Ernest Benach, un político en el paro “dorado”

Tras dedicar entre cuatro a ocho años al duro trabajo de destruir el contrato social en España, en este caso en mi provinciana y muerta Cataluya, el futuro de los desempleados políticos no pinta igual que el de los obreros que han levantado al país que ahora ellos nos hunden. Veamos el ejemplo de:

Ernest Benach se jubila a los 51 años, y según informa el Diari de Girona, lo hace con una pensión de 104.008,95 euros brutos anuales durante 4 años y después cobrará una pensión vitalicia de 78.006,71 euros cuando cumpla los 65 años (1). De acuerdo con la normativa vigente, Benach tiene derecho a percibir, como el resto de ex-presidentes, “por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que haya estado en el cargo i, como mínimo, durante una legislatura” una asignación mensual equivalente al 80% de la retribución que corresponde a un presidente parlamentario. Después de la rebaja del 15% aplicada este año, el sueldo anual bruto para el presidente del Parlament de Catalunya es de 130.011 € brutos, y eso a pesar de no tener ninguna formación universitaria.

Mientras, nuestros investigadores han de salir al extranjero para dejar de ser mileuristas (los más privilegiados) en nuestro país.

 Así es, a ellos no les tose nadie, no les frena nadie, nadie les dice que han de cotizar 100 años para cobrar 100 € al mes. No les atosiga la economía aunque se llenen la boca con ella. No les quita el sueño la extensión del Hambre en más y más hogares españoles porque ellos comen gratis a costa del pueblo. Nada ni nadie importa a esta casta de psicópatas infelices porque a pesar de que su total estupidez les lleve a tenerlo todo, se encontrarán al final con que no son nada. Pero nos habrán matado de hambre.

Éste solo es un caso. Además, de mi antes amada Catalunya y ahora paraíso del fascismo más vomitivo llevado de la mano de individuos como Felip Puig y su jefe, el Vominorable Artur Mas.

(1)Nadie sufra por él y por su familia durante esos 10 años. Se le ofrecerá cualquier “trabajo” con nombre rimbombante a cambio de servicios prestados. Se le ubicará en algún alto cargo de alguna empresa pública, que si no existe se creará para él, o tirará de algún ahorrillo resguardado del calor en Andorra u otro paraíso. Tranquilos.

Fuente: MediterraneoDigital.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Lacras políticas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ernest Benach, un político en el paro “dorado”

  1. Evelyni dijo:

    a friend recommended your website and i’m glad he did because it is very informative and entertaining.http://www.maladiretasegmentada.com.br

  2. […] Since I didn’t really understand how this works, I did some searching and found an outstanding WordPress Trackback Tutorial that explains much of what I was finding confusing. […]

  3. Alonso Cohen dijo:

    i can consent using the post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s