Arturo Fernández y la “jauría” de casposos

Leer el artículo aquí

Hay criaturas que no saben “reventar” a tiempo. Especímenes que hubieran tenido una mínima utilidad en la mesas de la morgue pero que por alguna extraña suerte del destino o porque el autobús los esquivó a tiempo, siguen en este mundo.

El casi olvidado Arturo Fernández es un triste caso. Un más que mediocre actor de la época dorada de la dictadura que deambula por cualquier plató de mentes cerriles mendigando el plato de lentejas que no es capaz de ganarse de otro modo.

No nos entristezcamos, pensemos en él, recordémosle. Mantengámoslo en la memoria porque ya le queda poco para partir. Y cuando lo haga, ese lindo día luminoso, celebremos que un casposo descerebrado más ha partido a su cielo, a incordiar a Dios con sus estupideces.

Al margen de esto, vale la pena ver el video. La tristeza humana que emana de la mayoría (1) de tertulianos, riéndose de sus conciudadanos como si ellos estuvieran, por mor de algún toque divino o mera conciencia clasista, por encima de nosotros. Un claro ejemplo de nazismo, el mismo que emana del cerebro Mariano Rajoy, a pesar de que ahora lo esconda, .

(1) La mujer sentada a su izquierda siente vergüenza ajena

Esta entrada fue publicada en Artículos, españa y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s