#felipegonzález, el terrorista que defiende a ciertos dictadores

felipe gonzález nos deja claro, en una pocas palabras,  quién es, quién fue y a quién ha defendido siempre mientras le alimentábamos su gula insaciable.

Una de esas criaturas cebadas, hartas y satisfechas que vive bajo los auspicios de las grandes empresas de españa como una mantenida y al que todos conocen como felipe gonzález, se desayunó hace unos días con unas palabras que pudieran sonar un tanto raras en alguien que dijo luchar contra el general traidor y golpista que arruinó españa hasta los cimientos.
Sé que es difícil ahora convencerle de nada, en su estado de enamoramiento, con lo que le gusta que sus amantes se le follen la dignidad con canutos gruesos de billetes de 500 €. Nadie podría sacarle del error (caso de serlo, que lo dudo).
Así que, dado el giro hacia las relaciones amorosas que parece haber tomado este artículo de opinión, intentaré hacer unas reflexiones destinadas a comparar esa cuantificación que hizo de la maldad humana desde el punto de vista amoroso.
En mi opinión es un planteamiento insultante para las víctimas cuestionar si un hombre que le da sesenta navajazos a su mujer es menos respetuoso con ella que quien le da solo cuarenta. Ni se debería sacar la vara de medir para dirimir si diez navajazos dados en el corazón son más respetuosos que ocho dados en la cara. Un cerdo sádico asesino de mujeres es un cerdo sádico asesino de mujeres por más que queramos atribuirle más o menos crueldad y respeto en sus agresionesLo mismo que unos criminales golpistas y traidores a sus países como franco y pinochet no están un ápice por encima ni por debajo que Pol Poth, Hitler, Idi Amin Dada, Stalin o la puta madre que los parió a todos ellos. Toda esa calaña, la pongamos donde la pongamos fueron, son y serán unos asesinos psicópatas que lo menos que merecerían es ser comidos por los cerdos y la mierda que estos cagaran, enterrarla en la sima más profinda de la Tierra.
Visto esto, imagino que nadie se extrañará ahora, por fin, de que fuera él y no otro quien inventara los GAL, que fuera él y no otro quien reistaurara el terrorismo de estado al más puro estilo de los dictadores a los que lame el culo, y que sea él y no otro el más acérrimo defensor de las derechas más casposas y cavernarias de este triste páramo de mierda llamado españa.
Desearía tener salud para verle morir y hacer lo que hice cuando murió franco, su ídolo escondido, celebrarlo hasta donde el corazón, el hígado y los pulmones me lo permitan.
Así ardas en el Infierno.

Esta entrada fue publicada en Opinión, terrorismo de estado, violencia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s