El silencio cómplice de la Iglesia española y el borbón

integracion social españa

Recuerdo momentos de esta etérea democracia española en la que un estamento tan poderoso como el de la Iglesia Católica salía a la calle día sí, día también, para vocear a los cuatro vientos lo mal que lo hacía el Gobierno de turno. Eran tiempos de leyes de divorcio, leyes de aborto y búsqueda de una Sociedad algo más ecuánime. Ningún obispo se escondía entonces en su intento de manipular las mentes de los simples. Y no solo eso, aprovechaban la ocasión para hacer apología a favor de la violencia de género, en general, y de la violación de mujeres en particular. Y no solo eso, puestos en faena, aprovechaban para abrir un espacio de comprensión a sus gustos pederastas que tanto les relajan la castidad.

Recuerdo también un rey, un borbón, educado e impuesto por la dictadura criminal de Franco, que salía en los medios, que se movía por el mundo medrando bajo un disfraz de monarca cachondo y hasta simpático. Un tipo campechano que no se cortaba a la hora de hacer comentarios que mejor se debiera haber callado.

En cambio ahora todos ellos permanecen callados, silenciosos, mudos, invisibles, desaparecidos, desapercibidos ¿Dónde andan ahora esos obispos boca-chancla y esos borbones que tanto aman a sus siervos? Es como si lo que le sucede a esta triste españa no fuera con ellos, cuando nos enteramos, gracias al demoledor informe de la fundación FOESSA sobre la desigualdad en españa, que  solo el 34,5% de españoles vive sin carencias, el 40,6% se hunde en la precariedad y el 24,2% sufre exclusión (Ver gráfico).

Una cosa es clara, y nos la recuerda la sabiduría popular: «Quien calla otorga». Es evidente que ellos están totalmente de acuerdo con el Crimen Social perpetrado al milímetro por el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español apoyados por los partidos nacionalistas. Y su silencio e inacción les ponen en el mismo nivel de bajeza ética que las criaturas la Casta política española, convirtiéndoles en cómplices de sus crímenes.

Su comportamiento en nada difiere al de aquél que, de entre el grupo de depravados, no viola a la mujer pero le agarra las piernas para que la sometan otros. Su bajeza humana es la misma que aquel que no da el golpe mortal pero participa de la paliza mientras se ríe de la víctima. La Monarquía española y la Iglesia española, desde su silencio, nos demuestran hasta que punto son cómplices de la ruina pasada y presente de españa. Y, lo peor de todo, también serán culpables de nuestra ruina futura, y la de nuestros hijos, si no exigimos a voz en grito un proceso constituyente que nos convierta en una República Laica que nos saque de una vez por todas de esta infame Edad Media en la que todavía vivimos inmersos.

Basta ya de súplicas, es tiempo de exigencias.

Los Números de la vergüenza

Si un grupo de personas, sea este lo numeroso que sea, pierde su Dignidad como seres humanos, las dos únicas vías posibles que les quedan en la vida son las de ser verdugos o esclavos. Perdió ya sus opciones de libertad.

En la actualidad, cuando una Humanidad entera ha caido enferma de idolatría al Dios único: el Dinero, es cuando se observan más y mejor los datos de la infamia como especie. Podrá parecer que nada sucede, si anteayer hubo calma, y ayer la hubo, y si hoy la hay… no significa que mañana comience nuestra inevitable e irreversible desaparición como especie. Que nadie se engañe y que todos empecemos a tomar conciencia de lo que se nos viene encima.

