Sobran maestros en españa

Los nuevos garantes de la cultura en españa

No sabemos si esa era la intención última del gobierno de españa y sus amos: la conferencia episcopal, pero pronto será una realidad. españa podrá ahorrarse el dineral que cuestan los profesores de enseñanza pública, esos inútiles. De hecho, y como bien deja traslucir el BOE cuando convierte el dogma católico en cultura, solo con los profesores de religión podrán evaluarse todas las asignaturas “importantes” que no distraen las sensibles mentes de los niños. Unos ejemplos:
Las Matemáticas se reducirán a lo realmente importante: el 1 que es el número de dios, el 3 que es dios con los colegas, el 7 y algún que otro número bíblico. Por otra parte se acabará con la tontería botellera de no poder sumar peras y manzanas; si un cadáver reciclado, un vejete con barbas y un palomo desflora vírgenes pueden ser sumados, nada impide a la iglesia reestructurar las matemáticas hasta adaptarlas al mismo dios, verdad suprema. Sobran entonces los matemáticos, quién mejor que los profesores de religión para introducir a los niños en la compleja matemática trinitaria.
La Lengua y la Literatura carecen ya de sentido alguno ¿Dónde podemos encontrar la mejor escritura conocida y con la mejor ortografía plasmada sino en la obra redactada por el mismo dios? ¿Dónde podemos encontrar una historia más completa que aquella escrita por el altísimo? Sobran entonces el resto de libros, pensamientos, ensayos y críticas. Los profesores de religión son muy capaces de evaluar dichas asignaturas. Los demás, esos incompetentes, son material sobrante.


La Física, la Química, la Paleontología, la Antropología, la Zoología; todas las ciencias que estudian la Evolución, el origen del Universo y de la Vida… todas ellas asignaturas inútiles y sin sentido. Pues ahora conoceremos por fin que todo lo creó dios de la nada. La Tierra volverá a ser el centro del universo real, no de ese Universo imaginario que han postulado científicos enfermos de narcisismo y capaces de poner en tela de juicio los actos del creador. Lo que debamos saber de adán y eva, lo que sea necesario conocer del jardín del edén y los conocimientos históricos relativos al diluvio universal podrán, y deberán, ser impartidos por profesores cualificados designados por el arzobispado y pagados a escote por todos y cada uno de los españoles (solo de los que pagamos).
Ahora que sabemos que solo dios nos da la felicidad. Ahora que nos serán impartidas sus sagradas leyes, qué sentido tiene una asignatura como la Filosofía. No necesitamos pensar, ni cuestionarnos, ni tener criterio. El buen católico, lo que españa necesita, es la docilidad del creyente, la visión amplia del que abraza la fe, el camarero temeroso de dios que no se equivoca en la suma de las consumiciones. Qué mejor profesor entonces que el de religión para alcanzar tal propósito.
Fuera asignaturas inútiles y falsas; fuera todo conocimiento impartido para confundir a las almas nobles de los niños; fuera todos los maestros que no abrazan la fe en Rouco y sus secuaces. Llega la hora para españa de que salgamos del aletargamiento que nos dio la Cultura y entremos, por fin, en el paraíso de la ignorancia más opaca. Gracias José Ignacio, sin criaturas como tú podríamos hasta ser europeos de mente; ahora, gracias a tu buen hacer, formaremos parte del mundo fundamentalista e integrista que tanto bien hace a países donde ha triunfado, Afganistán, por poner un ejemplo conocido.

Gracias José Ignacio Wert.
Gracias partido popular.
Gracias obispos.
Gracia papa paquito.

¿Cásate y sé sumisa? Mejor sal a quemar templos

Ayer me permití una teatralización de lo que imagino que pueden pensar los machorros que estén a favor de la publicación y consumo de algo tan abyecto como el librito del enfermo del arzobispo de Granada. Incluidos entre los machorros al propio arzobispo, al resto de la curia católica, los PPerros ellos todos y la piara de beatas y beatos que todavía llenan las iglesias que financiamos todos con el dinero que debería dedicarse a Sanidad, Educación, Jubilaciones y Dependencia.

Hoy me destapo y hablo a cara descubierta.

Lo hago para pediros que firméis para que se exija la retirada de ese panfleto. Algo que podéis hacer desde

este enlace

 

“Cásate y sé sumisa” una necesidad para españa

Onofre Benavides, nombre ficticio por el que conoceremos a nuestro protagonista, es un defensor a ultranza del libro publicado por el arzobispado de Granada. Cuando el DVD llegó a nuestra redacción iba acompañado de una escueta nota que rezaba lo siguiente:

“Haber si me sacan esto en los papeles que nadie pone güevos en defender al señor ese del libro de las mujeres. Un saludo”

Dada la impotancia documental que dicho vídeo representa, “PutoParao Nius” lo ofrece en primicia para sus seguidores.

