¡Basta de violencia y basta de ocupación en Gaza!

Hagamos posible la paz y el respeto a los derecho humanos en Palestina y en Israel

Manifest en català

Manifiesto de diversas ONG catalanas ante la nueva escalada de violencia en el Próximo Oriente

De nuevo, la espiral de violencia y de destrucción ha estallado en el Próximo Oriente y, como suele ser habitual, el pueblo palestino está sufriendo salvajemente sus consecuencias.
Lo que inicialmente fue el enésimo capítulo de la tensión entre Israel y Hamás ha derivado en un brutal ataque sobre la Franja de Gaza. Si, fruto del bloqueo y del asedio que sufre habitualmente, la situación en Gaza ya tiene dimensiones de castigo colectivo, atacar y bombardear el territorio se convierte en una crueldad profundamente intolerable.
El lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza sobre territorio israelí, con el peligro de provocar víctimas entre la población civil, es una acción condenable y que aleja la solución al conflicto. Pero que nadie se equivoque: las cifras de muerte y de destrucción evidencian, de forma clara e innegable, la brutal actuación del ejército israelí: según cifras de la UNRWA de 28 de julio, 1.067 palestinos muertos (un 70% civiles, de los cuales un 30% niños), 6.223 heridos y 170.461 desplazados. Por el lado israelí, según cifras de B’Tselem el mismo día, 45 muertos (43 de los cuales, soldados).
Que hospitales, escuelas y espacios habilitados y gestionados por Naciones Unidas para acoger a los desplazados hayan recibido también los impactos de los bombardeos demuestran un nulo respeto hacia el derecho internacional humanitario y una absoluta indiferencia hacia el sufrimiento del pueblo palestino. Pero si esta constatación ya es suficientemente dolorosa, todavía lo es más darse cuenta de la pasividad, cuando no directa complicidad, de la comunidad internacional antes esta situación.
Sin duda, ahora es absolutamente urgente conseguir el establecimiento de un alto el fuego. Es necesario que todas las personas, organizaciones, gobiernos y organismos internacionales se comprometan activamente en hacerlo posible. Este conflicto solo tiene solución política y permitir la continuidad de la violencia solo añadirá más muerte, sufrimiento, dolor y destrucción. Un alto que tiene que permitir también las tareas humanitarias ahora severamente perjudicadas o impedidas.
Pero, inmediatamente después, es necesario gestionar un conflicto que lleva demasiadas décadas sin abordarse y que la comunidad internacional, o bien por complicidad o bien por desgana, ha dejado pudrir.
La solución, ya hace tiempo que lo denunciamos, es cada vez más difícil: la idea de dos Estados libres, uno israelí y uno palestino, viables y conviviendo pacíficamente, parece cada vez más alejada. Desde el acuerdo de partición de Naciones Unidas en 1947, el gobierno israelí ha trabajado los últimos años de forma clara i evidente para hacerlo inviable: ocupando y anexionando territorios palestinos, instalando asentamientos en el poco territorio palestino que queda, dificultando la vida diaria de palestinos con el muro y el control de fronteras, boicoteando el ritmo económico, bombardeando siempre que lo ha considerado necesario, etc. Y, ante todo esto, la comunidad internacional, con Estados Unidos a la cabeza, pero también la Unión Europea, no han ejercido ninguna función crítica, correctiva y de control a un Estado que ayudaron a crear.
En Israel, el peso de un discurso militarista invade cada vez más la política y la sociedad. Las fuerzas políticas más intransigentes van creciendo y tienen mayor influencia en el parlamento y en el gobierno que antes. En cambio, las personas y las organizaciones favorables al diálogo y a la paz pierden peso y quedan cada vez más arrinconadas y, últimamente, sufren persecución legal y social.
En Palestina, la frágil unión política entre Al Fatah y Hamás, añadidas a la desesperación y frustración de la población ante tantos años de ocupación y falta de perspectiva, dibujan una escenario inquietante.
Pero, aunque una solución justa y pacífica al conflicto parezca ahora muy difícil, es evidente que apostar por la violencia y la vulneración de los derechos humanos seguro que la aleja. Todo conflicto puede ser revertido en su dinámica de violencia y degeneración. Y tanto en Israel como en Palestina hay personas y colectivos organizados que luchan por un futuro de dignidad y justicia, respeto a los derechos humanos y construcción de paz. No podemos darlo por perdido.
Es necesario parar la dinámica de violencia, poner fin a la ocupación del territorio palestino, apoyar a los actores de paz, crear espacios de diálogo social dentro de cada país y entre los dos países y fomentar ámbitos de negociación diplomática que aborden los factores del conflicto, con la voluntad de encontrar una solución justa y satisfactoria que impida nuevos derramamientos de sangre en el futuro.
Las personas y las organizaciones comprometidas con la paz y los derechos humanos, debemos implicarnos: campañas de solidaridad, acciones de boicot contra la ocupación israelí, denuncias de las violaciones de los derechos humanos, favorecer marcos de diálogos y solidaridad con los actores de paz palestinos e israelíes, etc. Podemos hacer mucho. I tenemos que hacer aún mucho más.
Es responsabilidad de los Estados y de los organismos internacionales multilaterales afrontar seriamente la situación y trabajar incansablemente para encontrar una solución pacífica y justa al conflicto. La comunidad internacional no puede tolerar que un Estado que creó a través de Naciones Unidas incumpla sistemáticamente las normas que emanan de este organismo. La dimisión de los Estados y de la comunidad internacional en la superación de este conflicto es una grave irresponsabilidad cuando no una complicidad con una situación intolerable.
Las personas y las organizaciones comprometidas con la paz y los derechos humanaos tenemos que presionar a los Estados y a los organismos internacionales para que no dimitan de su responsabilidad.