Los datos
 

Más de 1,000 millones de seres humanos viven con menos de un dólar al día.
448 millones de niños sufren insuficiencia ponderal.
El 20% de la población mundial tiene el 90% de las riquezas.
Un niño de cada cinco no tiene acceso a la educación primaria.
80% de los refugiados son mujeres y niños
Las mujeres ganan 25% menos que los hombres a competencias iguales.
876 millones de adultos son analfabetos, de los cuales dos tercios son mujeres
Cada día, 30 000 niños de menos de 5 años mueren de enfermedades que hubieran podido ser evitadas
En los países en desarrollo, más de un niño de cada diez no llegará a cumplir los 5 años.
Más de 500 000 mujeres mueren cada año durante el embarazo o en el parto.
Hoy en día, 42 millones de personas viven con el virus del SIDA, de las cuales 39 millones viven en países en desarrollo.
El VIH/sida es la principal causa de fallecimiento en África subsahariana.
Al horizonte del 2020, algunos países africanos podrían perder más de una cuarta parte de su población activa por causa del SIDA.
Más de 1,000 millones de personas no tienen acceso a agua salubre
En África subsahariana, cerca de la mitad de la población no tiene acceso al agua potable.
2,400 millones de personas se ven privadas de instalaciones sanitarias satisfactorias.
En África subsahariana, una persona de cada tres sufre hambre crónica.
2,800 millones de personas, es decir, cerca de la mitad de la población mundial, viven con menos de 2 dólares al día.

Fantastic Spain

Genial Artículo de Anton Losada publicado en El Diario.es

La Bolsa recupera los diez mil puntos y los mercados ya descuentan exuberantes el inicio de la recuperación económica. La cosa va tan en serio que el Increíble Montoro ha dado un ultimátum a la crisis, concediéndole hasta el 2014 como plazo para acabarse. Mariano Rajoy ya avisa: salimos de la recesión como el primo de Zumosol, reforzados y saneados.

Estamos tan bien que vamos a recortar otros 19.000 millones durante los próximos dos años solo para que los mercados vean que podemos. También nos vamos a cepillar los servicios sociales municipales, porque seguramente no harán falta ahora que llega tanta bonanza. Las mismas comunidades autónomas que se declaraban quebradas hace unos meses para despedir médicos y maestros, anuncian ahora nuevas rebajas fiscales a un año de las elecciones.

Tres millones de pobres y doce millones bajo el umbral de la pobreza, uno de cada cuatro españoles en edad de trabajar en paro y la previsión de que durante 2014 desaparezcan un 25% más de empresas, un nuevo récord de morosidad bancaria y más caídas de la facturación industrial. Cómo va a recuperarse un país que crecerá por debajo del 1% mientras las rentas del trabajo caen por encima del 5% no es un misterio, será todo un milagro.

Aunque se lo parezca, no hay contradicción. “España vive un momento fantástico, llega el dinero de todas partes”, ha dicho Emilio Botín. Ha provocado muchas risas y alguna indignación, pero lo cierto es que tiene más razón que un santo. El dinero vuelve a España. Estaría loco si no lo hiciera. Y el dinero ni está loco, ni es tonto. Después de mucho esfuerzo y sacrificios masivos, nos hemos convertido al fin en el gran chollo de la economía mundial. Somos un todo a cien abierto veinticuatro horas.

Tras la reforma laboral, ofrecemos una de las fuerzas de trabajo más baratas y mejor formadas del mundo. Despojado de derechos básicos para equilibrar mínimamente una negociación laboral, el trabajador español o trabaja, o revienta. Por el lado de los impuestos, además de saber que ahora paga menos del 10% de los beneficios, el dinero opera con la seguridad de que eso no cambiará pase lo que pase. Entre subir impuestos y reducir gasto, el actual gobierno español siempre elegirá podar en sanidad o educación.

El dinero ha aprendido durante esta crisis otra cosa muy importante sobre España. Invertir aquí es un negocio blindado. Si algo va mal, siempre aparecerá un gobierno dispuesto a socializar las pérdidas con dinero de los impuestos y deuda pública. Especular en España tiene premio seguro, como las promociones de los bancos. A usted le toca una aspiradora o un secador. A ellos bonos y letras con sabrosos intereses .

Trabajo a precio de saldo, impuestos de mentirijillas e inversión asegurada contra todo riesgo. Tal y como lo ve el dinero, España no es diferente, España es fantástica, como en aquella canción del anuncio.

¿Existen los pobres?

Muchos piensan:
Son unos vagos y unos borrachos.
Es culpa suya que sean pobres.
Los pobres lo son porque se lo buscan.
¿A mí? A mi no me va a tocar.

