Iglesia, Fascismo y Represión (2). Curas que matan.

Si la primer cualidad que define al español es la Envidia, entendida siempre con el ánimo de destruir al envidiado, le sigue esta: el fundamentalismo ultracatólico que infecta a grandes masas de ignorancia y estupidez.

¡Virgen santa qué miedo dan!

EL CAVALLER DEL CIGNE ciutadà valencià de nació catalana //*//

Sacerdotes españoles armados alrededor de una batería.

← página anterior

La Iglesia católica española, que había vivido la llegada de la República como una auténtica desgracia, se apresuró a apoyar la sublevación militar de julio de 1936. No lo dudó. Estaba donde tenía que estar, frente a la anarquía, el socialismo y la República laica. Y todos sus representantes, excepto unos pocos que no compartían ese ardor guerrero, ofrecieron sus manos y su bendición a la política de exterminio inaugurada por los militares rebeldes. Tras casi tres años de guerra, el plebiscito armado que decían los obispos acabó el 1 de abril de 1939 con la victoria incondicional del Ejército de Franco. La Iglesia y el enviado de Dios hecho Caudillo caminaron asidos de la mano durante casi cuatro décadas.

Ver la entrada original 2.477 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s