Organizaciones firmantes del manifiesto:
Associació Amics de la UNESCO de Girona
Associació Catalana d’Esperanto
Centre d’Estudis per a la Pau JM Delàs
Federació ACAPS – Solidaritat amb els sahrauis
Federació Catalana d’Associacions i clubs UNESCO
Federació Catalana d’ONG per la Pau, els Drets Humans i el Desenvolupament (la Fede.cat)
FundiPau (Fundació per la Pau)
Grup d’Educació per la Pau
Institut de Drets Humans de Catalunya
Moviment per la Pau (MPDL-Catalunya)
Plataforma per la Pau Lloret de Mar
Servei Civil Internacional de Catalunya
SIOF (Objecció Fiscal a la Despesa Militar)
Universitat Internacional de la Pau

Para adhesiones de ONG y de colectivos dirigiros a: FundiPau info@fundipau.org

Consume Navidad, Jesús lo quiere y el burro también

POEMA
Familia: hermanos, tíos, padres, sobrinos, nietos… da igual la edad: seis meses, 70 años, 20 años, 12 años… todos necesitan cosas, objetos, abalorios, tonterías, regalos, cajitas de colores. Amigos invisibles, amigos de 5 a 15 euros. Amigos del alma, amigos azules, amigos con bolsa, envueltos… amigos a un precio, a dos precios. Consume, consume, consume… las luces de las calles lo claman, te lo piden, TE LO EXIGEN. Consume, consume, consume. El buen Jesús, ese del pobre pesebre, te mira mientras compras, compras, compras. Y su mamá, y su papá, y el angelito. Santa Claus, Papá Noel, San Nicolás, el Tió, la bruja pirula y el demonio Pedro Botero te mirán y controlan. Consume, consume, consume. La Felicidad se compra, la Felicidad se paga, la Felicidad tiene un coste en lucecitas, que lo sepa todo el mundo: Lola, la vecina del tercero; los López, los vecinos enfrente. Lucecitas de colores, felicidad; lucecitas en el balcón, felicidad, lucecitas parpadeantes, felicidad. Dos tiras de lucecitas, felicidad. Cinco tiras de lucecitas, Felicidad. Diez tiras de lucecitas, FELicidad. 100 tiras de lucecitas FELICIDAD. Que todos sepan que eres 50 euros feliz, 100 euros feliz. Porque la felicidad se compra en Navidad. Compra, consume, consume, consume. Consúmete consumiendo porque solo así serás feliz.