LOS NADIES (Eduardo Galeano)

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
Que no son, aunque sean. Que no hablan idiomas, sino dialectos. Que no profesan religiones, sino supersticiones. Que no hacen arte, sino artesanía. Que no practican cultura, sino folklore. Que no son seres humanos, sino recursos humanos. Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local. Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Desigualdad y Derechos Sociales: Análisis y Perspectivas 2013

DOCUMENTO ACONSEJABLE PARA ENTENDER LA FRACTURA SOCIAL ESPAÑOLA PERPETRADA POR EL PSOE Y EL PP

La renta de 18.500 euros que en promedio recibieron los españoles en 2012 es inferior en términos de capacidad adquisitiva a la que ya existía en el año 2001. Desde 2007, el hecho conjunto de caída de la renta media (cerca de un 4%) y elevación de los precios (cerca de un 10%) ha dado origen a ese deterioro de las rentas de los españoles, sin parangón en las últimas décadas.
Los indicadores que recogen de forma más directa los cambios en la renta disponible de los hogares ofrecen un retrato aún más adverso de las consecuencias de la crisis económica. Según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida, aquella -ajustada por unidades de consumo- ha caído más de un 10% desde 2007.

En términos de bienestar, en cualquier caso, el rasgo más preocupantede la evolución de la renta en la crisis es el aumento sin precedentes de la desigualdad en su distribución. La experiencia española en esta severa recesión es un claro ejemplo de evolución regresiva de la renta de los hogares. Mientras que desde 2006 los ingresos de la población con rentas más bajas han caído cerca de un 5% en términos reales cada año, el crecimiento correspondiente a los hogares más ricos ha sido el mayor de toda la población. Además de desmentir el estereotipo de que los costes de la crisis se han generalizado a todas las capas sociales de manera uniforme, el hundimiento de las rentas más bajas ha llevado a una proporción creciente de la población a niveles de vulnerabilidad muy altos.

Las medidas sintéticas de la desigualdad confirman el crecimiento de las diferencias de renta entre los hogares españoles. Desde la crisis, el Índice de Gini ha aumentado casi un 10%, mientras que la diferencia entre la renta del percentil 80 y el percentil 20 ha crecido casi un 30%. Esta ampliación de las diferencias entre los extremos de la distribución de la renta confirma la mejora relativa de los hogares más ricos y el drástico empeoramiento de los hogares más pobres. Desde que se dispone de información anual sobre las rentas de los hogares no se había registrado un crecimiento tan alto de la desigualdad.

Para acceder a todo el documento haced click en la imagen

Desigualdad y Derechos Sociales: Análisis y Perspectivas 2013 by Joaquín Vicente Ramos Rodríguez

 

La Pobreza (todo son palabras, solo faltan Actos)

Continuamente y en todos los medios oímos hablar a políticos, banqueros, sindicalistas, empresarios, arribistas, economistas, periodistas, obispos, rastreros y profetas varios.
De sus bocas escuchamos excusas, insultos, improperios, filípicas, comentarios, amenazas, discursos, explicaciones, pretextos, disculpas, justificaciones, subterfugios, evasivas, injurias, afrentas, groserías, denuestos, maldiciones, quejas, lamentos, mentiras, mentiras y más mentiras.

Son pobres, pero regalen somriures. Fotografía de Marcello Scotti (http://www.marcelloscotti.com/)

Pero ninguno de ellos, ninguno en absoluto, habla del hambre y la pobreza que sufren los niños. No ya siquiera esos niños escuálidos y lejanos, sino los niños de nuestra tierra, los cercanos, los hijos de nuestros vecinos y los nuestros propios, pues no está escrito que algunos de nosotros seamos unas de las 600.000 personas que serán expulsadas a la miseria durante el próximo año. Y si no se habla de ellos es porque no se les tiene en cuenta, son simples daños colaterales que deben esconderse, carne tierna pero prescindible pues mano de obra barata la hay de sobras
Soy de la opinión de que cuando en un estado, país, nación, o esa estupidez supina llamada patria, más del 25% de sus niños viven por debajo del umbral de la pobreza y los gestores, los que deciden los designios de dicha nación no actúan ni siquiera para darles un nombre, nos encontramos ante una sociedad profundamente enferma. Y no sirve mirar al de al lado ni levantar dedos acusadores contra los demás y decir los consabidos: “Yo no he sido” o “Yo no sabía”. Todos y cada uno de nosotros somos responsables de ello. La mayoría por simple “omisión de socorro”, por mirar hacia otro lado, por pensar que “a mí jamás me sucederá”, por cobardía, por no saltar a las calles y con una sola voz decir “NO. Ya basta. Queremos Actos”.


