¿Habrá Justicia para los malvados? Caso Madrid Arena

Leo esta noticia e intento imaginar que soy el padre de alguna de las pobres chicas a las que se dejó morir. Me cuesta, pero lo intento. Intento imaginar lo que pude sentir entonces, al enterarme de su muerte, y lo que podría sentir ahora cuando me dicen que unos tipos, «con título de doctores en medicina», no realizaron los esfuerzo necesarios y dejaron morir a mi hija como si fuera un animal.
¿Qué haría al conocer esta noticia? Sé que es ilegal ir a por ellos y matarlos. Pero, ¿sería justo que lo hiciera? Está claro que no, al menos basándonos en la idea de que hay una Justicia y que ésta debe prevalecer sobre la idea de venganza.
Pero, ¿será justa esa Justicia y caerá sobre esos individuos con todo su peso hasta aplicarles la pena que merecen (la máxima estipulada por la Ley) o, por el contrario, les tratará con el amiguismo imperante desde que gobierna el PP y saldrán el libertad o, peor aún, serán indultados por el ministro de justicia más criminal que ha tenido españa desde la muerte del dictador Franco?
Tengo el pálpito, dada la inmundicia humana de que está formado el partido en el «poder» —considero un insulto a la inteligencia llamarlo «gobierno»— de que sucederá lo de siempre: se jugará con la Ley hasta que desaparezca todo vestigio de Justicia. Se mareará la perdiz, la Fiscalía se reirá de los ciudadanos, se presionará a los jueces, se cometerán todo tipo de atropellos legales que irán apartando la noticia hasta hacerla caer en el olvido de todos… salvo de los padres y familiares de esas cinco criaturas «asesinadas» —pues un cúmulo de despropósitos, nacidos en el amiguismo, alimentados por el afán de negocio y terminados en un acto como el de esos “¿doctores?” debe ser llamado asesinato—.
En un país civilizado, en un estado de derecho, un caso como el del Madrid Arena, solo ese, sería suficiente para hacer tambalear a todas las instituciones, incluida gente importante del mundo de la política como la alcaldesa de Madrid, una criatura que va por el mundo sin currículum alguno; una impresentable que, mientras el dolor asolaba Madrid, se escondía en un SPA de lujo pues para ella los ciudadanos no son nada fuera de las urnas.


Pero no debemos olvidar que estamos en españa, donde la política del partido popular, basada en el amiguismo, el compadreo y la corrupción, ha hecho desaparecer todo vestigio de Justicia. Aquí, el caso del Madrid Arena, solo será uno de los muchísimos que servirán para enterrar aún más la Dignidad de los españoles, incluidos aquellos pobres engañados que les regalaron su voto.
Termino con la pregunta de nuevo: Sé que es ilegal ir a por ellos, pero, ¿sería justo que como padre lo hiciera? ¿Sería justo que como sociedad a la que se le está robando hasta la Dignidad, lo más sagrado, fuéramos a por ellos? Quiero pensar que estamos a tiempo. Quiero pensar que el PSOE no pactará con ellos. Quiero pensar que se formará una gran coalición, alguna cosa que abra un resquicio democrático que consiga echar, por la vía de las urnas, a todos esos criminales y asesinos que se han apoltronado para humillarnos como personas. Pero hemos de darnos prisa. Ellos se la dan. Y si no los echamos pronto, del modo que sea, españa podría terminar en un baño de sangre, pues ellos no piensan detenerse ante nada, esas son las órdenes recibidas de sus amos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos, Lacras políticas, Lucha ciudadana, terrorismo de estado y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s