia dejaros tratar como perros a cambio de un sueldo que también os roban porque se niegan, la Casta en pleno, a perder la más ínfima de sus prebendas?

Y la última de las preguntas: ¿Qué es más ético y humano, cultivar el respeto al bien o el respeto a la ley?

EL FUTURO

En una página de Facebook que pone en marcha la idea de que policías y no policías puedan hablarse entre ellos, me encuentro este comentario: Tenéis que daros cuenta que los policías tenemos una jerarquía y, aunque muchos estemos de acuerdo desde hace tiempo en que hay que efectuar cambios, tenemos que cumplir ordenes sí o sí. También tenéis que tener en cuenta que a muchísimos de nosotros, nos echa para atrás no ver una sola bandera constitucional en las manifestaciones y si republicanas y comunistas (1). Nosotros no queremos que cualquier movimiento sea absorbido por ideologías extremistas de izquierdas o de derechas. Pensad que hemos jurado defender la constitución y lo haremos aunque si se hacen cambios pacíficos exigidos por el pueblo (por la gran mayoría) también los defenderemos”.

Esa frase subrayada es la que puede y debe producirnos miedo. La obediencia por la obediencia. La fe ciega, más allá de la razón, para ejecutar las órdenes de individuos de mayor rango. Mi respuesta a ese comentario ha sido la siguiente, y con esto termino para que cada cual razone lo que su cerebro le permita: “Siento discrepar a nivel ético en lo referente a tu comentario de “cumplir ordenes sí o sí”. Hay una cosa que le pertenece al ser humano como tal: la libertad de elegir. Si alguien acepta, a priori, que obedecerá una orden sí o sí, está aceptando que, llegado el momento, será capaz de abandonar su cualidad “humana” para aceptar la cualidad de “monstruo”. Solo hay que acudir a la mitad del siglo pasado para encontrar el caso de un país que puso en el poder (democráticamente) a un individuo que reconvirtió a sus ciudadanos en psicópatas. O la Argentina de Videla. O el Chile de Pinochet… Existe la libertad de decir “NO” . Otrosí es la valentía de decirlo”.

Reitero la pregunta de antes: ¿Qué es más ético y humano, cultivar el respeto al bien o el respeto a la ley?

NOTAS

(1) Que yo sepa, el partido comunista está legalizado desde hace unos pocos años y la ilusión republicana existe ya que la monarquía fue impuesta por el dictador y rubricada en un tiempo de miedo y amenazas solapadas pero reales. Pero no he querido entrar al trapo con este tema. Otro día, tal vez.

Vídeo del “Que se jodan” de Andrea Fabra

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Política, relaciones humanas. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Una pregunta para las policías democráticas de España

  1. Alani dijo:

    great and educative content, thanks for being so important for the education.http://www.headfone.org

  2. La obediencia ciega a la autoridad por encima de la conciencia moral quedó demostrada en los años 60 con el célebre experimento social de Milgram (por cierto, la prueba se ha repetido en Francia hace poco con resultados todavía más estremecedores). Hace falta mucha formación para conseguir invertir los términos (por eso una de las prioridades del gobierno del PP es recortar en educación).

    Esto explica el comportamiento de la policía, cuyos miembros se acaban insensibilizando (algunos ya vienen insensibles de serie) y se limitan a ejecutar sin pensar las ordenes de sus superiores. Pero de alguna manera, ¿no ocurre algo parecido con el empleado de banca al que le obligan a colocar participaciones preferentes? o ¿con el médico que deja de atender a pacientes extranjeros indocumentados? Sus actos son quizás menos llamativos, pero tanto o más dañinos. Y lo más triste es que si quieren no ya promocionar sino conservar su puesto de empleo deben comportarse de esa forma inhumana.

    Por último, en respuesta a la pregunta que planteas, creo que ética y ley han tomado en nuestro pais caminos opuestos. Y si esta divergencia la combinamos con un nivel de pobreza creciente, obtenemos un cocktail explosivo.

