Contra la #LeyMordaza, la Voz de los Poetas

Hoy, y a la espera de que el próximo gobierno sea demócrata y la derogue, ha entrado en vigor la Ley Mordaza —llamada “Ley de seguridad ciudadana” en un claro intento de reírse de la ciudadanía desde un oxímoron con muy poca gracia—.
A partir de hoy cabe la posibilidad de que muchos cerebros que todavía creían en la Libertad se entreguen y comiencen el proceso de putrefacción que los convierta en zombis, la intención primera y última de los anti demócratas fascistas que gustan de reírse del capítulo 2 de la constitución española.
Pero no cabe la entrega. Jamás la entrega. Jamás la Dignidad.
Lo más difícil de callar es la Voz de los poetas: sus versos. Tomémosles a ellos como ejemplo para que la palabra, al menos la palabra, esa maravillosa vacuna contra el adoctrinamiento, no muera asesinada por los dictadores.
Bienvenidos al primer día de la nueva lucha contra el fascismo.
No nos vencerán. Ahora toca galopar hasta enterrarlos en el mar…

Los libertadores (Canto General) – Pablo Neruda
Aquí viene el árbol, el árbol
de la tormenta, el árbol del pueblo.
De la tierra suben sus héroes
como las hojas por la savia,
y el viento estrella los follajes
de muchedumbre rumorosa,
hasta que cae la semilla
del pan otra vez a la tierra.

Aquí viene el árbol, el árbol
nutrido por muertos desnudos,
muertos azotados y heridos,
muertos de rostros imposibles,
empalados sobre una lanza,
desmenuzados en la hoguera,
decapitados por el hacha,
descuartizados a caballo,
crucificados en la iglesia.

Aquí viene el árbol, el árbol
cuyas raíces están vivas,
sacó salitre del martirio,
sus raíces comieron sangre,
y extrajo lágrimas del suelo:
las elevó por sus ramajes,
las repartió en su arquitectura.
Fueron flores invisibles,
a veces, flores enterradas,
otras veces iluminaron
sus pétalos como planetas.

Y el hombre recogió en las ramas
las corolas endurecidas,
las entregó de mano en mano
como magnolias o granadas
y de pronto, abrieron la tierra,
crecieron hasta las estrellas.

Éste es el árbol de los libres.
El árbol tierra, el árbol nube.
El árbol pan, el árbol flecha,
el árbol puño, el árbol fuego.
La ahoga el agua tormentosa
de nuestra época nocturna,
pero su mástil balancea
el ruedo de su poderío.

Otras veces, de nuevo caen
las ramas rotas por la cólera,
y una ceniza amenazante
cubre su antigua majestad:
así pasó desde otros tiempos,
así salió de la agonía,
hasta que una mano secreta,
unos brazos innumerables,
el pueblo, guardó los fragmentos,
escondió troncos invariables,
y sus labios eran las hojas
del inmenso árbol repartido,
diseminado en todas partes,
caminando por sus raíces.
Éste es el árbol, el árbol
del pueblo, de todos los pueblos
de la libertad, de la lucha.

Asómate a su cabellera:
toca sus rayos renovados:
hunde la mano en las usinas
donde su fruto palpitante
propaga su luz cada día.
Levanta esta tierra en tus manos,
participa de este esplendor,
toma tu pan y tu manzana,
tu corazón y tu caballo
y monta guardia en la frontera,
en el límite de sus hojas.

Defiende el fin de sus corolas,
comparte las noches hostiles,
vigila el ciclo de la aurora,
respira la altura estrellada,
sosteniendo el árbol, el árbol
que crece en medio de la tierra.

El Partido Popular defiende SU libertad con violencia

Ha sucedido en Barcelona. En un mitin de Mariano Rajoy, responsable primero y último de la deriva social en la que se encuentra españa, se coló un reducido grupo de seguidores de la PAH para efectuar una acción de protesta pacífica.
Lo que no deja de ser curioso es la cristalina  metáfora de la españa negra que nos han regalado los insignes infra demócratas que llenaban la sala: golpear a los pacíficos con sus banderas.
Si esa es la españa del futuro es que no existe un futuro para españa.