MANIPULACIÓN

LA REALIDAD NO ES UN CUENTO

En todos los centros comerciales, que en los últimos años han proliferado como las setas, encontraréis tiendas: Zara, Massimo Dutti, Pull&Bear, Oysho, Stradivarius… entre otras. El “amo” de todo ese imperio, de nombre Inditex, es un señor llamado Amancio Ortega.
Bien, Amancio Ortega ha salido arriba de todo de la lista Forbes de los cien más ricos de españa. Su fortuna personal se calcula en unos 47.600 millones de euros. Para que os hagáis una idea de la cantidad de dinero que estamos hablando —que de eso los pobres entendemos más bien poco—, imaginaos que si a este señor le quedaran 70 años de vida, dispondría diariamente para café, tabaco y putas de 1.863.014 euros. Sí, diarios, no me miréis así y haced la división si no os lo creéis: 47.600.000.000/(70*365).
La pregunta ahora es: ¿Lo ha ganado honradamente? Yo lo dudaría. Difícilmente se gana tanto dinero de forma honrada. Os cuento porqué. Lo primero que hace una empresa como esta es des-localizar la producción. Cierra todas las fábricas y los talleres españoles, con personal demasiado caro y con demasiados derechos, y se van a países donde no existen los derechos sociales ni laborales y donde pueden producir con mano de obra prácticamente esclava (ver Bangla Desh fue un caso sonado). Ese es su modelo de producción, delegar la crueldad en terceros, para así tener las manos limpias de sangre y que no se manche el dinero.
¿Y ahora, esa ropa mancha de sangre va a las tiendas? No, no seáis inocentes. Este tipo de multinacionales montan empresas Off-Shore de accionariado anónimo en paraísos fiscales, no serán tan imbéciles de pagar los impuestos, para eso está la masa trabajadora. Desde esas empresas Off-Shore compran barato al país productor y obtienen buenos beneficios, pero están en el paraíso y no pagan por ello. Después se lo venden al país de destino pero caro, de manera que queda poco margen de beneficios en el lugar donde SÍ “pagarían” impuestos. “¡Peazo joputas!” diréis que quieren pagar pocos impuestos.
Sí querido lector, pero los legisladores de un país como españa todavía se permiten hacerles un par de favores más, el menos importante es la ley que se ha cargado casi todos los derechos laborales de los trabajadores —que la Derecha no está para tener asalariados, está para tener siervos—. El favor realmente bonito es que estas multinacionales montan un artificio legal que son unas sociedades opacas llamadas “SICAV”. A través de ellas, gente como Amancio Ortega, el protagonista de nuestro cuento, solo pagará, caso de tener beneficios, un 1% de impuestos. Preguntad a vuestros papás, si todavía tienen suerte de trabajar, cuánto pagan de IRPF en sus nóminas.
La cosa termina en las tiendas luminosas de las que hablábamos al principio donde se contrata a personas a las que nadie cualifica ni prepara. Simples máquinas de consumir vida plegando ropa, preparando expositores, cobrando a bultos anónimos con cara humana… en horarios indignos, incluidos los fines de semana que sean necesarios.
Y ya está. Así es como se amasan fortuna de 47.000 millones de euros. Actuando de forma injusta, a pesar de ser legal. Y con nosotros, pobres Imbéciles, comprando embobados sus productos de bajo precio aunque carísimos en sangre y dignidad. Nosotros, estúpidos narcisistas aborregados, convirtiéndonos en cómplices de esos criminales generadores de miseria a los que no solo regalamos nuestra sangre y la de nuestros hijos, sino que además les pagamos los impuestos.

***

Un poco de música para calmar los ánimos

Carta a los encerrados en el rectorado de la UAM

Encierro rectorado UAM,

Toda Revolución necesita un nido donde incubarse, una sangre joven con la que luchar y unas mentes capaces de desarrollar y extender las ideas. Ese lugar existe y es más peligroso que los uniformes o los tanques. Es tan peligroso que es la primera cosa que todo régimen totalitario, sea del color que sea, intenta destruir y manipular: La Universidad.

