Vivir y morir sin luz en la España que no cuenta

El Periscopio

mujer-vela-gerrit_dou_-_oude_vrouw_bij_een_kaars Mujer con vela. Obra del pintor holandés Gerrit Dou, Siglo XVII. Siglo XVII.

Poco se sabe de Rosa, la anciana que murió en la madrugada del lunes, víctima de un incendio en Reus. Para sus vecinos era “la del 2º B” y nada más. Una vela prendió fuego en la noche y Rosa, de 81 años, se ahogó con el humo. Llevaba dos meses sin luz eléctrica. Se la había cortado Gas Natural Fenosa por impago. La indignación por el caso mueve a todos los estamentos implicados buscando responsabilidades, exigiéndolas, echándolas fuera, la diatriba habitual cuando una tragedia de estas características se hace pública. Lo cierto es que Rosa está muerta, un hecho irremediable.

Hay 5 millones de personas en parecida situación de carencia energética, personas que no pertenecen a la España de los De Guindos y las Bruselas, los Rajoy y su corte de cómplices, el PSOE copartícipe, las…

Ver la entrada original 802 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s