Catalunya, contar banderas en lugar de votos

España es un país absurdo donde los haya. Cuando todavía no eramos españa ya estuvimos mareando la perdiz con los “moros” cerca de un milenio, parece ser que era cómodo eso de ir conquistando y cobrando un dinerillo a los perdedores para que nada cambiara. Cualquier cosa menos avanzar.
Cuando terminamos con la morería nos fuimos a invadir, perdón, conquistar un continente. Y a fe que lo hicimos, y lo expoliamos. Y con todo el oro y la plata que robamos, revestimos varias veces a nuestros dioses, cristos y millares de santos y mártires, que de eso si entiende, y mucho, españa. Ingentes cantidades de metales preciosos fueron a parar a la iglesia de los pobres a perpetuar la nada que nos define, el resto sirvió para generar la primera crisis económica que conoció Europa.


A partir de ahí todo fue ir cuesta abajo. Mientras el mundo miraba de frente, nosotros nos dedicábamos embestirnos como toros bravos, tanto, que terminó siendo el símbolo que nos define. Y así hasta ahora, sin quitarle ninguna razón a aquella frase de Jovellanos: «españa sigue siendo una nación sin cabeza»
¿Todo este rollo para qué? Preguntaréis, pues por el hecho de que quienes desgobiernan este país —herederos de la ignorancia de aquellos que desataron los caballos de la carroza de Fernando VII para tirar de ella al grito de «¡Que vivan las caenas!»—, prefieran que catalunya se llene de banderas: catalanas, españolas, preconstitucionales, republicanas, independentistas… prefieran que muchas de esas banderas se quemen en público —con lo que eso afecta a los patrioteros que reducen su nación a un trapo—; prefieran el riesgo de que en algún momento se produzca cualquier situación de violencia antes que permitir que sea el sufragio universal quien determine cuál es la querencia de los catalanes.
A cualquier otro le parecería raro eso de negar el derecho al sufragio argumentando para ello altísimos valores democráticos, constitución española incluida. Pero no podemos olvidar que estamos en españa, país absurdo donde los haya. Un lugar en el que el partido en el poder, ganador ilegítimo de unos comicios, da más importancia a un trapo que a un ciudadano. Un gobierno que prefiere contar banderas que contar votos.
Así nos va.


La única cosa que une a los españoles es su estupidez, pues esa si que no entiende de patrias ni banderas

Si no recordamos la Verdad terminaremos olvidándola

Una de las veces en las que Marcos Ana (1920) estaba siendo torturado en la Dirección General de Seguridad, los policías, cargados de odio, le preguntaron: ‘¿Por qué luchas?’ Él, con toda la dignidad, respondió: ‘Lucho por una sociedad en la que nadie pueda hacerles a ustedes lo que ustedes me están haciendo a mí’.
Si no recordamos la verdad terminaremos olvidándola. Es una relectura de aquella otra que dice que quien no conoce la Historia se arriesga a que se repita. Es tiempo de recordar la Verdad, antes de que el adoctrinamiento al que quiere llevarnos las distintas leyes de Educación de los Partidos títeres de esta dictadura camuflada la hayan tergiversado.
Es de obligado cumplimiento que se sepa que españa es el segundo país del mundo en fosas comunes repletas de cadáveres sin nombre. Es necesario que se sepa que mientras solo existan víctimas de un solo bando ni la guerra civil podrá darse por cerrada ni sus heridas cicatrizadas. No podemos olvidar que mientras existan dos españas: la de los vencedores indignos y la de los perdedores dignos, este país continuará en guerra, cruenta o no, y nunca podrá nombrarse la palabra “Paz” en un contexto de certeza.

Grave error en la nueva “Ley de la impunidad policial”

He comenzado a leer algunos de los millones de casos por los que podemos ser multados con esa nueva “Ley de protección al político ladrón” y me he encontrado con un par de ellos en los que los miembros del gobierno ilegítimo del PP se está equivocando de pleno.
No tanto porque el populacho salga a calle dispuesto a no dejarse robar la dignidad; es sabido que el español —esos millones de criaturas muertas en vida que ni sienten ni padecen, salvo para hacer cola al comprar el “libro” de una ignorante o matar a quien se meta con su “equipofurbol”— no levantarán los cojones del sofá ni sus potorros abandonarán la ventosa hecha con la silla. El alma de siervo que nos alimenta no da para más.

http://www.publico.es/agencias/efe/10471/el-38-de-los-menores-practica-botellon-y-la-mitad-de-ellos-con-bebidas-de-alta-graduacion-alcoholica

Digo que la cagan, cuando se atreven a proponer como Infracciones graves (multa de 1.001 a 30.000 euros) estos dos casos:
— El consumo o la tenencia ilícitos de drogas tóxicas, sustancias estupefacientes o psicotrópicas, aunque no estuvieran destinadas al tráfico, en lugares, vías, establecimientos o transportes públicos, así como el abandono de los instrumentos u otros efectos empleados para ello en los citados lugares y la tolerancia de dicho consumo en locales o establecimientos públicos por parte de los propietarios, administradores o encargados de los mismos. (Procede de la Ley de 1992).
-El consumo de bebidas alcohólicas en lugares, vías, establecimientos o transportes públicos cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana.


Amigos, se acabó el botellón y el liarse el “peta” en el banco del parque. O vuestros papás viven en el barrio de Salamanca y os prestan alguna de sus casitas para montar el “guateque” privado u os vais a colocar a Madagascar. Yo creo que ahí los políticos ilegítimos del PP no solo la cagan sino que se están jugando la vida.
Qué harán esos millones de jóvenes sin futuro, ni pasado, ni ilusiones cuyo único hálito vital es ir a pillarse la papa del botellón e intentar zumbarse a alguna pava cuando esté medio bolinga. Dónde pillarán la taja que les haga olvidar la puta vida en la que se les ha metido, a pesar suyo. Dónde se liarán los canutos de chocolate con esa liturgia tan visual de lamer el piti, romperlo, sacarle el tabaco, quemar la china, mezclarla con el tabaco y liarse el truja… todo ello mientras en sus mentes imaginan sueños inaccesibles, futuros robados por gobiernos ilegítimos como el del PP, lacayo de todos los criminales que expolian españa a manos llenas.
Yo tengo una edad, lo reconozco. Pero si ahora mismo fuera uno de esos jóvenes sin futuro alguno, si me viera como cualquiera de los integrantes de esas generaciones perdidas para siempre por culpa de una de las estafas sociales más grandes que ha vivido la humanidad, si siendo uno de ellos ya me impidieran ese último acto de rebeldía y de “olvido barato”; creo que me iría hacia ellos. Y lo haría como debe hacerlo todo aquel que sabe que ya solo le espera la muerte y la nada: con la intención de facilitarle el cielo a todo el que se interpusiera entre mí y mi cubata o mis petas.

#yosoy301

Muévelo tanto como puedas. Hazle un favor a tu Libertad y a la de tus hijos.

Video de la campaña #yosoy301 en defensa de los derechos de reunión y de manifestación.
Únete con tu firma a la campaña en:http://www.change.org/es/peticiones/yosoy301
Se trata de una iniciativa solidaria con las 300 personas identificadas por la policía el pasado 27 de octubre, a quienes la Delegación del Gobierno en Madrid ha anunciado que va a sancionar con cuantiosas multas.
En un momento en que se están vulnerando gravemente nuestros derechos económicos y sociales, se trata también de defender nuestras libertades políticas básicas