En una españa triste,
en la que los personajes públicos se corrompen por treinta monedas en las televisiones berlusconianas,
en la que las gentes de las Artes, las Letras, la Música —con muy dignas excepciones— se han prostituido a la espera de que les sean otorgadas prebendas de las que creen merecedores (pobres miserables).
en las que la corrupción se ha institucionalizado en el Gobierno, partidos, sindicatos, policía, ejercito, iglesia, monarquía, patronal… infectando a su paso a casi todos los estratos de la población (vacío humano).
en la que hemos perdido de vista lo Importante (el Futuro planetario y de la Juventud) para perdernos en lo Urgente (una nada que nos aboca al abismo humano y económico)…

En una españa en la que nos ha robado hasta la Dignidad como personas, es necesario que la Universidad, los jóvenes —aquellos que viviréis en un futuro que os habrán robado porque vuestros padres fueron unos cobardes incapaces de salir a las calles a defenderos—, toméis las riendas y propaguéis las palabras: NO y YA BASTA.
Solo desde la Cultura y el Conocimiento se alcanza el Criterio, la palabra maligna que da a quien la conoce la capacidad de decidir por sí mismo y para los demás sin necesidad de adoctrinamiento.
No sé hasta dónde podáis llegar, ni sé si mi provinciana catalunya u otras comunidades tan provincianas como la mía, serán capaces de secundar vuestra labor. Solo sé que ahora mismo vuestra acción es tan necesaria como el aire que respiramos, por ello os mando un abrazo en la lucha y mi más completo apoyo en todas y cada una de las acciones que llevéis a cabo, desde las pacíficas hasta aquellas que contengan la violencia que sea necesaria para no arrodillarse ante nadie.
El futuro es solo vuestro, los que ahora os lo pretenden robar no estarán en él, se lo cederán a sus cachorros para que os sigan controlando. No cometáis el error de vuestros padres: no aceptéis vivir de rodillas por unas monedas de mierda, la Dignidad está muy por encima de eso.
Os dejo con las palabras de uno de los pocos capaz de explicarnos.

Un abrazo.

Zapatero, Rajoy y un reyezuelo. Trinidad criminal del siglo XXI

Corren ríos de tinta con la maniobra de despiste Bárcenas-PP-Rajoy. Es como si, de repente, nos diéramos cuenta de que los seguidores a ultranza de las teorías neoliberales, los herederos de la caspa fascista que mantuvo más de treinte años a un enano matarife en el poder, los nietos de aquellos asesinos que financiaron y promovieron, junto con una iglesia católica fundamentalista, todo aquel río de sangre, no son gente honesta y clamáramos al Cielo por ello.

Y claro que no lo son, ¿qué esperábamos, pobres estúpidos? Ellos son criminales a sueldo financiados y mantenidos por las grandes fortunas. Indecentes, inútiles integrales cuyo mayor reconocimiento es parar las manos para que les echen dinero en ellas tras cada fechoría acometida contra una ciudadanía a la que consideran inferior.

Porque ¿dónde se ha visto que convivan Derecha y Democracia? Si la Derecha es la mayor enemiga del sufragio Universal. Si la Derecha lo único que sabe hacer, muy bien por cierto, es mover los hilos que sean necesarios para subyugar a las masas bajo el yugo de las minorías que se suponen, superiores. Por definición, no pueden confluir Ética y Derecha. Lo mismo que es antinatural mezclar Monarquía y Democracia. Son Imposibles per se. Por tanto Rajoy y su camarilla de impresentables no iban a ser menos. Seres despreciables que venderían a su madre por dinero y poder, las únicas cosas que pueden suplir su vacuidad interior, las Nada que son.

Pero con todo lo que puedan ser esos indecentes del Partido Popular, no son criticables. Ellos actúan honestamente, jodiéndonos a todos, cierto, pero fieles a sus ideales: controlar, adoctrinar o incluso eliminar el material sobrante (clase obrera) en aras de una minoría que les llena los buches mientras la enriquecen a golpes de “decretos ley”: iglesia, grandes fortunas y ejércitos.

Lo cierto es que a quienes primero habría que colgar de los genitales son a todos aquellos imbéciles, clase obrera que se pensó clase media-alta porque pudo comprarse un audi a plazos. Pobres imbéciles ignorantes, cretinos que lamen la mano del amo porque no tiene absolutamente nada dentro de sí.

