árbitro de 17 años pierde el bazo tras brutal agresión de un policía

Leo esta noticia y dan ganas de llorar. Ya sé que no es una noticia importante, no va de primas de nadie ni de monarquías y gobiernos corruptos. Pero a mí me ha hecho pensar durante un buen rato y eso me ha llevado a escribir estas lineas.

No sé que pueda existir dentro del micro-cerebro de un machopolla como ese, que hubiera “asesinado” de la manera más cruel a un pobre muchacho de 17 años si los otros no lo paran. Imagino que su única ansia vital debe ser “lo que quiero y cuando quiero”. Puedo imaginármelo deseando a un hembra y cubriéndola lo desee ella o no. Lo puedo imaginar etílico venciendo en los bares, pero sin convencer a nadie… Puedo imaginarlo de muchas maneras y bajo muchas formas, salvo la de un ser humano.

Pero no es eso lo peor, lo peor de todo es que “eso” (no puedo calificarlo de otro modo) es un miembro de la policía nacional que trabaja en la brigada de Seguridad Ciudadana.Eso” es algo que pasó, imagino, una serie de controles para que se le diera un uniforme, armas y el poder para aplicar la violencia contra quien él desee, que para eso tiene esa potestad la policía.

Yo me pregunto:

Si “eso” ha sido capaz de hacer lo que ha hecho yendo sin uniforme, en público y a cara descubierta, ¿Qué no será capaz de hacer cuando esté protegido por su uniforme, sus armas, a escondidas y arropado por sus compañeros? Porque nadie me puede hacer creer que “eso” ha actuado así por el calentón del momento. Nadie, en su sano juicio y sin tendencias sádicas, actúa así por rabioso que esté. Para intentar asesinar a alguien de una paliza y por esa causa se debe estar en posesión de un cerebro tan enfermo y tal cortedad de intelecto que todo el entorno debe ser conocedor de ello.

Y una última pregunta: ¿Ese “eso” ha sido una caso aislado, un error de aquellos que deben juzgar que pueda portar un arma o, por el contrario, lo que persigue el cuerpo de policía, altos cargos y ministros del interior incluidos, es que los miembros de la policía tengan ese perfil? Porque será casualidad, pero el primer caso que conozco lo viví cuando estaba en la mili en 1976, que un policía descerrajó todo un cargador sobre la cabeza de una puta que no debió avenirse a sus deseos, y desde entonces, son incontables los casos de policías, de cualquier cuerpo, que agreden a mujeres, esposas, pobres desgraciados, cualquiera que no acepte sus normas.

No soy el padre de la víctima, pero como padre de unos hijos de edad parecida, considero necesario que a ese policía y si llega a la cárcel, cosas que dudo, se le aplique un poco de su misma medicina y que algunos le dejen postrado en una cama hasta el fin de sus días. Sé que no es un modo loable de hacer justicia, pero sí evitaría que pueda hacer daño a nadie más. Algo que a buen seguro sucederá cuando salga a la calle de nuevo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Horror, Lucha ciudadana, Pensamientos, terrorismo de estado y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s