Si señores, es hermosa la palabra “libertad”. Solo que en sus bocas parece un insulto, un vómito sangrante, la expectoración de un pulmón enfermo que expulsa rabia, ira y odio hacia todo aquel que “desgraciadamente” no es como ellos.
La elegancia, la educación, el Espíritu Democrático y amante de la Libertad (esta sí, con mayúsculas), hubiera llevado a quienes atesoran dichas cualidades, a expulsar a los molestos, sí; estaban interrumpiendo al ponente, cierto. Pero lo hubieran hecho de buenas maneras, acompañándoles con educación y sin violencia —qué falta hacía—. Esa hubiera sido una verdadera demostración de eso de lo que alardean aunque adolezcan.
Pero lo que allí había eran votantes, simpatizantes y hasta afiliados al PP. La antítesis de lo detallado en el párrafo anterior. Qué podía esperarse entonces: La rabia, el espumarajo por la boca, el insulto, el golpe con saña (más allá del dolor infligido, que ahí quedan las imágenes).
Lo que allí había es el arquetipo de la españa negra, Puerto Hurraco, almas serviles y adoctrinadas, los tristes cuerpos de todos aquellos que entienden que Libertad es igual a “lo que me sale de los cojones”, y Derecho es igual a “porque me sale de los cojones”. Entendiendo “sus” cojones “de ellos”. Siempre.
La conclusión es que si en un cesto hay la mitad de manzanas sanas y la otra mitad, podridas, o viene una mano amiga y limpia el cesto o todas terminarán en la basura. Dicho de otro modo: “Una Sociedad que se estructura en la Violencia, terminará siendo violenta”.
Y todavía una nota más: ¿Qué podía haber sucedido de no haber cámaras que controlaran los sucesos en todo momento? Harían bien en preguntárselo todos esos fascistas que entienden que la Razón es del que más grita o más fuerte golpea.
Si esa es la españa del futuro es que no existe un futuro para españa.

Un paladín de la Democracia llamado Mariano Rajoy

A veces el “plumero” es de un tamaño mucho mayor que la indecencia de quien lo exhibe.

Ya apuntaba en el lejano 2012 sobre el pasado nazi de Mariano Rajoy. Un impresentable de ojo tembloroso y cobardía protegida por plasma televisivo al que la estupidez de millones de millones de almas cándidas regalaron un poder absoluto pensando que esa criatura, y las del resto de su partido, tenían algún valor democrático.

Error gravísimo.

Quien no fue democrático, no lo será jamás. Quien fue franquista confeso, sigue siéndolo. Quien alabó la supremacía racial de una minoría, seguirá siendo nazi toda su vida.

Y no solo lo digo yo, lo dice el refranero: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Y lo dice, y muy bien, ese librito por el que todos los del Partido Popular pierden el culo, la Biblia se llama. En Mateo 7 podemos leer lo que sigue:

 

15Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que por sus frutos los conoceréis.

 

Que nadie se lleve a engaño, entonces.

Es necesario que estas cosas se sepan y lleguen al máximo de geografías.

Quien fue un franquista con ideología nazi, seguirá siendo un franquista con ideología nazi por mucho que mienta, manipule, censure y golpee a los que no son como él.

Otra victoria del orgulloso ejército español

Un gobierno que destina los recursos militares a defender los intereses de una empresa privada en lugar de destinarlos para la defensa de todos sus ciudadanos es un gobierno antidemocrático e ilegítimo al que hay que echar del poder del modo que sea antes de que perpetren un golpe de estado.

