10 años del “#11M”. Una masacre evitable

“Es importante darse cuenta de que la violencia-hambre, la violencia-miseria, la violencia-opresión, la violencia-subdesarrollo, la violencia-tortura, conducen a la violencia-secuestro, a la violencia-terrorismo, a la violencia-guerrilla; y que es muy importante comprender quién pone en práctica la violencia: si son los que provocan la miseria o los que luchan contra ella.”
Dilma Borges Vieira (atribuido a Cortázar)

Se cumplen 10 años del más terrible atentado que ha sufrido España en su historia. Las víctimas, como sucede la mayoría de las veces, gente humilde que acudía a su trabajo. Personas que no perseguían otra cosa que ir a ganarse el sustento de forma digna para mantener dignamente a sus familias y procurarles un futuro mejor.
¿Tenían alguna culpa todas esas personas? No, ninguna. Su única falta fue estar en el lugar equivocado y en el momento equivocado. Su único error, ser gente normal que aspiraban a una vida normal en un país normal. Porque la gente de la calle no sueña sino con cosas pequeñas y accesibles.
Los culpables fueron otros: la célula terrorista que orquestó la masacre, el que proveyó los explosivos, el de la furgoneta, el ácido bórico, el titadine… Herramientas; bien humanas, químicas o mecánicas, pero todas ellas capaces de hacer el mayor daño posible con el mínimo coste.
Podríamos acabar aquí. Llorar un poco por las víctimas —tras diez años las lágrimas brotan menos—, odiar un poco más a los causantes directos de tanto daño, hacer los homenajes pertinentes y esperar a que mañana desplace a este hoy de tristeza.
Pero hacer eso sería como culpar de ese terrible asesinato solo a “las consecuencias” sin pararnos a analizar su origen, “las causas” que llevaron a que esa célula terrorista escogiera España para asesinar a gente trabajadora. Hacer eso sería como aceptar que el culpable de la masacre solo es aquel que aprieta el gatillo.
Por esa razón yo querría recordar hoy, en este décimo aniversario, al señor José María Aznar. El criminal que junto con George Bush y Tony Blair, y basándose en la mentira de unas inexistentes armas, fue responsable de la invasión de Irak y la posterior destrucción sistemática de todo el país.
Un individuo que ahora, todavía hoy y al igual que los otros dos, se mueve con la cara alta y la mirada altiva del megalómano enfermo que es; pero al que la Historia tratará como se merece: como un criminal genocida que, a cambio de salir en una foto y de ciertas prebendas personales, responsabilizo a España entera de la muerte de miles de personas en Irak y fue “Causa” primera de que un célula terrorista de AlQaeda decidiera poblarla de muertos. Ellos son los verdaderos asesinos, los instigadores y promotores de la barbarie.

:::

Termino con mi homenaje personal para todas las víctimas de horrible atentado del 11M

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, españa, Historia, Horror, terrorismo de estado y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s