De Puta a “obrera” Puta, de chulo a Macarra “empresario”

Lo confieso, nunca he ido de Putas. Me considero un tipo con suerte y trabajador, que traducido quiere decir que: nunca me faltaron amantes y si no las tuve, fui un gran masturbador. Pero eso no quita para que el colectivo de las Putas sea uno de los que me merece más respeto junto con el de los maestros, médicos y bomberos. Su tarea siempre ha representado un bien social que, de no haber existido, habría plagado las calles de muchos más enfermos sexuales de los habituales.

A pesar de no haber hecho uso de ellas reconozco que la parte solidaria de mí siempre deseó esa imagen dulce del prostíbulo reglado: Una madama, Puta vieja, experimentada y retirada que acogía a las Putas jóvenes bajo su protección y les ofrecía contrato de trabajo, sanidad y un buen lugar donde refocilarse con la clientela. Sí, es verdad, muy de película ambientada a principios del siglo XX, pero como imagen, perfecta: la Puta autónoma, la Puta cotizando como industrial del sexo y con la misma dignidad que cualquier otro industrial autónomo que fuera a requerir sus servicios: “No te preocupes, Nadia, cuando acabemos de follar te miro el desagüe de la fregadera y hacemos números”. Maravilloso.

Lo malo es que quien va a legislar es el ala dura de la extrema derecha cristofranquista española, lacaya de “sheldones aldelsones”. Con lo que va a reconvertir a la Puta digna en una pobre Puta obrera. Y en vez de legislar a la Puta autónoma legislará al macarra empresario. Inimaginable. Porque si hasta ahora el trabajo de Puta ya era duro no quiero ni pensar lo que representará cuando, además, el chulo, hasta ahora el malo de la película, pase a ser el “jefe”, el “boss”, el “puto amo”, el empresario con derechos legales sobre la vida y trabajo de la pobre obrera social de la entrepierna. Si hasta ahora la Puta estaba jodida, ahora estará rejodida. Si hasta ahora podía tener la suerte de que el peso de la ley cayera sobre el chulo caso de ser sobre explotada, a partir de ahora, si se queja, caerá la ley sobre ella; poco más o menos lo que cualquier otro trabajador pero golpeada y torturada de manera experta para que no se note; con la familia sometida a continua amenaza, con más y más presión pero con menos sueldo… lo que viene a ser la reforma laboral pero con el chocho y una extrema violencia.

No debemos extrañarnos, el vicio llama al vicio y la clase social viciosa, la del ministro, claro, debe salir airosa, crecida y defendiendo los derechos de sus iguales ideológicos: los poxenetas. Imagino a ese neo franquista, producto excremental de pene sifilítico, metido en pensamientos dicotómicos entre sus misas y las Putas e imagino cómo debe culparlas de su debilidad carnal, norma primigenia del catolicismo. Todo ello mientras los “sheldones aldelsones” le dictan al oído sus necesidades futuras: tabaco, sí; proxeneta con derechos, sí; Putas con derechos, no; Putas siervas, sí; IVA reducido para el puterío, sí; parapolicías manejables, sí; derecho a la violencia, sí si la ejercemos nosotros; exenciones fiscales, quién habló de fisco…

Ya hace tiempo que os lo dije, el futuro de este puto país de capados pasa por reconvertirlo en el mejor prostíbulo del planeta, un lugar al que venir a invertir y a disfrutar: putas dóciles, regulación de las drogas al gusto, casinos, sueldos de esclavo, trabajadores serviles, viviendas baratas, sol todo el año… y si duele un poco la conciencia, dios, iglesias y clero en cualquier rincón.

¡Y todo más barato!

¡Para sí lo querría Macao!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión, terrorismo de estado, violencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s