77 años del asesinato de Lorca

Hoy escribo a vuelapluma. Se me pasó que era el aniversario del asesinato de Federico García Lorca a manos de los fascistas. Unos fascistas, los hijos y nietos de los cuales  todavía copan todos y cada uno de los estamentos del estado, comandados ahora por la secta criminal del OPUS. Porque, tristemente, nada ha cambiado en españa desde entonces. Seguimos el mismo páramo de Ignorancia y Adoctrinamiento de entonces.

El asesinato de Federico no fue el asesinato de un Hombre. El asesinato de Federico es el intento perpetuo de terminar con la Cultura, con la Palabra y con la Voz. Algo de lo que son conscientes todos los fascistas de todos los regímenes de todos los colores de todos los lugares (aunque en españa más). Porque todo dictador sabe que cuando un poeta habla los corazones saltan en los pechos. Todo criminal matarife sabe que cuando un poeta recita sus versos hasta los falsos dioses han de postrarse ante la fuerza de sus palabras.

Los dictadores, los fascistas en este caso, los de entonces y los de ahora, le tienen miedo a la Palabra y a la Cultura y a las Voces de las personas que hablan desde su libre albedrío. Y es temor con fundamento. Porque cuando un Pueblo se permite Escuchar y Atender la voz desgarrada del poeta se despierta por dentro hasta romper las capas de adoctrinamiento a las que fue sometido por iglesias y señoritos machorros. Hasta liberarse.

Nacional catolicismo en la posguerra

Y un pueblo que se libera del yugo de las cucarachas negras que perviven en iglesias y capillas, un pueblo que levanta la mirada y se planta ante la insolencia de los fascistas, cuyos únicos cojones se esconden en las armas sus indignos uniformados; un pueblo que aprende a decir “NO”, un pueblo que se planta porque decide ser el único dueño de su Hambre o de su Fortuna es un grupo humano peligrosísimo que puede despojar a todas esas alimañas de sus potestades hasta exterminarlas.

Pero un pueblo así, desgraciadamente, nunca será el de españa, Federico.

Si pudiera hablar contigo te diría que se te echa de menos, que ahora España es un país de mantenidas que vendieron su alma al dios dinero. Los sindicatos, el ejército, la policía, la gran mayoría de políticos, los banqueros, casi todos los periodistas, casi todos los actores, escritores, gente de las artes y las letras, la gran mayoría de personas que pueblan españa son una putas que se venden por mayores o menores cuantías, pero unas putas de la peor calaña (y perdonadme amigas de la calle por utilizar vuestro oficio de modo tan peyorativo). Si pudiera hablar contigo te diría que apenas quedan personas valientes y dignas, que casi todos somos unos mediocres adoctrinados en manos de la misma iglesia indigna y los mismos fascistas indignos que te mataron a ti. Si pudiera hablar contigo te diría que tal vez llegue el día en el que a unos cuantos nos vuelvan a sacar de noche a darnos el paseo.

Si eso llega, Federico, nos veremos en las cunetas.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s