El humo tóxico de la corrupción española

El Periscopio

Ahí la tenemos: la corrupción española desenmascarada en toda su crudeza. En toda o en parte, porque cada día nos depara nuevas capítulos de lo que, sin serlo, parece una novela negra. Es impresionante, increíble, que políticos y medios puedan seguir hablando de elecciones, de pactos -hasta con el PP como hace Ciudadanos-, de eslóganes, seguir como si nada cuando la corrupción se desparrama de forma tan escandalosa por las venas de esta sociedad maltratada. En su marcha de autómatas guiados por su propio horizonte, obvian que España es un coche con una bomba de relojería incrustada en el motor. La que nos aprieta cada día y nos está aniquilando. La que puede acabar con nosotros.

David Marjaliza, el socio del que fuera alto cargo del Partido Popular Francisco Granados, ha tirado de la manta. De una de las mantas: la Púnica. Empieza a dar la impresión de que en…

Ver la entrada original 1.128 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s