Recortes a dónde vais – Retallades a on aneu

Recortes a dónde vais

Este cartel está situado en un ascensor del Hospital del Sagrat Cor de Barcelona que recientemente ha sido el beneficiario del cierre de 74 camas públicas del Hospital Clínic. Si no andamos alerta, anuncios como este pronto nos parecerán normales, cuando en realidad solo son la expresión del progresivo “desguace” del Sistema Público de Salud. Sistema que, a pesar de que nos haya sido robado, seguiremos pagando como dóciles imbéciles.
El Hospital del Sagrat Cor forma parte de la multinacional IDC Salud (anteriormente Grupo Capio) perteneciente al grupo de capital riesgo CVC Partners. IDC Salud es una entidad “con ánimo de lucro” que gestiona más de 20 hospitales del territorio español i que ha experimentado un crecimiento importante en los últimos años.
Este es un caso claro de lo útil que será para los que manejan los hilos que catalunya y españa incrementen su odio. Dejemos la estupidez a un lado, dejemos de mirarnos nuestros sacrosantos ombligos, dejemos de aceptar como ciertas las noticias que nos venden. Tenemos más cosas que nos acercan que no que nos separan. Los hijos de la gran puta que nos roban, nos roban a todos, en catalán, en castellano, en gallego. Para ellos solo somos carne al peso. Y los políticos nos son más que sus putas mantenidas a las que les ponen pisitos. Pero lo terrible es que todo lo pagamos nosotros de nuestros impuestos. Hasta a la policía que viene a machacarnos la pagamos nosotros, y sus porras, y sus balas y su indecencia y su adoctrinamiento.
No olvidemos que nuestra inacción nos convierte en cómplices de todas y cada una de esas vergüenzas. Ni olvidemos que el día que queramos llorar por el futuro que les hemos legado a nuestros hijos, nuestras lágrimas ya no nos pertenecerán. Solo venceremos si somos capaces de separar lo realmente importante, saliendo todos a la calle a reventar lo que sea necesario.

Retallades a on aneu

Aquest cartell està situat en un ascensor de l’Hospital del Sagrat Cor de Barcelona que recentment   ha estat el beneficiari del tancament de 74 llits públics de l’Hospital Clínic. Si no estem alerta, anuncis com aquest aviat ens semblaran normals, quan només són l’expressió del progressiu desballestament del Sistema Públic de Salut. Sistema que, havent-nos estat robat, seguirem pagant com a dòcils imbècils.
L’Hospital Sagrat Cor forma part de la multinacional IDC Salud (anteriorment grup Capio) pertanyent al grup de capital risc CVC Partners. IDC Salud és una entitat amb ànim de lucre que gestiona més de 20 hospitals del territori espanyol i que ha experimentat un creixement important en els darrers anys.
Aquest es un cas clar de l’útil que serà per als que mouen els fils que catalunya y españa incrementin el seu odio (divideix i guanyaràs). Deixem l’estupidesa a un costat, deixem de mirar-nos els nostres santificats melics, deixem d’acceptar con a certes les noticies que ens venen. Tenim més coses que ens acosten que no pas que ens allunyen. Els fills de la gran puta que ens roben, ens roben a tots, en català, en castellà, en gallec. Per a ells som carn al pes. I els polítics nos son més que les seves putes mantingudes a les que els hi munten pisets. Però el terrible es que tot ho paguem nosaltres dels mostres impostos. Fins i tot a la policia que ve a colpejar-nos la paguem nosaltres, i les seves porres, i les seves bales i la seva indecència i el seu adoctrinament.
No oblidem que la nostra inacció ens converteix en còmplices de totes i cadascuna d’aquestes vergonyes. Ni oblidem que el dia que vulguem plorar pel futur que haguem llegat als nostres fills, les nostres llàgrimes ja no ens pertanyeran. Només vencerem si som capaços de separar el realment important i sortint tots al carrer a rebentar el que sigui necessari.

