ÉBOLA Y GUARDIA CIVIL, (esbozo para un cuento infantil)

Un rincón literario

Hasta ese momento la certidumbre para la gente de NorteRico era que con una Valla alta, llenita por arriba de hojas afiladas como bisturíes, y con una policía adoctrinada pegándole a los pobres del SurPobre que intentaran saltarla, se frenaría toda posibilidad de que la miseria de África afeara las bonitas calles, llenas de lindos coches, en las que vivía la gente de bien.

Sucedió entonces que apareció entre los pobres del SurPobre un enfermedad muy fea, producida por un virus muy, muy pequeñito, que provocaba que los pobres del SurPobre que se infectaban tuvieran hemorragias internas que terminaban por matarlos de forma cruel y con mucho sufrimiento.

Mientras eso pasaba, los ricos del NorteRico, absortos en sus maravillosos móviles construidos con la sangre de los pobres del SurPobre y en los lindos programas color pastel de sus cadenas televisivas, seguían sin enterarse de nada. Total, ¿a quién interesan unos…

Ver la entrada original 470 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s