Luís Paniagua – De sonido puro a ruido mezquino

Lo más triste de todo es que desde ese mismo instante el sonido que hasta entonces me pareció nacido de un alma limpia ahora sonaba mezquino, vacío y vulgar. Desde entonces me es imposible escucharlo sin desprecio. Ahora, todo lo que me relacionaba con alguien a quien respetaba ha debido desaparecer pues no soporto el asco que me produce sentir que ese ruido infame infecte mí alma.

Música que siento

Le conocía desde antes, desde los trabajos con Atrium Musicae, pero hasta que alguien, no recuerdo quien, me hizo escuchar uno de los temas de “Nanas del Sol” no descubrí su sonido. Fue como si un soplo de aire fresco llegara a lo más profundo de mi espacio sensitivo. Así llegué a enamorarme de la música de Luís Paniagua.
Poco a poco me sumergí en ese espacio sencillo y a la vez tan vasto, y mientras eso sucedía descubrí el trabajo fotográfico que hacía Daniel Osvaldo Caso: fotografías del agua de los canales de Amsterdam. Otra maravilla. Momentos irrepetibles del agua.
Con ambos mundos ante mí, uno auditivo y el otro visual, pensé en hacer un trabajo que sirviera para mentalizar a las personas del consumo responsable del agua. Hice un esbozo y, como no podía ser de otro modo, pedí permiso para poder publicarlo. Obtuve el permiso de Daniel…

Ver la entrada original 886 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s