El problema más importante de españa

Es posible que haya problemas más urgentes, pero a mi modo de ver, el problema sin resolver más importante que sufre españa se llama “Educación”. Y nadie se equivoque, uso la convención “España” incluyendo a catalunya.

2417-obispos-santiago

La guerra que sufrimos y seguimos sufriendo, pues todavía hoy los vencedores alardean de su traición, tuvo mucho que ver en ello, pues lo que se dirimió en ella, más allá del concepto de Justicia Social, fue la Educación. Fue una lucha de Maestros contra curas, de Educación contra adoctrinamiento.
Es evidente que la perdieron los Maestros y la ganó la iglesia ultracatólica. Los resultados son tan claros como terribles.
Desde entonces vivimos en el paraíso de la doctrina y huimos como alma que lleva el diablo del Árbol de la Sabiduría. Nos creemos cualquier estupidez siempre que no conlleve un mínimo de pensamiento complejo. Paseamos los cristos, entregamos a nuestros pequeños a las fauces de los curas sin pensar en que estos son los negadores del conocimiento y la libertad de pensamiento. Babeamos con cuatro mediocres famosillos por alardear de su imbecilidad. Somos tierra de pícaros ignorantes en la que no cabe un atisbo de inteligencia pues nos reímos de ella, o la atacamos directamente llevados por el miedo. Mientras, los borbones y allegados se rien de nosotros.

6106641w_0

Defendemos la huída de nuestros mejores cerebros e incluso —como los grandes negadores de nuestra riqueza lingüística que somos— obligamos a nuestros hijos a que aprendan idiomas “útiles” para que huyan a su vez a “triunfar” en esa nueva religión cuyo dios valedor es el santo dinero…
Mientras, seguimos paseando cristos, odiando por orden ministerial o presidencial, besando las manos de los propagadores del dios zombi, lamiendo las botas de monarcas extranjeros que no han traído otra cosa que miseria y vacuidad humana y discutiendo hasta la extenuación por un equipo de fútbol, un santo milagroso o un ratón humano contendiente del enésimo GH. Y nada cambia. Seguimos manteniendo la Envidia como virtud. Seguimos atemorizados por cualquier cosa que se salga de la línea de la doctrina. Seguimos odiando porque nadie nos enseñó lo que son valores como la fraternidad, el amor o la cooperación.
Somos carne de Miedo, garantes de la Ignorancia y miserables deseosos de obtener lo que tiene nuestro vecino al precio que sea.
No solo perdimos una guerra. Con ella perdimos la Dignidad, el valor, la autoestima, el respeto y la inteligencia. Dudo que valgamos para otra cosa que no sea lo que ya somos, pues queda demostrado que no hemos abandonado la edad media, sus doctrinas y sus miedos.

xxx1396636162_450858_1396637318_noticia_normal

#Catolicismo, niños enfermos y áticos de lujo

Leo esta noticia y me extraño de que se extrañe la gente. De hecho me extraño de que cualquier acto indigno cometido por la Iglesia catòlica (y resto de monoteistas) sean noticia.

bertone-en-coche

Parece mentira que todavía nadie entienda a los católicos. Yo intento empatizar con ellos y lo veo claro. Si el buen dios manda la Enfermedad a esos niños, lo hace para que nadie les cure. Lo hace porque los quiere pronto a su lado, tal es el amor que prodiga a sus almas puras (que de los cuerpos ya se encargan la curia pederasta). Y si dios los quiere a su lado, quiénes somos nosotros para contradecir los designios de un creador omnipresente, omnisciente y de infinita bondad.
Bueno será entonces que los prelados, purpurados, obispillos y gentuzas varias que visten con traje de noche se preparen lugares dignos en los que pecar para poder arrepentirse después.
No olvidemos que la base de catolicismo es el arrepentimiento para obtener el perdón, y qué arrepentimiento cabe de aquel que no peca, se excede o se comporta con maldad manifiesta. Solo los que tienen algo que purgar deben desayunarse a Cristo cada mañana —el actual ministro del interior en funciones, Jorge Fernández Díaz podría ser un ejemplo; junto a toda la caterva de ministros del PP—. Los del otro lado, la gente buena, no necesitan perdón alguno. Sus actos ya llevan la impronta de una ética basada en la Justica Social y la bondad.
No nos atrevamos a criticar entonces los pisos de los roucos, los bertones y otras bestias; el Maligno gusta de rodearse de lujos y sus acólitos no deben llevarle la contraria. Claro que entonces se me puede criticar que los niños no tienen culpa alguna ni decidieron su enfermedad… pero hoy me niego a aceptarla. No al menos hasta que el último templo haya sido desacralizado y se haya despojado a los hechiceros de todos los bienes robados a lo largo de la Historia. Si llega ese día hablaremos de nuevo.

