#22M – Violencia a la hora del telenoticias



Después del 22M cabe hacerse muchas preguntas ¿Por qué esa izquierda radical criminal se espera a momentos antes de los telenoticias para enfrentarse a la policía? ¿Por qué esos elementos parecidos a los neonazis de amanecer dorado se parecen tanto de una manifestación a la otra, tanto en horarios como en actitudes? ¿Por qué todos ellos se parecen tanto a la policía infiltrada?

poliinfiltrada2
Policía infiltrada Barcelona. Todos los derechos: Marcello Scotti
22M_Policia infiltrada
Policía infiltrada el 22M

Y una pregunta nueva que aparece después del 22M ¿Por qué en esta manifestación ha habido tanta laxitud por parte de las UIP, que han pasado de golpear con saña y disparar a la cara de los manifestantes a adoptar una actitud de víctimas maltratadas? ¿A nadie le extraña?

Primero, si miramos los vídeos que acompañan a estas palabras vemos dos películas totalmente distintas, a pesar de que pertenecen al mismo día y casi a la misma hora. No quiero aventurar hipótesis, pero no creo ser el único que piensa que cada vez hay más cosas en las manifestaciones que huelen a podrido. Una ya la hemos apuntado: la idéntica aparición horaria y cada vez más violenta de esos “jóvenes encapuchados” que nadie “¿sabe?” a qué intereses defienden y la otra, ocurrida el 22M, en la que alguna unidad de la UIP quedó descolgada y sin apoyo alguno por parte de las otras unidades mientras los violentos les atacaban (algo inusual dado el nivel de violencia que han demostrado en ocasiones anteriores).
Ahora pregunto, vistas las fotografías de arriba, ¿cómo sabemos que esos encapuchados son los “antisistema” que ellos dicen? Viéndolos a ellos y viendo cómo visten y actúan muchos policías infiltrados también cabría aventurar que son revienta-manifestaciones infiltrados y pagados por “vaya a saber quien” que aparecen quince minutos antes del telenoticias para manipular de forma fácil a la ciudadanía y, ya de paso, generar miedo, tan útil a los que se benefician del caos.
Y una pregunta más, ¿cómo determinamos que esos miembros de las UIP que quedaron descolgados del resto lo hicieron por un “accidente” o por un error de planificación de la cadena de mandos? Cabría pensar que es un acto premeditado para que las cosas pasen a mayores y se genere más miedo, pues es difícil entender y aceptar tal descoordinación en un dispositivo que aglutinó a más de 1.700 agentes y del que puedo imaginarme la logística aplicada a nivel de mandos: directos, intermedios, superiores y políticos. Por no decir la cantidad de medios filmado los ataques, como si el mismo Hitchcock o Spielberg estuvieran preparando una superproducción; unas tomas desde infinidad de planos, con un montaje digno de Tarantino; incontables cámaras. moviéndose en maravilloso “travel” al lado de los violentos,  que solo faltaba escuchar el típico “Action”. Huele demasiado a podrido.

Y una última pregunta, ¿cómo podemos creernos lo que muestran las imágenes si este gobierno en pleno y la inmensa mayoría de medios de comunicación nos vienen mintiendo y manipulando de forma continua y sistemática? Sirva de muestra una fotografía que se presentó a los medios y que han tenido que reconocer como “error”.

un-pincho-oculto-en-una-muleta-incautada-ayer
Prueba falsa que se presentó como arma del 22M. Fuente: el artículo que acompaña a la entrada Enlace: http://www.lamarea.com/2014/03/25/los-sindicatos-policiales-atribuyen-los-disturbios-del-22m-un-arma-incautada-en-otra-operacion/

Si uno se planteara hacer ficción podría llegar a imaginar que todo lo sucedido escondía una intención última: Una muerte. Un cadáver, fuera del bando que fuera. Una víctima a la que convertir en mártir para que la violencia se desencadenara por doquier y sin freno ni control. Una forma directa y potente de desestabilización social de España. Algo que beneficiaría, y mucho, los intereses de la troika y de sus lacayos, los partidos PP y PSOE.
Pero eso que dices es una salvajada, ¿no lo ves?, me dirán algunos.
Puede que sí, aunque, viendo lo que representamos para los criminales de ambos partidos, pienso que no. Porque, y ahora no aventuro, afirmo, qué cosa le iría mejor al Partido Popular y al PSOE (su futuro aliado político) sino una muerte que se les abriera las puertas para la aceptación y posterior aprobación de dos leyes coercitivas en las que tienen puesto tanto empeño: La nueva ley de Seguridad Ciudadana, que se la están tumbando por inconstitucional, y la ley de Seguridad Privada, que les permitiría organizarse un cuerpo para-policial, una guardia de corps cercana a las SA y SS de Hitler. Lo que está claro es que aprovecharon que estaban los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para intentar dar un golpe de efecto de cara al exterior que legitimara por qué España se ha convertido en un país sin Libertad ni Derechos.

