La Pobreza (todo son palabras, solo faltan Actos)

Continuamente y en todos los medios oímos hablar a políticos, banqueros, sindicalistas, empresarios, arribistas, economistas, periodistas, obispos, rastreros y profetas varios.
De sus bocas escuchamos excusas, insultos, improperios, filípicas, comentarios, amenazas, discursos, explicaciones, pretextos, disculpas, justificaciones, subterfugios, evasivas, injurias, afrentas, groserías, denuestos, maldiciones, quejas, lamentos, mentiras, mentiras y más mentiras.

Son pobres, pero regalen somriures. Fotografía de Marcello Scotti (http://www.marcelloscotti.com/)

Pero ninguno de ellos, ninguno en absoluto, habla del hambre y la pobreza que sufren los niños. No ya siquiera esos niños escuálidos y lejanos, sino los niños de nuestra tierra, los cercanos, los hijos de nuestros vecinos y los nuestros propios, pues no está escrito que algunos de nosotros seamos unas de las 600.000 personas que serán expulsadas a la miseria durante el próximo año. Y si no se habla de ellos es porque no se les tiene en cuenta, son simples daños colaterales que deben esconderse, carne tierna pero prescindible pues mano de obra barata la hay de sobras
Soy de la opinión de que cuando en un estado, país, nación, o esa estupidez supina llamada patria, más del 25% de sus niños viven por debajo del umbral de la pobreza y los gestores, los que deciden los designios de dicha nación no actúan ni siquiera para darles un nombre, nos encontramos ante una sociedad profundamente enferma. Y no sirve mirar al de al lado ni levantar dedos acusadores contra los demás y decir los consabidos: “Yo no he sido” o “Yo no sabía”. Todos y cada uno de nosotros somos responsables de ello. La mayoría por simple “omisión de socorro”, por mirar hacia otro lado, por pensar que “a mí jamás me sucederá”, por cobardía, por no saltar a las calles y con una sola voz decir “NO. Ya basta. Queremos Actos”.


Mientras solo seamos capaces de mirarnos nuestros endiosados ombligos, mientras pensemos que eso que sucede es ajeno, estaremos actuando como ellos y de su lado. Mientras permitamos leyes que toleren, e incluso defiendan, la pobreza, la miseria y el hambre de los niños, no seremos mejores que los peores dictadores de la Historia. Mientras no aceptemos que los niños, todos ellos, sin distinción, nacen iguales, por más que nazis como Rajoy se empeñen en negarlo, formaremos parte activa del juego atroz de los asesinos. Mientras no queramos darnos cuenta de que los Niños, todos ellos, son el Futuro, nuestro futuro planetario como especie, seremos la misma calaña que esos que solo hablan.
Podemos hacer muchas cosas, no nos engañemos. Siempre se puede hacer algo por los demás, lo mismo que desearíamos que hicieran ellos por nosotros si un día nos fuera necesario. Lo primero y más importante es saber que esa miseria ya lo envuelve todo. Tomar conciencia y salir a reclamar, a quienes corresponda, que ya basta de juegos, que es momento de Actos. Lo segundo y más sencillo, participar en el abastecimiento de los bancos de alimentos de nuestras ciudades, promover acciones para que haya más actuaciones en ese sentido e inculcar a nuestros hijos el altruismo, una de las pocas cosas baratas que dan felicidad por sí mismas. Sí, podemos hacer muchas cosas, muchas, salvo olvidar.
Termino con la escena de una película que explica, con mejores palabras que las mías, cual puede llegar a ser el límite de la inacción y de la aceptación de que lo que sucede es “normal”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Cerdanyola del Vallès, Horror, Lucha ciudadana, relaciones humanas, terrorismo de estado y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s