BONUS

El silencio cómplice de la Iglesia española y el borbón

integracion social españa

Recuerdo momentos de esta etérea democracia española en la que un estamento tan poderoso como el de la Iglesia Católica salía a la calle día sí, día también, para vocear a los cuatro vientos lo mal que lo hacía el Gobierno de turno. Eran tiempos de leyes de divorcio, leyes de aborto y búsqueda de una Sociedad algo más ecuánime. Ningún obispo se escondía entonces en su intento de manipular las mentes de los simples. Y no solo eso, aprovechaban la ocasión para hacer apología a favor de la violencia de género, en general, y de la violación de mujeres en particular. Y no solo eso, puestos en faena, aprovechaban para abrir un espacio de comprensión a sus gustos pederastas que tanto les relajan la castidad.

Recuerdo también un rey, un borbón, educado e impuesto por la dictadura criminal de Franco, que salía en los medios, que se movía por el mundo medrando bajo un disfraz de monarca cachondo y hasta simpático. Un tipo campechano que no se cortaba a la hora de hacer comentarios que mejor se debiera haber callado.

En cambio ahora todos ellos permanecen callados, silenciosos, mudos, invisibles, desaparecidos, desapercibidos ¿Dónde andan ahora esos obispos boca-chancla y esos borbones que tanto aman a sus siervos? Es como si lo que le sucede a esta triste españa no fuera con ellos, cuando nos enteramos, gracias al demoledor informe de la fundación FOESSA sobre la desigualdad en españa, que  solo el 34,5% de españoles vive sin carencias, el 40,6% se hunde en la precariedad y el 24,2% sufre exclusión (Ver gráfico).

Una cosa es clara, y nos la recuerda la sabiduría popular: «Quien calla otorga». Es evidente que ellos están totalmente de acuerdo con el Crimen Social perpetrado al milímetro por el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español apoyados por los partidos nacionalistas. Y su silencio e inacción les ponen en el mismo nivel de bajeza ética que las criaturas la Casta política española, convirtiéndoles en cómplices de sus crímenes.

Su comportamiento en nada difiere al de aquél que, de entre el grupo de depravados, no viola a la mujer pero le agarra las piernas para que la sometan otros. Su bajeza humana es la misma que aquel que no da el golpe mortal pero participa de la paliza mientras se ríe de la víctima. La Monarquía española y la Iglesia española, desde su silencio, nos demuestran hasta que punto son cómplices de la ruina pasada y presente de españa. Y, lo peor de todo, también serán culpables de nuestra ruina futura, y la de nuestros hijos, si no exigimos a voz en grito un proceso constituyente que nos convierta en una República Laica que nos saque de una vez por todas de esta infame Edad Media en la que todavía vivimos inmersos.

Basta ya de súplicas, es tiempo de exigencias.

De reyes, adulación y 2.306.000 niños pobres (#Marcaespaña

Los que esperan la prebenda rindiéndole pleitesía. Su idea del trabajo bien hecho.

españa es fiel a sus tradiciones: toros, paella, flamenco, procesiones, servilismo y coronar reyes. Y si algo sabemos hacer bien de verdad, es lo último: coronar reyes y adularlos después; todo ello con la sana intención de que una minoría de inútiles y corruptos saquen tajada de la poca riqueza que puedan producir unos súbditos históricamente abandonada a su suerte y con un alto índice de adoctrinamiento y provincianismo, que no cultura, histórica enemiga de reyes, clérigos y militares.
Es así nos guste o no, y eso se retrata en el poco Arte que hemos sido capaces de crear; desde El lazarillo de Tormes o La vida del Buscón —exaltación del tan hispano “búscate la vida” producto de la miseria provocada por el rey de turno con su cohorte de aduladores, arribistas y advenedizos— hasta la vergüenza y el escarnio que representa el Guernica de Picasso, una obra maestra que nos habla del dolor generado por una general golpista y sus tropas de criminales rebeldes. Dolor extendido por decenas de años de asesinatos y toma de posiciones de la actual monarquía y su nueva cohorte de los de siempre.
En esta españa de vergüenza y de hastío no hay lugar para lo importante: el Futuro: Infancia y Juventud. Pues el futuro no tiene cabida en una españa moribunda infestada de monarcas, clérigos y dictadores anclados en su siempre inútil. Para todos ellos solo existe un presente perenne de expolio a manos llenas, de eliminación de todo vestigio de modernidad o futuro y de ruina humana que no sea su pequeño mundo inmundo de adulación para sacar tajada.
A esa españa de vergüenza y de hastío no le importan en absoluto los millones —millones ya— de niños que viven por debajo del umbral de la pobreza, se lo habrán buscado, pensaran desde sus jaulas de oro protegidas por “sus” policías indignos. A esa españa corta de miras solo le interesa salvaguardarse ella y su caterva de amiguetes ignorantes. Porque más allá de ellos, de su pequeño mundo vacuo, solo existe un vacío tan negro como sus conciencias. La suerte, la gran suerte que han tenido hasta ahora, es que hay un elevado porcentaje de población con alma de siervo que todavía entona a voz en grito el ¡Vivan las caenas!.