Termino con unas palabras que ya he utilizado pero que jamás me cansaré de repetir. Atribuidas de manera erronea a Julio Cortázar, forman parte de una carta que Dilma Borges Vieira, viuda de un preso político al que torturaron hasta matarlo, mandó a la esposa de un diplomático al que habían secuestrado:

Pero comprenda, espero, que las condiciones que llevaron al secuestro de su marido y a la tortura mortal del mío son siempre las mismas: que es importante darse cuenta de que la violencia-hambre, la violencia-miseria, la violencia-opresión, la violencia-subdesarrollo, la violencia-tortura, conducen a la violencia-secuestro, a la violencia-terrorismo, a la violencia-guerrilla; y que es muy importante comprender quién pone en práctica la violencia: si son los que provocan la miseria o los que luchan contra ella.

A MODO DE CONCLUSIÓN: Alguien debera poner sentido común a este desastre llamado España, y tal como están las cosas eso no lo hará ninguno de los tres poderes del estado, en manos del Partido Popular. Si no queremos la debacle humana a la que nos abocan, es necesario permanecer unidos y actuar con la mayor serenidad posible. Solo de nosotros depende.

Ignacio González ya manipula el #22M

Yo no sé a vosotros, pero cuando hablan los voceras del Partido Popular me recuerdan a esos niños malos que, ya de bien pequeños, parecen psicópatas. Os cuento: Quién no ha visto la escena del típico niño que da una colleja en la clase al niño de delante y automáticamente señala a Jaimito, el pobre que se sienta a su lado, voceando aquello de “señu, ha sido el Jaimito el que le ha pegao al de adelante”. Pues esa es la primera imagen que me ha venido al leer esta noticia:

PP cumpliendo Goebbels
El voceador Ignacio González, ese presidente de la Comunidad de Madrid al que nadie ha elegido democráticamente (con lo que les gusta llenarse la boca con la palabra), esconde su vena franquista, casi nazi si miramos a lo que juegan sus cachorros de partido, mira con cara de bueno a la “señu” de turno, convertida ahora en Medios de Comunicación, y suelta el consabido: “los nazis son ellos. Ellos son los malos”. Qué bien se conocen los de su partido los once principios de Goebbels, ministro de propaganda de la Alemania nazi de Hitler
Pero no debe extrañarse nadie, de quien no tiene Dignidad no puede esperarse nada digno. Y, si pudiéramos meternos en sus cabecitas franquistas privatizadoras, veríamos que lo que esconden se llama “Miedo”, puro y simple Miedo de quien no tiene argumento por el que ser respetado y se acoge a la tan útil herramienta conocida como “Autoridad”, en su caso los 1.700 integrantes de las UIP más los infiltrados que irán a reventar lo que solo es un clamor popular por la Dignidad de un pueblo.
Pero hemos de protegernos de ese miedo, Hemos de ir a cara descubierta, estar atentos a las vestimentas y forma de actuar de los infiltrados. Hemos de ser conscientes de que si se les detecta hay que dar la alerta al resto y dejarles el espacio que dejaríamos a un tigre come-hombres, o más, pues esos infiltrados son más peligrosos y malignos que el noble animal. Si han de salir retratados, que solo salgan ellos.
Sabemos que después manipularán las imágenes, ABC y la Razón son expertos en esas chapuzas, Y todo lo que se han callado estos días será noticia después, cuando decenas de periodistas de la caspa se pongan a filmar el contenedor quemado adrede para el evento, o la pelea que organizarán entre ellos al grito del “soy compañero”. Pero da igual, la credibilidad de criaturas como Paco Marhuenda y allegados, apenas excede los límites de algún barrio noble de alguna gran ciudad.
Nuestra única lucha ha de ser la de las personas “Dignas”, nosotros, contra las indignidad de un Gobierno que ha incumplido sistemáticamente las promesas que hizo apenas a un 30% de los hombres y mujeres de España. Será su Nada y su Miedo contra nuestra Razón y nuestra Dignidad.

Dignidad y desobediencia civil: echémosles del poder

Solemos pensar que esto ya se acaba porque ya nos han robado todo: la Sanidad, la Educación, las Pensiones, la Justica… y pensamos, inocentemente, que cuando se ha tocado fondo no queda más que comenzar a emerger.
Inocentes.

Ahora, precisamente ahora, vienen ya a por lo más sagrado: nuestra Dignidad y la Libertad que ella conlleva. Y lo hacen a través de leyes injustas que les legitiman para echarnos a sus perros amaestrados: UIP, Mossos d’esquadra. Seres que una vez pudieron ser hombres y escogieron ser bestias. Y lo hacen a través de una Iglesia fundamentalista y enferma de misoginia y homofobia.
Es tiempo de desobediencia civil.
Es momento de echarlos del poder… o aceptar que el futuro de nuestros hijos solo será el de esclavos. ¿Es eso lo que queremos? Estamos en guerra, la estamos perdiendo, nos siguen engañando día a día. Van a por nuestra Dignidad como personas. No lo toleremos.