Lecciones prácticas de aplicación de la LOMCE (1)

Jesús Gallardón Báñez, un muchachito inteligente de un colegio concertado religioso segregacionista del barrio de Salamanca, ha terminado uno de los ciclos y acaba de empezar el examen de reválida. Una de las preguntas que se encuentra, de ciencias naturales, dice lo siguiente: “Explica la reproducción humana”.

No hemos comentado que Jesusito es un buen católico, igual que sus papás, sus abuelos y la mayoría de tíos y tías, excepto una que unió a un grupo de indeseables que ensuciaban la plaza del Sol en el año 2011. Jesusito, como buen católico, va a misa de 8 de la mañana todos los días, se confiesa los miércoles por la tarde y comulga los jueves. El sábado, junto con sus primitos —las primitas están en otra habitación con don Matías, el cura de las niñas—, hace catequesis con don Froilán, sacerdote cercano al OPUS. Para terminar, todos los domingos, junto con sus papás, va a misa.

Decíamos que el pequeño Gallardón se enfrenta a una difícil pregunta. Aunque no para él, es un estudiante aplicado, avezado y diligente que estudia diariamente porque sabe que españa necesita líderes que la guíen por el camino correcto en su apostolado hacia un nuevo imperio gestionado por el mismo dios.

Bien, su respuesta es la siguiente: “cuando una mamá quiere tener un niño se lo pide muy muy fuerte al buen Dios y el en su infinita vondad, manda al Espíritu Santo por la noche con una forma de paloma y la mama despues tiene un niño y todos son muy felises y lo bautizan para que no sea morito como los niños malos.”

Don Augusto, el profesor de Ciencias Naturales, lee el examen detenidamente, retoca alguna falta de ortografía y le resta un par de puntos porque la pregunta de los huesos de la cabeza está incompleta. El resto, con la LOMCE (Ley Orgánica de Manipulación Cerebral de Españolitos) en la mano son correctas. El pequeño de los Gallardón Báñez saca un ocho en ciencias, que con las notas del resto de asignaturas le da una media de 9,6 (la mejor de la escuela)

En favor de la asignatura de religión

Yo era totalmente contrario a la asignatura de “Religión”, lo confieso. De hecho era un acérrimo defensor de la laicidad de los estados y del mantenimiento de las confesiones religiosas dentro del límite de sus templos y sufragada por el dinero de sus acólitos.

El tiempo y la realidad de espania me han hecho ver cuan equivocado era mi pensamiento: este país es católico por la gracia de unas leyes que regalan el cielo en Tierra a toda esa “curia negra” (no de ropaje ni de raza), y desde el beneplácito y la inacción de una población mayormente ignorante y estúpida, precisamente por no haber sido educados en la verdadera asignatura de “Religión”.

He recapacitado y he terminado por darme cuenta de lo bueno y necesario que será para nuestras generaciones futuras la “imposición” del catolicismo aunque sea “a sangre y fuego”. Y para argumentar el porqué del cambio que se ha producido en mí me remitiré a mi propia experiencia con dicha asignatura y en aquellos lejanos años en los que un enano sanguinario y dictador entraba en el templo bajo la protección del palio, como si de la misma Hostia se tratara.

Jamás le agradeceré lo suficiente a mis padres el hecho de que, con once años, me matricularan en “La Salle Congreso” y en la que cursé lo que entonces se llamaba Bachillerato y que duraba seis años. No hay agradecimientos suficientes pues allí aprendí la vida de Jesús, sus palabras, sus milagros y su pasión, muerte y resurrección. Y aprendí el valor y el peso del Pecado, su gran baza para con los niños. Y de entre todos ellos, que los hay a miles, el Pecado de la Carne, esa tentación natural y de especie que su dios nos impuso con la única intención de que ellos instauraran el miedo en nuestro interior.

No entraré en detalles de lo que representó para aquellos niños, yo entre ellos, el descubrimiento sexual. Baste saber que entramos en él de un modo sucio, soez, escondido, oscuro, asqueroso y fundamentado en el pecado y en eso que funciona tan bien en las sociedades fundamentalistas de: La pura y la Puta (pobres mujeres, culpables sin culpa alguna).

No entraré en detalles de lo que representó darse cuenta de cuan distintas era las enseñanzas de aquel pobre tipo llamado Jesús y las practicas de sus teóricos seguidores, mayormente enfermos sexuales gravísimos.

Pero en cambio conseguí lo que de otro modo me hubiera estado vedado: Conocer al enemigo. Conocerle desde dentro y saber cuan enfermos están y cuan hipócritas son. Aprendí sus mentiras, sus cuentos, su violencia para con los niños, su obsesión sexual, su miedo feroz a la Mujer, su pederastia (no conmigo pero sí con otros)… Y es así que gracias a esa asignatura de religión me convertí en el más ferviente anticatólico (y por extensión, antireligioso). Por esa razón la considero tan necesaria. Cuantos más anticatólicos consigan forjar con su locura, antes les echaremos al mar.

Gracias amigo Wert. Puede que te conviertas en el iniciador de la cruzada anti católica de espania.