Pero los tiempos están cambiando.

Miembros del Opus Dei entre los mayores corruptos

Hubo un tiempo en que ser católico y más aún miembro del Opus Dei era un marchamo de honradez. Es un escándalo añadido que dos destacados miembros de la Obra –Federico Trillo y Juan Cotino- aparezcan entre los más corruptos de los corruptos en el tremendo escándalo Bárcenas. Los directores de la Obra deben hacer examen de conciencia de por qué se ha llegado a esta situación degradante de tal falta de ejemplaridad y de tal doble vida contra la esencia misma del espíritu de San Josemaría Escrivá de Balaguer.

A más hijo de la gran puta, más gran crucifijo presenta

Al parecer, los miembros de la Obra, y por ende sus directores, ya no consideran que corromperse, que obtener beneficios de manera ilícita, es pecado, porque el hecho es que tanto el corrupto Federico Trillo, que debería abandonar de inmediato la embajada española en Londres, como el corrupto Juan Cotino aparecen enfangados de manera continuada en el pecado de avaricia en grado máximo con vulgares chorizos. A personas que tienen un compromiso de vida cristiana y que han de predicar con el ejemplo.
Lo de Federico Trillo es la cuadratura del círculo porque cobraba en negro su defensa de los implicados en el caso Gürtel. ¡Menuda defensa! Es decir, que cobraba de Gürtel para defender a los de Gürtel, que cobraba en negro para defender que nadie cobraba en negro. Es imposible imaginar mayor desfachatez, más cara dura, más doble moral y más inmundicia.
Lo de Juan Cotino era conocido, pero no confirmado, porque la empresa familiar de los Cotino se lo lleva todo de la Generalitat valenciana y de los ayuntamientos de la provincia de Valencia y aparecen tanto la empresa familiar como el personaje en la lista de donantes y tomantes. Luego puede poner el crucifijo en la presidencia de las Cortes que eso es fariseísmo e hipocresía. Cotino, que es agregado, célibe, resulta que le pierde la codicia y bebe los huesos por el vil metal.
Si algo produce la corrupción es un escarnio del trabajo bien hecho, pues se desprecian el mérito, la pericia y la honradez en aras de la mordida y se falsea todo a cambio de dinero. Se miente y se engaña sin rebozo ni límite. Es decir, es un pecado que contradice directamente el espíritu del Opus Dei que se basa en la santificación del trabajo, la santificación por el trabajo y la santificación de los demás por el trabajo. ¿Qué han santificado Trillo pillando dinero negro de Gürtel y Cotino chapoteando en el cenagal valenciano? Trillo, corrupto defensor de corruptos. ¿Eso es santificar el trabajo, eso es santificarse por el trabajo? ¿A quién santificaba este chorizo, acaso a Bárcenas, o El Bigotes o a Correa?
¿En qué se basaban las obras públicas de los Cotino, acaso en la obra bien hecha, o en el maletín bien llevado? El caso es que Cotino es el mayor corruptor de la muy corrompida administración valenciana. Está considerado el mentor de todos esos jóvenes corruptos que llegaron a hacer negocio sucio de la visita del Papa a Valencia.
Si añadimos al numerario Jesús Pedroche en el Consejo de Administración de Bankia, al ministro del Interior Jorge Fernández cobrando dietas inmorales para vivienda cuando reside en el Ministerio y a Luis de Guindos caído del guindo de Lehman Brothers y con muchas zonas oscuras en su paso por Red Eléctrica nos encontramos a casi todos los miembros del Opus Dei incursos en corrupción, convirtiendo todo el espíritu del Opus Dei es una mascarada, en esa doble vida que execraba San Josemaría Escrivá de Balaguer. De ejemplaridad, todo lo contrario.