    PD: supongo que ya lo habréis firmado, pero por si acaso ahí va el enlace para exigir la dimisión de Andrea Fabra:
    https://www.change.org/es/peticiones/dimisi%C3%B3n-de-la-diputada-del-pp-por-castell%C3%B3n-andrea-fabra

  3. Daisy dijo:

    i have been looking for something like that in google so that i found you.http://www.honely.com

  4. Gigipi dijo:

    Yo entiendo lo que quiere decir el policia y siento discrepar contigo en cuanto a que tendrían que razonar y desatender a las ordenes que reciben. Es que un agente no puede pensar, tiene que cumplir unas ordenes y punto…nuestra moral nunca aceptaría una condición de verdugo, las de ellos si. Por esto donde hay que centrar el interés es a la cuspide de su piramide jerárquica y más allá aún, a la constitución y sus simbolos: la bandera en primer lugar. Yo soy italiano, vivo en este país desde hace años y por amor a España y a la democracia participo a muchas manifestaciones siempre que se trate de defender el bienestar del pais y de la democracia. Lo que más me choca es la ausencia de la bandera (que es simbolo constitucional y que no tiene valor ideologico) y siento malestar porque no la puedo llevar siendo ciudadano italiano y no me corresponde por mi descendencia. Al contrario no faltan banderas republicanas o comunistas (que si son ideologicas y no representan la constitución). No se trata de un simple detalle, se trata del simbolo que abarca la totalidad del pueblo español. Sé muy bien del tema de que la bandera ha sido “impuesta” pero queda el hecho de que es oficialmente simbolo de todo el pueblo español y los ciudadanos que no están participando a las manifestaciones tendrian menos problemas en unirse a todos si en lugar de las banderas republicanas y rojas hubiesen banderas españolas…no todo el mundo es lo suficientemente abierto como para poder pasar de estas cosas y no hacerle caso, tengo varios amigos que están plenamente de acuerdo conmigo y con los manifestantes y que no se suman por este motivo. Si sois realmente interesados al bien común y a la democracia tampoco es tan duro hacer un paso atrás, renunciar a simbolos personales o de facción y acercarse a aquellos que no obstante la forma de pensar son parte de esta sociedad y sin los cuales no se puede hacer nada, porque el pueblo somos todos y sin ellos nosotros todavia no podemos decir de hablar en nombre del pueblo. Yo personalmente no soporto las ideologias y creo que este es el tiempo de dejarlas en un lado, porque no hay democracia y entonces solo sirven para dividirnos…manifestar con una bandera roja al lado me da muchisimo mal estar, pero yo y la persona que la lleva estamos allí luchando por la democracia, para que los dos podamos tener voz y votar lo que creemos mejor para el país. Cuando habrá democracia en España podreis elegir la bandera que sea la de todos y podreis hasta elegir si quereis monarquia o republica…porque los referendums dejarán de ser tabús y la justicia estará al servicio del pueblo y no será instrumento de cobertura de los poderosos. Hay que dar el ejemplo y pensar en grande, solo así la tendencia será de union y no de separación.

    • Gigipi dijo:

      He tenido una charla con una amiga que se define republicana y que apoyando la filosofia de acercamiento para llegar a una real democracia que permita a todos los ciudadanos decidir sobre el tipo de gobierno, su constitución y sus simbolos, está dispuesta en la próxima manifestación a la cual participará a llevar la bandera española.
      Porque no empujamos para que más gente lo haga? Seria un enorme paso hacia adelante y un gesto de unidad que el país necesita. Que os parece? Y sobre todo, porque sería mala idea?
      Un saludo a todos

      • Greca dijo:

        Saludos Gigipi. No sé si llegarás a leer esta respuesta, porque tu comentario tiene ya un año, pero me gustaría contarte porque salgo con una bandera republicana y porque no dejaré de llevarla.

        Hace 40 años se intentó “dejar atrás” los simbolos y buscar una unión de todo el pueblo en pro de la democracia. Para ello se hicieron muchas concesiones desde el lado izquierdo o progresista del país. Cedimos a reinstaurar a la muerte del dictador, la república que legítimamente había decidido el pueblo y que un golpe de estado secuestró durante 40 años y “aceptamos” a un rey impuesto por el golpista antes de morir. Cedimos a una serie de derecho que durante muchos años de lucha nuestros abuelos y los abuelos de estos habían logrado con mucho sacrificio (solo tienes que comparar el contenido de la constitución del 31 con la actual). Y los cedimos por el bien de la democracia y de un trato que después no se cumplió. Ese trato se llama Constitución Española. Garante de una serie de normas y derechos que no se han cumplido y que además se vá modificando a su antojo (y no al del pueblo) sin más respaldo que el de una mayoría conseguida con engaños y mentiras, eso si, siempre en beneficio de las grandes fortunas, las grandes empresas, las grandes corporaciones, los grandes bancos, los grandes apellidos, pero nunca los pequeños pueblos, los pequeños ciudadanos, los pequeños españoles.

