España, miserable país de siervos en vez de ciudadanos

Así es la cosa. El español es un individuo que sabe de todo aunque no entienda de nada (y que no se me ilusionen en Catalunya, que soc català i nosaltres som tant o més provincians que la resta). Hablamos de fútbol y no hay entrenador que nos supere. Sabemos de todos y cada uno de los deportes de masas que proliferan por el planeta. Sabemos las vidas, milagros y biografías de todos y cada uno de los “mindunguis famosetes del tres al cuarto” que copan las parrillas televisivas de las cadenas berlusconianas, expertas en generar zombies. Sabemos tanto que hacemos alarde y gala de nuestra ignorancia. Así somos, la tierra de la incompetencia y la mediocridad, el paraíso de los libros abandonados y polvorientos.

Por eso no es de extrañar que un impresentable, un fascista corrupto de la misma tierra que nos regaló al enano matarife, saliera elegido presidente por el mero hecho de soltar tantas mentiras como el populacho era capaz de digerir. Y eso que algunos ya alertamos de ello.

Pero con todo, eso no es lo terrible. Lo terrible es la capacidad de entrega, esa muerte en vida de la criatura denominada española. Esa incapacidad, desinterés, cobardía, desidia… por salir a defender el futuros de sus hijos e hijas.

Si fueramo un país con ciudadanos en vez de siervos a ese criminal lo llevaríamos ante la Justicia para ser procesado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión, Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s