A más hijo de la gran puta, mayor necesidad de penitencia

Porque estos señores no han pecado y delinquido una vez, fruto de la debilidad humana, sino que llevan toda una vida de complaciente, tolerante o activa participación en las cloacas mafiosas del PP. Es lo que algunos han llamado el apostolado de presencia que ahora sabemos que es llevárselo crudo. La cuestión es que no estamos ante versos sueltos, sino ante personas que pertenecen a una Prelatura, a grupo católico, donde reciben una formación y tienen una dirección espiritual constante, y donde el espíritu fundacional parece haberse sido ninguneado. Quizás por eso algunos textos de San Josemaría se mantienen discretos, porque no se soporta la mirada en el espejo.
Algo va muy mal en el Opus Dei, en algo están fallando clamorosamente sus directores, cuando se ha llegado a esta situación que no es de detalle sino de escándalo clamoroso, tan clamoroso que clama al cielo.

Fuente: Alerta Digital (Enrique de Diego)

El maloliente negocio de los libros de texto

España es uno de los pocos países desarrollados en los que la escolarización obligatoria supone un esfuerzo económico muy considerable para las familias, pese a que el artículo 27 de la Constitución consagra el derecho a estudiar y el apartado 4 del mismo artículo establece que “la enseñanza básica es obligatoria  y gratuita”. Pese a tan grandilocuente declaración casi un tercio de las familias españolas se ve incapaz de asumir el gasto que supone la vuelta al colegio.

El mandato constitucional se convierte en papel mojado —otro más— ante la realidad de un negocio que mueve más de mil doscientos millones de euros al año: Los libros de texto. Un negocio que tiene detrás a poderosas instituciones  capaces de dictar leyes o acomodar a su interés las existentes, para lo que han contado siempre con la colaboración de todos y cada uno de los distintos gobiernos de la nación.

¿Quién controla este negocio?

El primer grupo empresarial en volumen de negocio lo constituye la Iglesia Católica, que no satisfecha con los casi cinco mil millones de asignación directa del estado, ha tejido una maraña de empresas omnipresentes en el ámbito educativo. La Iglesia es propietaria —total o parcial— de las siguientes editoriales:

Grupo SM: Fundada por religiosos marianistas. En la actualidad opera en 9 países. El acrónimo SM significa “Societas Mariae” (Sociedad de María).

Grupo Edebé: Fundada por la Congregación Salesiana. Hace negocio en todo el mundo con editoriales propias en Argentina, Chile y México. En el País Vasco tiene el sello Giltza, en Galicia Rodeira, en la Comunidad Valencia Marjal y en Andalucía Guadiel.

EDB son las siglas de Editorial Don Bosco, patrón de la orden salesiana.

Editorial Edelvives: El Grupo Editorial Luis Vives pertenece al Instituto de los Hermanos Maristas y mediante su editorial intentan fomentar lo que ellos denominan “humanismo cristiano”.

Editorial Bruño: Fundada por el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas La Salle. Como buenos empresarios, y para ampliar su patrimonio, en 2001 los Hermanos de La Salle llegaron a un acuerdo de venta con el grupo francés Hachette Livre, del que también forma parte el grupo editorial español Salvat. De hecho, existe una línea denominada “Publicaciones Generales Bruño-Salvat” que cuenta con un catálogo especializado en publicaciones infantiles y juveniles, con personajes como Kika Superbruja, Astérix, Titeuf…

Hay que resaltar que la Iglesia católica impone los libros de texto de sus editoriales en los más de 2.600 centros educativos públicos que gestiona directamente, lo que redondea el negocio y el adoctrinamiento que practica.

Los otros dos grupos empresariales que controlan el resto del negocio editorial de libros de texto son:

Hachette Livre: Precisamente, otro importante beneficiario es el grupo Hachette que, aparte de la editorial católica Bruño, también se hizo en 2004 con el importante Grupo Anaya donde se incluyen marcas como Algaida, Vox, Cátedra, Pirámide o Alianza.

Este grupo es propiedad del conglomerado francés Lagardère que, además de dedicarse a la publicación, tiene una línea de negocio armamentística a través de la sociedad EADS, creadora, entre otros proyectos, del Airbus.

