Cartas desde Barbastro – Lazo negro 13

¿Se encontrarán de nuevo Alma y el padre ‘Angel, permitirá dios su pecado de lujuria?

Un rincón literario

San Leonardo de Yagüe (un preinfierno)

Alma,
Yo también te llevo retenida. Aferrada a mí e impregnando todo lo que me rodea. Cómo sino iba a soportar lo que sucede a mi alrededor.

Has de saber que pedí audiencia con el obispo. No podía más y me lancé a ello. Pero no llegué a él, tan solo a uno de sus secuaces (no sé definirlo de otro modo). Me dijo que el obispo no deseaba verme y que le transmitiera a él mis peticiones. Yo le dije que necesitaba que me devolvieran a Barbastro, que si alguna pena hube de purgar, con aquello ya había sido suficiente. No sabes dónde te has metido, ¿verdad?, me dijo, nuestras acciones tienen consecuencias, y las tuyas no han hecho más que empezar. Le dije entonces que colgaba los hábitos, de manera definitiva e irrenunciable, que no estaba dispuesto a soportarlo más. Deberías haber…

Ver la entrada original 507 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s