Y, a pesar de todo, tampoco ellos serían los responsables primeros y últimos del infierno al que vamos de cabeza. El Gran promotor, el CRIMINAL, el Puerco Indecente que merecería morir reventado y eviscerado, al más puro estilo inquisitorial, ese sería José Luís Rodríguez Zapatero. El Puerco que pasará a la Historia como el único jefe de estado que vendió al 90% de la ciudadanía de un estado-nación europeo, en connivencia con un Puerco Indecente al que después se regaló, como premio a su traición, el control absoluto de los tres poderes del estado y rubricado, todo ello, con el indecente borbón, regalo del fascismo y último estandarte de la calaña más ignominiosa que ha poblado España a lo largo de su vergonzosa historia.

Tres indecentes, machorros sin cojones para salir a defender a los ciudadanos a los que dicen servir. Y de los tres el TRAIDOR entre los traidores, José Luís Rodríguez Zapatero, aquel que hubiera merecido ser semen de alcantarilla, despreciado por su padre antes, incluso, de haber sido gestado. La evolución lo hubiera celebrado.

No sabemos si algún tribunal los juzgará alguna vez. Pero fuera bueno denunciarles ante el Tribunal Penal Internacional por Crimenes de lesa Humanidad. Pues como tal está tipificado en el Tratado de Roma que cuando un

Sujeto activo: funcionarios estatales (con independencia de su jerarquía o cargo) o miembros de una organización política, actúa contra un

Sujeto pasivo: la población civil,

cometiendo actos inhumanos de carácter similar que causen intencionadamente grandes sufrimientos o atenten contra la integridad física o la salud mental o física: actos inhumanos de gravedad similar a otros crímenes contra la humanidad

está infligiendo leyes penales internacionales. Pues así hay que definir la traidora modificación del artículo 135 de la Constitución española (documento de sumidero), mediante el cual esos tres asesinos comprometen a los ciudadanos actuales y a las generaciones futuras, nuestros hijos y nuestros nietos, a pagar con nuestra sangre una deuda injusta e indecente, provocada y auspiciada por las castas a las que están sometidos y que jamás podrá ser pagada.

Solo me resta esperar a que la vida me premie con poder presenciar la muerte de cada uno de ellos. Por el momento, me conformo con escuchar esta canción guerrillera, preludio de cuando españa se llene de gente como Biko.

A los Jóvenes universitarios

El Futuro es aquello que os habrán robado cuando lleguéis a él (Manel Artero)

Para leer en modo interrogativo

Para cuándo en este puto país

los estudiantes de Ingeniería diseñando barricadas,

los de Física y Química preparando autodefensa,

los de Informática doblegando servidores y creando encriptaciones,

los de Periodismo uniéndose a los informáticos,

los de Humanidades arengando a las masas,

los de Literatura escribiendo manifiestos,

los de Matemáticas diseñando estrategias,

los de Medicina organizándose para los heridos,

los de Políticas coordinando a unos y a otros.

Todos unidos uniéndoos con la Juventud de Europa, del Mundo.

Todos unidos defendiendo lo único que os pertenece,

el Futuro.

***

Para leer con orgullo

Sois el Mañana Habitaréis en el Mañana.

Viviréis en un lugar que les está vedado a todos los hijos de puta que ahora pretenden robaroslo para sus cachorros. Para que esos pequeños hijitos de puta repitan en vuestros hijos lo que ahora perpetran en vosotros con la connivencia de vuestros padres.

Lo que no defendáis vosotros no os lo vamos a defender ni los fascistas comehostias que os mandan a sus perros ni vuestros mayores, los cobardes que vivimos mirándonos el puto ombligo narcisista y rezando lo de “jesusito que me quede como estoy”.

Para vuestra desgracia deberíais ser la mejor inversión de un país, pero los consecutivos gobiernos neoliberales del PPSOE os han convertido en vulgar material desechable del que reirse, lo mismo que se rien de vuestros acojonados padres a los que ya les están robando todo mientras aposentan sus cojonazos babeando ante los inmensos televisores de pantalla plana.

Pensad que no le debéis nada a nadie pues esa “casa del mañana” a la viajáis de manera inexorable a nadie pertenece más que a vosotros. El Futuro os pertenece por derecho, y como tal debéis Tomarlo, del modo que sea.

