Escraches (Lo que no desean entender los fascistas)

Parto de la idea de que: 

Ante un terrorismo de estado reiterado y la consiguiente ruptura del Contato Social, toda forma de actuación de la ciudadanía en su propia defensa es ética, necesaria y un deber del pueblo.

Por ello: si un partido en el poder se desentiende de la petición que le hacen 1.400.000 personas para modificar una ley hipotecaria que incluso Europa considera abusiva, si cada día se echa a la calle y a la miseria a una media de 300 familias sin que ningún político actúe en defensa de esa gente, si para echar a esas familias el estado, basándose en la legitimidad que ellos legislaron, se permite utilizar toda la violencia que consideren necesaria, significa que nos encontramos ante una ruptura total y completa de ese Contrato Social que, por si sola, debería habernos hecho salir a las calles y quemar Europa entera.

Pero a pesar de estar legitimados por razones éticas que están por encima de la ley, como hemos visto en el párrafo anterior, debemos actuar con inteligencia, con más inteligencia que la utilizada por ellos, al menos. No debemos caer en sus provocaciones baratas.

¿Debemos continuar con los escraches? Según yo lo veo, está claro que sí, y cada día más. Pero esas actuaciones deben ser totalmente silenciosas, pacíficas, sin insultos y sin pancartas malsonantes. Es necesario actuar para que la ciudadanía adormecida, caso de despertar, tome partido por la gente de la calle, sus iguales ante el enemigo común.

Para que eso suceda no debemos dejar ni un ápice de razón a los mentirosos e inmorales que nos des_Gobiernan. No debemos olvidar que ellos: políticos, curia, grupúsculos neonazis descerebrados, medios de comunicación afines… Cuando salen a mentir sobre los actos ciudadanos que les  son inconvenientes, lo hacen con la chulería propia del que se sabe vencedor porque tiene todos los medios a su alcance para que eso sea así: la potestad de legislar a su conveniencia, decidir arbitrariamente, destruir todo asomo de libertad y manejar a las policías y ejércitos en contra de la propia ciudadanía. Incluso no descarto la posibilidad de que pacten y financien a ETA de nuevo para poder criminalizar de un plumazo a españa entera (la que no piensa ni actua como ellos desean, claro).

Es por esa razón que es tan importante no darles el mínimo resquicio de razón, porque está claro que pueden vencer a unos pocos, pero jamás podrán vencernos si somos muchos. Jamás.

No descarto que a pesar de todo llegue un día en el que muchos terminemos en las cunetas, en los campos de trabajo, en los campos de exterminio, en las cárceles, tirados vivos desde aviones, torturados hasta la muerte… El ser humano, sus miembros enfermos a los que damos el poder, son capaces de legitimar toda aberración convirtiéndola en legal y llenándose después la boca con su amor a la Justicia. Pero por muchos individuos que se exterminen en el nombre de patrias, banderas, dioses o supremacías de clases o de razas; siempre quedará alguien con Ética, siempre prevalecerá un filósofo, un pensador, alguien con criterio propio capaz de levantar de nuevo a las gentes sencillas que no persiguen más que un mínimo de dignidad en sus vidas, para ellos y para sus hijos e hijas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lucha ciudadana, manipulación, Pensamientos, relaciones humanas, terrorismo de estado y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s