Es de agradecer que PP y CiU nieguen el Hambre Infantil

Porque su negación es la oportunidad de los ciudadanos para quitarnos la venda de los ojos y poder luchar contra ellos haciendo política desde la Política.

Parece ser que han desaparecido de catalunya 50.000 niños con privaciones alimentarias. Ha sucedido con ellos algo parecido a lo que ocurrió con los 927 republicanos que Serrano Suñer regaló a Hitler para que estrenara los trenes de la muerte, españa no quería saber nada de ellos.

Tampoco Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP en el Congreso, ni Artur Mas, “honorable” president de la generalitat de catalunya, quieren saber nada del Hambre en españa, no solo es algo que hace feo y no da los votos de los zombis, es que, y nadie se lleve a engaño, esos niños les importan una mierda (y perdonen el exabrupto). El despreciable Rafael Hernando dice lo que piensa su partido y Artur I el Megalómano, solo sabe contar banderas en los balcones, el resto de problemas es como si no existieran.

Pero aunque pueda parecer extraño están haciendo el mejor favor que podrían ofrecer a la ciudadanía. Con esa manera de actuar: criminal, cínica y vergonzosa se quitan la careta y se muestran a los futuros votantes tal cual son.

“El hambre” en España

No se preocupen señores políticos. Vivan tranquilos en sus poltronas, dentro de sus jaulas de oro y protegidos por esos perros que una vez pudieron ser seres humanos; que de esos niños, y de todos los ciudadanos que lo pasan mal, ya se encargan las distintas asociaciones, ya nos encargamos los distintos voluntarios que hacemos campañas en todos los rincones de este pútrido país para recoger alimentos, gestionar comedores sociales y dar todo el apoyo posible a aquellos que lo perdieron todo por su codicia y su corrupción.

No sufran porque nosotros, los ciudadanos, nos ocupamos de nosotros, los ciudadanos. Para eso se están creando plataformas sociales, para ayudarnos los unos a los otros y para hacer algo que, de tener cerebro, debería empezar a darles miedo: para enseñar política a la gente, para convencerles de que a la política solo se la puede vencer desde la Política, desde otra Política menos putrefacta y más digna, antitética de la que ustedes manejan como herencia fascista del enano matarife.

No sufran, reitero, los niños hambrientos no existen, lo mismo que tampoco existen los miles de personas que están comenzando a abrir los ojos y a quitarse las vendas; ni existimos los que, desde nuestras limitadas herramientas, hacemos política de base para terminar con la suya sistémica. Sigan atentos para dar cobijo a su dios Dinero; mientras ustedes se ciegan con el brillo del oro las calles van tomando forma. Muy a pesar suyo esa Crisis que ustedes inventaron, la hemos ido haciendo nuestra y la moldearemos. Queden tranquilos porque siempre habrá buena gente que alimente a los hambrientos. Después, cuando llegue nuestra hora, ya haremos reales decretos que les hagan desaparecer como casta.

Albert Einstein decía: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la de la incompetencia. El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.

Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro.

Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

El Independentismo visto por un desencantado

Va un dia el Honorable Artur Mas a Madrid, acompañado de su perrito, llamado Felip Puig, y queda para merendar en casa Mariano. Dejan el perrito del Honorable, que sabe una animalá de morder, para que enseñe a los perritos de Madrid cómo han de hacerlo ellos con los melenudos de la capital, y se van al salón donde sirven chocolate con picatostes.

Todavía no ha hecho el primer trago que el Artur, con toda la mala leche, le dice al que manda en españa:

Te voy a haser un referèndum per a la independensia de Catalunya que et cagaràs a les calces.

Al Mariano le salen los colores, se le escapa un pedo y se mancha la corbata. Después dice:

Coño Arturo. No me hagas esta putada noi, que nos estan cayendo hostias por todas las bandas.

Doncs es el que hay –responde el Honorable– Te voy a muntar una independensia que será la Hostia consagrada.