Grupo PRISAEs el gigante de la comunicación española, propietario de El País, la Cadena Ser, etcétera. Su sección de negocio editorial lo comprende la Editorial Santillana, de la que recientemente ha vendido un 25% del capital al fondo de inversión estadounidense Liberty.

El nuevo consejo de administración de PRISA está integrado por personajes como Ernesto Zedillo, expresidente de México bajo cuyo mandato se produjo el levantamiento campesino del EZLN, Nicolas Berggruen, con un patrimonio personal de más de 2.000 millones de dólares o, como no, Juan Luis Cebrián, hijo de Vicente Cebrián, importante cargo de la prensa franquista y director del diario Arriba de la Falange.

 

¿Son necesarios hoy en día los libros de texto?

En la era de la información el libro de texto tal y como se conoce es un búnker al margen de la realidad. Se obliga a los escolares a un conocimiento unidireccional, normalmente de calidad pésima, sin proporcionarles herramientas de acceso al conocimiento global. El conocimiento que se adquiere es de naturaleza memorística, sin que el alumno pueda participar activamente de los saberes que se le inculcan, limitándose a abrir el libro por la página que señala el maestro y aprenderse la lección, la más de las veces incompleta y sesgada.

Conociendo a los que se encargan de elaborar las materias que han de estudiar nuestros escolares no es de extrañar que la educación así concebida esté manipulada en demasiadas ocasiones. El discurso dominante se repite machaconamente desde la escuela y así nos encontramos con textos que recitan los mantras habituales del neoliberalismo y que ocultan gran parte de la realidad social y ecológica del planeta, como demuestra el estudio comparativo sobre contenidos de libros de texto realizado por Ecologistas en Acción.

En el extremo más descarado podemos encontrar libros enteramente dedicados a inculcar los valores del capitalismo salvaje entre los niños, como es el caso de “Mi primer libro de Economía, Ahorro e Inversión”, incluido por la Junta de Castilla la Mancha para el curso 2013/14 como texto que sustituye a la defenestrada Educación para la Ciudadanía, un material que parte de la defensa a ultranza de la iniciativa económica privada en la generación de riqueza y el fomento del espíritu emprendedor, piedra angular del pensamiento económico del PP y que ha sido elaborado por una directora de la entidad financiera “Inversis Banco”.

Este modelo educativo es sumamente beneficioso para las clases dominantes, que pueden repetir sus dogmas sin prácticamente oposición. Una educación basada en la búsqueda de información y el procesado de la misma por parte del alumnado no les interesa en absoluto ya que abre la puerta a realidades alternativas. Es tal la oposición del cártel editorial a cualquier innovación tecnológica en la escuela, que han llegado a acusar a alguna administración pública de piratería por tratar de introducir el libro electrónico en las aulas.

Frente a esta situación de auténtica tiranía del libro de texto —económica e ideológica—  se alzan cada vez más voces críticas entre el profesorado, con iniciativas tan interesantes como El día sin libro de texto, la Asociación Otra escuela es posible, aulas virtuales como la de la Plataforma Educativa Aragonesa y muchas más.

 

Fuente: Voces de Pradillo

La iglesia invierte sus (NUESTROS) buenos dineros en gomas e hincha-chorras

Noticia: La Iglesia invierte en una multinacional que fabrica Viagra y anticonceptivos

¡Ay la Iglesia! Esa pretenciosa puta babilónica perversa.

Propugna y promueve la castidad y la parquedad. Prohíbe la penetración del pene para los pobres, cuyo propósito es poblar de pobres prescindibles el planeta…

Pero para los pudientes y potentados, para los prepotentes prebostes promiscuos hay prebendas y permisividad. Para sus procaces perversiones hay ponderación. Para que sus penosas pichas proporcionen provechosos pollazos, positivo es invertir en protección y pretensión, o lo que es lo mismo: en gomas y viagra.

 

Es la iglesia amigos y amigas y no podía ser de otro modo: un lugar poblado de pobres penes apenados que pecan apenas pueden. Penes que penan, penes procaces, penes que opinan, penes que penetran de ano en ano, de vez en vez y cada dos por tres. 

 

¿Quiénes son los patriotas?

