Pederastas y borbones

Considero algo normal que los colectivos se ayuden entre ellos. Cuando un médico mata a un paciente por negligencia asoman de repente cientos de colegas diciendo que si eso es algo que puede suceder, que si era difícil salvar al paciente. También sucede entre amigos, que se tapan los unos a los otros. Con los políticos sucede otro tanto, la caspa del PPSOE se protege de todos los palos que puedan venir de cualquier otro lado. Es algo tribal, imagino. La protección de los “inter pares”.

Hace muy poco ha sucedido que el borbón se ha ido a ver a su primo de Marruecos —que sangre azul, de ésa enferma, todavía queda para cientos de guillotinas—, y el reyezuelo alauita, como regalo, ha indultado a una serie de presos españoles entre los que se encontraba un pederasta.

El pueblo marroquí, dado que ese individuo agredió a once niñas también marroquíes, ha salido a la calle a exigir que ese monstruo vuelva a prisión a cumplir su condena de 30 años. Lejos de ser escuchado, el reyezuelo de Marruecos ha actuado como actúan los reyes y la nobleza: atacando de forma feroz a su propio pueblo —como se puede observar en las distintas fotografías.

Ahora me sobrevienen las preguntas ¿Cómo es que el borbón no ha puesto públicamente el grito en el cielo por la excarcelación de ese individuo, visto el clamor popular y conocido su espíritu democrático? ¿Cómo es que no ha llamado a su primo y le ha dicho che, nano, no te pases que me pones en un compromiso? ¿Cómo es que nadie ha movido un dedo salvo las porras y las armas de la policía marroquí golpeando a la gente que no reclamaba otra cosa que lo lógico en un caso de tamaña desvergüenza?

Yo me considero un gran ignorante en temas de alta política reálica y nóblica. Pero las respuestas que manejo, de manera inevitable y para poder entender todo esto son: que el borbón dictó al reyezuelo marroquí que ese criminal debía ser excarcelado. Que lo hizo porque le une algún tipo de relación con aquel y que esa relación, a pesar de ser aceptada y tolerada por la iglesia católica (y es que los niños van provocando), merece un mínimo de castración química.

Cabe la posibilidad de que ande errado, eso espero. Pero entonces resulta que al borbón, esos niños y niñas le importan una Puta y Real Mierda.

Llegado a ese punto, ambas conclusiones me producen el mismo asco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pederastas y borbones

  1. Esther dijo:

    Asco……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s