El Mariano está a punto de pulsar el timbre de los generales de la guardia civil, pero Mas lo frena:

Tate quieto, Mariano. Deixame que te lo acabe de esplicar: Si jo hago una super mani divina de la muerte y le digo a los catalans que vamos a demanar la independencia, me seguirán como a ti te siguen los espaniols cuando les dises que los catalanes somos tal o los catalanes somos cual. La única cosa que he de fer es dejar claro que esto se hará després de les elecsiones…

El Mariano, fiel a sus interconexions sinápticas responde:

No te sigo Arturo.

Si nen. Si jo hago esto tindré mayoría absoluta que te cagas. Como la resta d’españa se cagará en els putos catalanes, vosotros solo tenéis que haser lo de siempre. Alimentar el anti catalanismo y así, después de todas las cagades que estáis haciendo, la gente os tornarà a votar como si fueseis els salvadores. En poco tiempo tu tendrás als españoles comiendo de tu mano i jo tindré als catalanes chupandome el nardo. Després digo que el referéndum no es puede haser, que no podemos ser independents pero que el presidente de españa, o sea tu, nos ha ofresido un nuevo pacte fiscal i aquí pau i después gloria.

Coño Arturo. No está nada mal pensat. Además desviaremos la atención del rollo del banco malo y de la cantidad de guita que les costará a todos los pardillos que nos votan. España es nuestra Arturo. “Que se jodan”, que dice la nena Fabrita.

Por la ventana puede verse como los perros están comiéndose a hostias a un pobre muchacho con rastas y con una pancarta que dice “#Soy15M”.

El sol se pone por el horizonte.

Ir a la versión catalana aquí

L’Independentisme vist per un desencantat

Va un dia l’Honorable Artur Mas a Madrid, acompanyat pel seu gosset anomenat Felip Puig, i queda per berenar a casa Mariano. Deixen el gosset de l’Honorable, que en sap molt i molt de mossegar, per que ensenyi als gossets de Madrid com han de fer-ho ells amb els peluts de la capital, i se’n van al saló on serveixen la xocolata amb picatostes.

Encara no han fet el primer glop que l’Artur, amb tota la mala vaba, li diu al que mana a españa:

Te voy a haser un referèndum per a la independensia de Catalunya que et cagaràs a les calces

Al Mariano li surten els colors, se li escapa un pet i es taca la corbata. Després diu

Coño Arturo. No me fagis esta putada noi, que nos estan cayendo hosties per todas las bandas.

Doncs es el que hi ha –respon l’Honorable– te vaig a montar una independesia que serà l’Hòstia consagrada.

El Mariano està a punt de pitjar el timbre de la guàrdia civil però el Mas l’atura:

Tate quieto, Mariano. Deixam que te lo acabi de esplicar: Si jo faig una super mani divina de la mort i els hi dic als catalans que anem a demanar la independencia em seguiran com a ti te siguen els espanols cuando les dius que los catalanes somos tal o els catalanes som cual. La única cosa que haig de fer es deixar claro que això se hará després de les elecsiones…

El Mariano, fidel a les seves interconexions sinàptiques respon:

No te sigo Arturo.

Si nen. Si jo faig això tindré majoria absoluta que t’hi cagues. Com la resta d’espanya es cagarà en els putos catalanes, vosaltres només tenéis que fer el de sempre. Alimentar l’anti catalanisme i així, després de totes les cagades que esteu fet la gent us tornarà a votar como si fueseis els salvadores. En poc temps tu tindràs als espanyoles menjan de la ma i jo tindré als catalans llepant-me la fava. Després dic que el referèndum no es pot fer, que no podemos ser independents però que el presidente, o sigui tu, ens ha oferit un nou pacte fiscal i aquí pau i després glòria.

Coño Arturo. No está nada mal pensat.

Per la finestra es pot veure com els gossos estan corrent a hòsties a un pobre noi amb rastes i amb una pancarta que diu “#Soy15M”.

El sol es posa per l’horitzó. 

Anar a la versió castellana aquí