Debéis aspirar, además, a abrirle los ojos al resto de ciudadanía muerta en vida, cobarde, aconejada, ameba… Debéis aspirar a abrirle los ojos a la juventud marginal y obrera. Porque la Revolución solo puede ganarse desde la unión total de todos los Estudiantes y todos los Obreros.

Para terminar solo recordaros que a pesar de todos vuestros esfuerzos podéis perder, cierto. Y a través de la violencia directa pueden robaros todo y subyugaros. Pero si eso llega, que podáis decir alto y claro que hubo dos cosas que no os robaron: La Dignidad y la Libertad de Pensamiento (embriones de la siguiente Revolución)

***

Para mirar con atención

Me niego a vivir de rodillas (Manifiesto Personal)

Me niego rotundamente a vivir de rodillas

Hay cosas que van más allá del dinero pero que la ignorancia no permiten ver. A pesar de ello, parece que solo el dinero es importante. Solo cuenta aquello que se puede contar. Grave error. Gravísimo.

Nací ciudadano libre y siempre pensé que mis hijos serían ciudadanos libres. Siempre pensé que a parte de nacer en un país, había nacido en un estado. Un estado de derecho.

Hoy, tras una noche en la que unos verdaderos hombres me han dado una lección de hombría, orgullo, valentía y honestidad; enseñándome con ello que lo más grande que poseemos, y apenas lo único junto a la vida, es la libertad,

hoy, tras enfrentarme a un payaso inconsciente cuyas decisiones destruyen ya, y de manera irremediable e irreversible, aquello se que conoció como “España estado”, a pesar que nominalmente continúe existiendo una España país y una España patria, para los lerdos,

pienso que ha llegado el momento real de abrir los ojos y entonar un “Aquí me planto”. Y decir en voz alta que:

Ahora, en este momento, y si nada cambia de este rumbo de vergüenza que ha tomado,  juro que jamás seré un esclavo, jamás aceptaré ser un siervo de gleba al que no le pertenezca ni la vida ni su alma. Ni yo, ni mi familia, ni mis hijos.
Antes de llegar a ese punto declaro la guerra a quien pretenda transportarme a una nueva Edad Media. Y antes de ser esclavo, mataré a quien haga falta y destruiré todo lo que quede a mi alcance antes de que me abatan.

Si no hay futuro en libertad que tampoco lo haya en esclavitud.

Manifiesto de 55 Catedráticos de derecho del trabajo y la Seguridad Social

FECHA: 04 de Julio de 2012

Los abajo firmantes, catedráticas y catedráticos de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, consideramos un deber cívico hacer pública nuestra opinión de expertos sobre la reciente reforma laboral aprobada por el gobierno del PP, la cual introduce un cambio radical en el modelo constitucional de relaciones laborales, basado en dos pilares esenciales: un delicado equilibrio entre poderes empresariales y derechos sociales y un estímulo a las expresiones de diálogo social, articuladas de manera señalada a través de la negociación colectiva. La norma de urgencia ha procedido a convulsionar la práctica totalidad de los elementos esenciales de ese modelo constitucional. Por lo pronto, ha desplazado el centro de gravedad normativo de las relaciones laborales desde el trabajo a la producción y al empleo, desde el trabajador y sus condiciones de trabajo a su «empleabilidad”, mercantilizando sin miramiento alguno el trabajo y descontextualizando el marco en el que, desde sus orígenes y sin solución de continuidad, ha venido aplicándose, y ha de seguir haciéndolo, la norma laboral. Este texto legislativo, en segundo lugar, implanta un verdadero sistema de excepción en las relaciones laborales, otorgando poderes exorbitantes al empresario a la vez que destruye las bases fundamentales del poder contractual colectivo autónomo en la regulación de las condiciones de trabajo. La constante reducción de los derechos de los trabajadores se acompaña de una progresiva afirmación de la unilateralidad empresarial sin control ni contrapeso.

