El Odio a la Música

Un cuarteto para salvar la vida, una obra que expresar el Dolor cuando ya no tiene mesura. Una manera de sobrevivir para poder contarlo después. ¿Qué hubiera sucedido si no hubiera quedado nadie, nos creeríamos lo que sucedió? Odio a la Música, sí, pero también un amor incondicinal por la capacidad que tiene de hacernos sentir, de acercarnos, aunque sea de forma muy sutil, a la experiencia humana.

Música que siento

¿Qué sucede cuando lo más hermoso, aquello para lo que se vive, es utilizado para la destrucción humana, incluida la de uno? Que muta en Odio, profundo, mayúsculo, eterno. Tras el cual ya nada es lo mismo ni distinto. Es otra cosa innombrable.

La música es la única de todas las artes que ha colaborado en la exterminación de los judíos organizada por los alemanes desde 1933 a 1945. La única que fue requerida como tal por la administración de los Konzentrationlager. Hay que subrayar, en detrimento de este arte, que fue el único que pudo acomodarse a la organización de los campos, al hambre, a la indigencia, al trabajo, al dolor, a la humillación y a la muerte.

La expresión “odio de la música” quiere expresar hasta qué punto la música puede volverse odiosa para quien más la amaba. Porque la Música atrae a los cuerpos humanos de manera inevitable. Nos…

Ver la entrada original 554 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s