        No utilizamos la bandera constitucional, porque cualquier que viva en este país y conozca su historia sabe que esa bandera SI tiene connotaciones políticas y si tiene “dueños”, por mucho que se suponga que es “de todos”. Solo tienes que ver su presencia en los actos de la ultraderecha y la derecha. Por lo tanto SI tiene una connotación política, que muchos no compartimos. Otro gallo cantaría si en el momento de crear la “nueva España” de la transición, hubieramos huido de mantener una imagen lo más cercana a la que había en ese momento y se hubiera diseñado un nuevo estandarte bajo el que nadie se hubiese sentido subyugado y si representado. Pero lejos de esa intención, la intención era recordarnos quien seguía mandando y quien nos “dejaba la pelota” para jugar. Sin olvidarnos en ningún momento, de que la pelota en última instancia es suya.

        Siento si te da muy mal estar manifestarte junto a una bandera roja, pero a mí, por el contrario, me llena de orgullo y me hace sentir muy bien verla ondear en manos de la persona que camina a mi lado. ¿Y sabes por qué?

        Porque ver esa bandera a mi lado es la única sensación de libertad que puedo reconocer como tal. Porque normalmente esa bandera se la veo a una persona mayor (o a algún hijo/nieto de alguno de ellos) que durante mucho tiempo no solo no pudo llevarla, es que ni siquiera pudo defender su modo de pensar, su visión de la vida. La llevo y la llevaré porque es la última brizna de libertad que aún balancea el viento. Cuando veo/oigo a los políticos recortarnos la vida, los derechos, incluso el derecho a protestar, enviando cargas policiales desmedidas, descontroladas y salvajes contra la gente que se supone deberían defender, veo caer a Lady Liberty por las escaleras abajo y el único aliento de libertad que en ese momento veo, es poder llevar mi bella bandera tricolor.

  5. Guillem dijo:

    ¿Acaso no ha habido gente que ha obedecido órdenes de sus rangos superiores en sus respectivas empresas, sin pararse a pensar de la contaminación que eso provocaba, o de la injusticia que se estaba produciendo en aquél momento?. No sólo son policías los que mueven todo el mecanismo, somos nosotr@s siguiendo al sistema capitalista y esto no se puede parar si no nos desvinculamos totalmente del dinero… algo que yo veo ahora por ahora imposible. ¿Que no véis que si algún sector de la sociedad descarrila, nos van a untar bien untados con dinero para que callemos? Lo veo negro, muy negro…

  6. Pingback: Una pregunta para las policías democráticas de España

  7. Manel Artero dijo:

    Muchísimas gracias Greca por tu comentario que suscribo al 100%. En aquellos tiempos, atenazados por el miedo y las presiones, tanto exteriores como interiores, tuvimos que pagar un alto precio por unas “migajas” de libertad. Tan engañado estábamos que nos pensamos que el hecho de ver tetas en el cine ya daba significado a tan hermosa y denostada palabra.
    Hoy, por culpa de aquella transición indecente, seguimos en plena guerra civil. Siguen estando los vencedores: la caspa inmunda preñada de rezadores, los señoritos incompetentes y los inútiles de carrera; y los vencidos: la clase obrera, los intelectuales, los pensadores… Todos aquellos que hubieran sido capaces de levantar esta mísero país.
    Para nuestra desgracia, y como es de esperar en una dictadura, las armas están de su lado, las porras están de su lado, los perros fieros y violentos están de su lado. No es ilógico a poco que lo pensemos y ya Marx (Groucho no el filósofo) lo decía: la inteligencia militar es un oxímoron redondo y perfecto
    ¿Cómo podía ser posible que las armas se pusieran del lado del pueblo en un páramo de ignorancia como el que heredamos del terrorista Franco? Para defender las monstruosidades que defienden y a los impresentables que defienden, las fuerzas de seguridad han de ser muy limitadas mentalmente. Si no fuera así desobedecerían esas ordenes, girarían sus armas 180 grados y meterían en prisión a obispos, banqueros, grandes de españa, ricachuelos y políticos corruptos.
    Esperemos a ver que sucede. La cosa no pinta nada bien. Esos perros atacan más y de forma más feroz cada día que pasa. Las ordenes son crear más y más miedo… Pero no sé si cuentan con el hecho de que llega un momento en el que nada hay que perder y se pierde hasta el miedo reconduciéndolo a una extrema violencia.
    Ojala me equivoque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s