En suma, la flexibilidad unilateral conferida al empresario, además de despreciar las reglas consensuadas por los propios interlocutores sociales apenas dos semanas antes, aleja nuestro sistema jurídico del modelo social europeo, aproximándolo a antañones modelos autoritarios, de manera oportunista recuperados ahora en nombre de la libertad de empresa. En tercer lugar, la negociación colectiva deja de entenderse como un instrumento de corrección de las desigualdades contractuales, habiendo sido objeto, ella misma, de una flexibilización que altera su posición en el sistema de fuentes. La prioridad aplicativa concedida sin restricción alguna a los convenios de empresa y la supresión del régimen hasta ahora vigente de ultraactividad, además de poder generar un no deseable incremento de la conflictividad social, concibe al convenio colectivo como un simple utensilio al servicio de los intereses subjetivos empresariales, sustituible o modificable a su sola voluntad. La inaplicación de todas las condiciones de trabajo, incluso las salariales, del convenio sectorial expresa una concepción legal decididamente contraria al sistema vigente de negociación colectiva y a su estructura autónoma.

En un contexto semejante, en fin, la garantía constitucional de la fuerza vinculante del convenio colectivo queda por completo desarbolada. La regulación del despido, que se presenta de manera rutinaria como una forma de crear empleo, obedece realmente a un diseño destinado a otorgar fáciles y baratos mecanismos de liquidación y ajuste de plantillas, tanto en el sector privado como en el sector público. Y de hacerlo, adicionalmente, al margen de todo control. Desde luego, del sindical; pero también del administrativo e, incluso, del judicial. Como confiesa sin disimulo alguno el preámbulo de la norma, el propósito de la reforma es impedir el juicio de adecuación – con un evidente tono despectivo, el legislador excepcional lo denomina “juicio de oportunidad”- de los jueces sobre los despidos decididos por el empresario a partir de una definición justificativa que se mueve entre los dos extremos a descartar por cualquier legislador socialmente sensible: la mayor discrecionalidad y la más concreta identificación. La nueva regulación del despido no tiene más finalidad que reducir los costes del despido ilegal o improcedente, rebajando las indemnizaciones y suprimiendo los salarios de tramitación. Además de todo ello, y apartándose de manera grosera de los propósitos confesados de lucha contra la dualidad de nuestro mercado de trabajo, la reforma ahonda la precariedad mediante dos criticables medidas: la implantación de un contrato especial (de “apoyo de emprendedores”), cuya característica más llamativa reside en la posibilidad de despido libre durante un año de duración, y el encadenamiento de contratos de formación para los jóvenes, que pueden estar formándose hasta los 32 años en una misma empresa para el ejercicio de los más dispares e inconexos oficios.

Pero más allá de la crítica a sus contenidos concretos, queremos llamar la atención sobre el cambio de modelo que el RDL 3/2012 induce. Es éste un modelo opuesto al que conforma nuestra Constitución, el de la democracia social en una economía de mercado, que arbitra un equilibrio complejo entre el pluralismo social y la intervención normativa de tutela de los derechos laborales, y que sitúa en el centro de la regulación de las relaciones laborales a la negociación colectiva dotada de fuerza vinculante. En el diseño constitucional, la empresa es un territorio en el que el poder privado del empresario resulta racionalizado en su ejercicio mediante el reconocimiento de derechos de participación a los trabajadores. Este modelo nada tiene que ver ni con la concepción de la empresa como un ámbito de exclusiva gestión por el empresario ni con la noción del empresario
como “el señor de su casa”.

Y es que las exigencias de equilibrio presupuestario que impone la Unión Europea ni exigían ni exigen en modo alguno una reforma de las relaciones laborales como la adoptada, contraria al estado social y democrático de Derecho, potenciadora del poder normativo unilateral del empleador y hostil a la acción colectiva de los sindicatos. Por lo demás, y no es lo de menos, la reforma laboral presenta numerosos puntos que contradicen directamente derechos y principios constitucionalmente reconocidos y desarrollados por una extensa jurisprudencia del Tribunal Constitucional, tanto en lo que se refiere al derecho al trabajo como al derecho de libertad sindical. Y además es en una gran parte contraria a los compromisos internacionales asumidos por España, tanto respecto a la Carta de Derechos Fundamentales europea como a los Convenios de la OIT sobre libertad sindical, fomento de negociación colectiva y terminación de la relación de trabajo.