Artículo de Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

Artículo publicado en Público.es 

Mark Twain, uno de los autores más críticos de la sabiduría convencional que ha tenido EEUU, escribió frecuentemente que el concepto de patriotismo, en cualquier país, es uno de los más utilizados para esconder intereses de grupos sociales que quieren mantener, por todos los medios, sus privilegios utilizando el sentimiento patriótico como mecanismo de movilización popular, identificando sus intereses particulares con los intereses de lo que llaman patria. Antonio Gramsci, en Italia, uno de los analistas más importantes que han existido en Europa de cómo el poder se reproduce en las sociedades, subrayó con gran agudeza la función ocultadora de los símbolos de la patria para defender los intereses de las clases dirigentes.

España (y Catalunya dentro de ella) es un ejemplo claro de lo que Mark Twain y Antonio Gramsci indicaron. Las derechas han sido siempre las que se han presentado como las grandes defensoras de la patria, defensa que requiere los máximos sacrificios de los que están a su servicio. Uno de los eslóganes de la Guardia Civil (el cuerpo de policía armado que históricamente ha tenido la función de mantener el orden público y reprimir cualquier agitación social que cuestionara las relaciones de poder existentes en España) era “Todo por la patria”, lo que podía significar incluso la pérdida de  la vida de los guardias civiles aunque también, mucho más frecuentemente, la de los represaliados. La Monarquía, el Ejército y la Iglesia han sido siempre las estructuras institucionales que han defendido el poder de los grupos dominantes en las esferas financieras y económicas (y, por lo tanto, políticas y mediáticas) del país, utilizando el amor y el compromiso con la patria como mecanismo de movilización popular en defensa de sus intereses. Las pruebas históricas que avalan esta utilización de la patria para dichos fines particulares son robustas y abrumadoras.

Tales instituciones de derechas son pues las que se consideran a sí mismas como las defensoras de la patria. Hace sólo unos días, el diario monárquico profundamente conservador ABC ponía en portada a la Duquesa de Alba como la gran defensora de la patria española acusando a los catalanes de ser poco patriotas (11 Nov. 2012). Tal personaje es una de las terratenientes más importantes de España y está entre los que reciben mayores subsidios del estado español y de la Unión Europea, a cargo del erario público. Su linaje familiar, por cierto, ha jugado un papel clave, junto con otros terratenientes, en reproducir una situación en el campo andaluz responsable, en gran parte, de la pobreza de las poblaciones rurales de aquella parte de la patria española.

Pero la credibilidad de tal tesis (de que las derechas son las que sostienen el patriotismo) depende, en gran medida, de lo que se entienda por patriotismo, el cual, como la mayoría de sentimientos, no es fácil de definir. Después de todo, ¿qué quiere decir amor a la patria?

¿Qué es patriotismo? Sigue leyendo “¿Quiénes son los patriotas?”

Máxima de Rouco Varela para paliar la miseria “A Dios rogando… “

La Iglesia católica, siempre fiel a sí misma y a sus obsesiones, sigue a rajatabla la máxima que dice “A Dios rogando y con el mazo dando”. Viendo eso se da uno cuenta de cuan alta es su integridad y su capacidad de sacrificio para con los demás.

En unos tiempos oscuros, repletos de individuos inmorales, gente sin miramientos que no respetan nada ni a nadie han decidido, por fin, tomar partido, “hasta mancharse” como diría el poeta.

Con unos pocos días de intervalo hemos podido vivir sendas noticias que demuestran lo que dice el refrán:

Queda clara cual es la postura de la Iglesia ante las múltiples amenazas que vive hoy España, reserva espiritual del mundo entero. Para las cosas poco importantes golpear las leyes y evitar la unión legal de homosexuales, proteger a los fetos que abandonarán al nacer… Para evitar eso luchan hasta la extenuación, sacan a los feligreses a la calle, promueven el fundamentalismo, no acatan las leyes, hacen apología de la violencia sexual desde los púlpitos y disculpan a sus pederastas. Para las cosas realmente importantes, en cambio: la Pobreza y la Miseria de millones de españoles, ofrecen la oración, ese ligero esfuerzo sin apenas coste y de dudosa productividad.

Sepan que yo y muchos otros les agradecemos de antemano sus rezos, oraciones, salves, jaculatorias, procesiones, misas, pasea cristos, soba vírgenes e idolatra santos; pero si desean hacer un favor social, entreguen al estado todos los bienes que vienen robando desde tiempo inmemorial y que en la actualidad han incrementado todavía más y enciérrense en sus templos para que les alimente su feligresía fiel y no el Estado. Pero eso último no lo harán ¿Verdad? Ustedes saben, lo mismo que lo sé yo, que llegados a ese punto se morirían de hambre. Y sus oraciones serían papel mojado a los ojos del mismo Dios.