Mientras solo seamos capaces de mirarnos nuestros endiosados ombligos, mientras pensemos que eso que sucede es ajeno, estaremos actuando como ellos y de su lado. Mientras permitamos leyes que toleren, e incluso defiendan, la pobreza, la miseria y el hambre de los niños, no seremos mejores que los peores dictadores de la Historia. Mientras no aceptemos que los niños, todos ellos, sin distinción, nacen iguales, por más que nazis como Rajoy se empeñen en negarlo, formaremos parte activa del juego atroz de los asesinos. Mientras no queramos darnos cuenta de que los Niños, todos ellos, son el Futuro, nuestro futuro planetario como especie, seremos la misma calaña que esos que solo hablan.
Podemos hacer muchas cosas, no nos engañemos. Siempre se puede hacer algo por los demás, lo mismo que desearíamos que hicieran ellos por nosotros si un día nos fuera necesario. Lo primero y más importante es saber que esa miseria ya lo envuelve todo. Tomar conciencia y salir a reclamar, a quienes corresponda, que ya basta de juegos, que es momento de Actos. Lo segundo y más sencillo, participar en el abastecimiento de los bancos de alimentos de nuestras ciudades, promover acciones para que haya más actuaciones en ese sentido e inculcar a nuestros hijos el altruismo, una de las pocas cosas baratas que dan felicidad por sí mismas. Sí, podemos hacer muchas cosas, muchas, salvo olvidar.
Termino con la escena de una película que explica, con mejores palabras que las mías, cual puede llegar a ser el límite de la inacción y de la aceptación de que lo que sucede es “normal”.

Máxima de Rouco Varela para paliar la miseria “A Dios rogando… “

La Iglesia católica, siempre fiel a sí misma y a sus obsesiones, sigue a rajatabla la máxima que dice “A Dios rogando y con el mazo dando”. Viendo eso se da uno cuenta de cuan alta es su integridad y su capacidad de sacrificio para con los demás.

En unos tiempos oscuros, repletos de individuos inmorales, gente sin miramientos que no respetan nada ni a nadie han decidido, por fin, tomar partido, “hasta mancharse” como diría el poeta.

Con unos pocos días de intervalo hemos podido vivir sendas noticias que demuestran lo que dice el refrán:

Queda clara cual es la postura de la Iglesia ante las múltiples amenazas que vive hoy España, reserva espiritual del mundo entero. Para las cosas poco importantes golpear las leyes y evitar la unión legal de homosexuales, proteger a los fetos que abandonarán al nacer… Para evitar eso luchan hasta la extenuación, sacan a los feligreses a la calle, promueven el fundamentalismo, no acatan las leyes, hacen apología de la violencia sexual desde los púlpitos y disculpan a sus pederastas. Para las cosas realmente importantes, en cambio: la Pobreza y la Miseria de millones de españoles, ofrecen la oración, ese ligero esfuerzo sin apenas coste y de dudosa productividad.

Sepan que yo y muchos otros les agradecemos de antemano sus rezos, oraciones, salves, jaculatorias, procesiones, misas, pasea cristos, soba vírgenes e idolatra santos; pero si desean hacer un favor social, entreguen al estado todos los bienes que vienen robando desde tiempo inmemorial y que en la actualidad han incrementado todavía más y enciérrense en sus templos para que les alimente su feligresía fiel y no el Estado. Pero eso último no lo harán ¿Verdad? Ustedes saben, lo mismo que lo sé yo, que llegados a ese punto se morirían de hambre. Y sus oraciones serían papel mojado a los ojos del mismo Dios.