Según miembros el PP “Hoy sobra policía en la calle Génova”

La denuncia por el robo de dos ordenadores que ha interpuesto Luís Bárcenas ha podido terminar en tragedia según nos informa nuestro enviado especial Benito Camela. Esta es su crónica de los hechos:

Al personarse los expertos de la policía científica en la sede del PP para buscar huellas, se han encontrado con un número indeterminado de miembros de la UIP (a casco calado y pañal puesto) que protegían a los miembros del partido del viscoso contacto con los ciudadanos. Ahí ya se ha vivido el primer conato de violencia pues algunos de los recien llegados acudían sin uniforme y se movían por las calles como si aquello no fuera con ellos.

Durante esa primera refriega a porra extendida, nuestro radiocassette ha podido recoger frases tales como: “... Mis cojones vas a pasa tú niñatomierda…”, “…¡Que soy compañero coño!…”,”… Dale a esa vieja cabrón…”, “… ¡Compañero tu puta madre!…” y “… Que alguién enseñe una puta placa a esos mamones…”.

La situación, lejos de resolverse, ha empeorado cuando unos encapuchados tapados con pasamontañas, creyendo que aquello era una manifestación en contra DespaÑa, ha acudido raudos a reventarla. Los números de la policía que acompañaban a la científica, lejos de amedrentarse se han visto obligados a sacar las pipas en un intento de reducir a los encapuchados que han sacado las porras extensibles y han repartido como si aquello fuera misa mayor en la catedral de Burgos.

Según nos informan, a las nueve de la noche todavía se estaban intentando clarificar los hechos que se han saldado con: tres porras torcidas, dos pasamontañas descosidos, cuatro kits “tomahuellas” de la barbie CSI esparcidos por el suelo, siete pares de botas con suciedad extrema, cuatro UIP con crisis de ansiedad por haber de bajar las porras y un infiltrado con depresión al no soportar que le planten cara.

 (Benito Camela para PutoParao Nius)

 

La cultura de la codicia, el compadreo y el arribismo en las cajas de ahorros españolas

Artículo original: Spain’s Savings Banks’ Culture of Greed, Cronyism and Political Meddling por Giles Tremlett (The Guardian).

El comportamiento de los ejecutivos en las cajas de ahorro españolas está bajo la lupa precisamente cuando el sector se prepara para pedir el rescate de los contribuyentes.

Mientras los contribuyentes europeos se preparan para rescatar a los bancos enfermos, los fiscales anticorrupción, los académicos y los parlamentos regionales han empezado a descubrir una historia de codicia, compadreo y arribismo político que ha llevado a caer a muchas de las principales cajas de ahorro del país.

Con el cuarto mayor banco del país -Bankia- reclamando 19.000 millones de euros y las autoridades admitiendo por fin que serán necesarios 9000 millones más para salvar a  otras dos antiguas cajas de ahorro -CatalunyaCaixa y Novagalicia- , la preocupación se centra en el montante creciente y en la manera en la que se han dirigido los bancos.

Los investigadores judiciales analizan también los pagos a antiguos altos cargos y la salida a bolsa de Bankia, en la que 350000 pequeños inversores vieron cómo dos tercios de su dinero se desvanecían.

El importe total que deben pagar los fondos de rescate europeo se ha incrementado a causa de las indemnizaciones multimillonarias recibidas por algunos de los antiguos altos cargos poco tiempo antes de que los bancos se fuesen a pique, así como por las decisiones tomadas por miembros no-cualificados de sus consejos de administración que, ahora, reconocen su incapacidad para analizar las cuentas de los bancos. Consejos de administración abarrotados de puestos políticos y de personas cuyo conocimiento sobre la banca es prácticamente nulo -incluyendo, en un caso, un cajero de supermercado-. Sigue leyendo “La cultura de la codicia, el compadreo y el arribismo en las cajas de ahorros españolas”