FIRMAN:

– Alemán Páez, Francisco (UCórdoba)
– Alfonso Mellado, Carlos Luis (UValencia)
– Álvarez de la Rosa, Manuel (ULa Laguna)
– Aparicio Tovar, Joaquín (UCastilla-LaMancha)
– Ballester Pastor, Maria Amparo (UValencia)
– Baylos Grau, Antonio (UCastilla La Mancha)
– Cabeza Pereiro, Jaime (UVigo)
– Camas Roda, Ferrán (UGirona)
– Camps Ruiz, Luis (UValencia)
– Castiñeira Fernández, Jaime (USevilla)
– Correa Carrasco, Manuel (UCarlos III de Madrid)
– Cruz Villalón, Jesús (USevilla)
– Domínguez Fernández, Juan José (ULeon)
– Escudero Rodríguez, Ricardo (UAlcalá de Henares)
– Fernández López, María Fernanda (USevilla)
– Ferrando García, Francisca (UMurcia)
– Garate Castro, Javier (USantiago de Compostela)
– Galiana Moreno, Jesús (UMurcia)
– García Becedas, Gabriel (UAutónoma de Madrid)
– García Ninet, José Ignacio (U de Barcelona)
– Garrido Pérez, Eva (UCádiz)
– González Posada, Elías (UValladolid)
– Goñi Sein, Jose Luis (U Pública Navarra)
– Gorelli Hernández, Juan (UHuelva)
– López Gandía, Juan (UPolitécnica de Valencia)
– López López, Julia (UPompeu Fabra de Barcelona)
– Luján Alcaraz, José (UMurcia)
– Martínez Abascal, Vicente Antonio (URoviraVirgili deTarragona)
– Martínez Barroso, María de los Reyes (ULeón)
– Mella Méndez, Lourdes (USantiago de Compostela)
– Molero Marañón, María Luisa (UReyJuanCarlos de Madrid)
– Molina Navarrete, Cristóbal (UJaén)
– Monereo Pérez, José Luis (UGranada)
– Moreno Vida, María Nieves (UGranada)
– Navarro Nieto, Federico (UCórdoba)
– Nogueira Guastavino, Magda (UAutónoma de Madrid)
– Ojeda Avilés, Antonio (USevilla)
– Olarte Encabo, Sofía (UGranada)
– Palomeque López, Carlos (USalamanca)
– Pardell Vea, Agnes (ULerida)
– Pérez del Río, Teresa (UCádiz)
– Puebla Pinilla (de la), Ana (UAutónoma de Madrid)
– Quesada Segura, Rosa (UMálaga)
– Ramírez Martínez, Juan Manuel (UValencia)
– Rodríguez Escanciano, Susana (ULeón)
– Rojas Rivero, Gloria (ULa Laguna)
– Rojo Torrecilla, Eduardo (UAutónoma de Barcelona)
– Tortuero Plaza, José Luis (UComplutense de Madrid)
– Tudela Cambronero, Gregorio (UAutónoma de Madrid)
– Sanguinetti Raimon, Wilfredo (USalamanca)
– Valdeolivas García, Yolanda (UAutónoma de Madrid)
– Valdés Dal-Re, Fernando (UComplutense de Madrid)
– Valdés de la Vega, Berta (UCastilla-LaMancha)
– Vicente Palacio, Maria Arantzazu (UJaume I de Castellón de la Plana)
– Vida Soria, José (UGranada).

En otro orden de cosas adjunto información del periódico Público:

La reforma laboral que se ha aprobado este jueves tras un trámite parlamentario, que entre su discusión en el Congreso, en la comisión de Empleo y en el Senado ha durado más de dos meses y medio, es “todavía más dura” que el decreto que está en vigor desde el pasado 12 de febrero y que “empeora” el contenido de la norma en relación a los derechos de los trabajadores. La mayoría absoluta del PP, que ha contado con el apoyo de CiU en este proceso, permitió tumbar cinco enmiendas de totalidad y 656 al articulado en el Congreso y tres vetos y 574 propuestas de modificación en el Senado. Los conservadores sí utilizaron su rodillo para, tal y como ha denunciado este jueves la izquierda parlamentaria, “endurecer” un texto ya de por sí poco benevolente con los derechos de los trabajadores y arañar así varios cambios de calado.

FUENTE:

http://www.publico.es/dinero/438545/el-congreso-aprueba-una-reforma-laboral-aun-mas-dura-que-la-inicial