Sin desenterrar a todos los muertos jamás enterraremos todos los odios

 

El Gobierno repatria a miembros de la División Azul mientras ignora las fosas de republicanos: Defensa ha reconocido su participación en la las repatriaciones de restos de españoles que lucharon en la División Azul tras una pregunta parlamentaria formulada por Amaiur.

Leo en Público.es la noticia reseñada arriba. En ella me entero de que el Ministerio de Defensa ha admitido su participación en el proceso de repatriación de los restos de los españoles que durante la Segunda Guerra Mundial lucharon en la División Azul del lado de la Alemania de Hitler y su colaboración, para ese fin, con la Asociación de Españoles desaparecidos en Rusia.

Me parece maravilloso. Lucharan contra quienes lucharan, todas las familias deberían tener derecho a poder enterrar a sus muertos con dignidad. Todas las familias deberían poder tener un lugar en el que visitar a sus ancestros. Pero a pesar de lo fantástico de la noticia debo utilizar los verbos en condicional: “deberían” en vez de “deben”. Porque en la misma noticia leemos que mientras el estado se permite ese dispendio, desde el año 2012 no dedica ni un euro a financiar la exhumación de republicanos fallecidos durante la Guerra Civil y la dictadura de Franco. Ahí es donde se ve la extrema violencia con la que aquel asesino aún hoy nos sigue tratando.

Pero algo deberían saber los actuales cómplices fascistas de aquel franquismo criminal: Cuando solo interesan una parte de los muertos se pone en evidencia que existen todavía unos vencedores y unos vencidos. Y mientras esa distinción siga vigente no habrá terminado la guerra civil. Y mientras no se desentierren todos y cada uno de los cadáveres no podremos enterrar los odios que los provocaron y españa seguirá en guerra.

España, si aspira a ser un “estado” de derecho, más allá de una vergonzosa patria sin dignidad, no debe permitir que un dictador asesino y todos los secuaces que le secundaron y aún hoy le secundan, queden impunes ante la Historia de la destrucción humana que provocaron. Un asesino como Francisco Franco ha de ser tratado al mismo nivel que asesinos como Pol Poth, Hitler o Stalin y sus crímenes deben escribirse en todos los libros de Historia, conocerse igual que se conocen los de los demás y situarle al mismo nivel de bajeza al que han quedado los otros. Que nadie olvide que aquel asesino dejó en las cunetas más de cien mil cadáveres. Que nadie olvide que la posguerra española generó más muertos que la suma de los producidos en los dos bandos durante la guerra. Que nadie olvide ni perdone. 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en españa, Horror, Lacras políticas, Lucha ciudadana, manipulación, Opinión, terrorismo de estado, violencia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sin desenterrar a todos los muertos jamás enterraremos todos los odios

  1. icástico dijo:

    Les encanta provocar. Esta repatriación es una de sus infinitas maneras de insultar. No descansan.

    • Manel Artero dijo:

      Lo más triste es que siguen sintiéndose “los vencedores”, porque toda esa caterva de criaturas, herederos del franquismo nacionalcatólico más casposo y abyecto, ya no se esconden como antes; van a cara descubierta y con toda la altivez y chulería de que son capaces.
      Franco no solo mató estando casi muerto, es que sigue mandando en españa.
      Ni el Cid.

      Gracias por tus palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s