La delgada línea que separa un carril bici de los genocidios

Principio de orquestación.
La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad”.
(Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler)

El Periscopio

Se trataba de rechazar el canal bici que defendía el concejal de Aranzadi-Pamplona En común, Armando Cuenca. Su oponente. Juan José Echevarría, de UPN, explicó con estas sentidas argumentaciones porqué tal utopía no podía llevarse a cabo. Pamplona acabaría arrasada por los Talibanes.

Atiendan a la Teoría de las Utopías en la que Echevarría es experto.

En estos duros tiempos que vivimos no viene mal un poco más de esperpento. Aquí disponemos de figuras como Trump, menos millonarias, eso sí, pero dispuestas a todo para evitar que los pamploneses tengan carril bici. Uno sabe cómo empiezan las cosas, pero no hasta dónde pueden llegar.

Vía Meneáme.net

Ver la entrada original

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s