Una vez más se demuestra lo que las páginas de la Historia nos han repetido tantas veces: el ejército español es el único del mundo incapaz de vencer una batalla fuera de su territorio pero en cambio es famoso por su capacidad masacrar a sus conciudadanos.
Una vez más se demuestra, y esta vez de una forma clarísima, cuáles son los intereses reales que defiende el PP: solo aquellos de los que les dan las órdenes; razón por la cual se convierten en un gobierno de títeres, ilegítimo, totalmente corrupto e indigno al que, caso de haber algún otro partido o sindicato que no fuera igualmente corrupto, se le forzaría a dimitir para crear un nuevo proceso constituyente y convocar nuevas elecciones.
Una vez más se demuestra que nuestros ejércitos y policías son utilizados como perros por parte de esa oligarquía que trabaja codo con codo con el PP. Perros estúpidos, además, porque no saben que la mano que les da de comer no es la que les da las órdenes sino aquella a la que muerden sin piedad y sin cerebro.
Pero hay una cosa que deberían pensar esos que se consideran nuestros amos y los azuzan contra nosotros: que mientras el ejército se surtió de jóvenes de la gleba podían tener claro que no se girarían contra ellos, pero ahora nuestro ejército es mercenario. Ándense con ojo, entonces, no vaya a sucederles lo que a los reyes católicos cuando echaron al último moro: españa se quedó sin nada salvo un ejército que demandaba sus prebendas. ¿Qué prebendas les darán ahora? Cuando no quedan continentes que expoliar ni “indios” que masacrar. Piénsenlo, porque un perro hambriento no respeta la mano del amo.

El gran fraude de las europeas: coalición y abstención

Un gran artículo de Roberto Centeno publicado en El confidencial

 La pasada semana, ante el posible retroceso en las elecciones europeas de los dos grandes partidos estatales, que, junto con los separatistas, han protagonizado durante los más de 35 años de gobierno el saqueo inmisericorde a los más débiles y a la clase media, el mayor nivel de corrupción de nuestra historia y la destrucción moral y política de España, han elegido una nueva táctica: el fraude de una gran coalición que les permita seguir disfrutando del mismo poder bipartidista (que hasta ahora habían disfrutado por separado) y que les ha permitido perpetrar el mayor expolio a la riqueza de un pueblo en toda la historia europea. Algo que apoyan el Rey, las oligarquías empresarial y financiera y algunas grandes embajadas, que quieren una España débil con una mano de obra barata e inculta.

PP y PSOE no son desde hace mucho tiempo las siglas de dos ideologías contrapuestas, sino dos caras de una misma moneda de burocracia, corrupción, nepotismo e incompetencia. Y para seguir en el poder están dispuestos a lo que sea, empezando por hacer una campaña electoral de bajo perfil, creyendo que las ventajas que la ley D’Hont concede a los partidos mayoritarios son extrapolables a los resultados electorales con baja participación de votantes. Hablando en términos coloquiales, se trata de mantener las tres R, como lo denominan algunos, aunque son cuatro, al Rey, a Rajoy, a Rubalcaba y al Robo. El Rey como jefe de Gobierno, Rajoy presidente, Rubalcaba vicepresidente y el robo as usual. Para ello, han hecho un pacto de silencio sobre la corrupción.

Pero, lo que es todavía mucho peor, es que esta posible gran coalición no sólo dejaría a España en manos de los partidos nacionales más incompetentes y corruptos de Europa por otros cuatro años. El problema es, como señaló Felipe González en laSexta –y resulta abiertamente contradictorio con su propuesta de gran coalición–, que “lo más preocupante es que los líderes del PP y PSOE, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba respectivamente, no han planteado lo que quieren hacer con el país. Ninguno es capaz de exponer en 20 minutos y con credibilidad lo que quiere hacer con España los próximos 20 años”. ¿Y lo que conviene a España resulta que es ser gobernada por ineptos y apátridas que ni siquiera tienen un proyecto de país?
La última sesión de control del Gobierno en el Congreso antes de las elecciones europeas fue una declaración de amor entre Rajoy y Rubalcaba. Resulta que Rajoy está “sustancialmente de acuerdo” con todas las chorradas y lugares comunes que dijo Rubalcaba sobre Europa (por ejemplo: “Los problemas de Europa se resuelven con más Europa”, y otras memeces por el estilo). Sin embargo, cuando Rajoy mintió como un bellaco diciendo que la economía va mucho mejor, y debiendo tener Rubalcaba datos para demostrar que esas afirmaciones son absolutamente falsas, el jefe de la oposición abandonó el hemiciclo. No se le ocurrió al ínclito Alfredo preguntar al trilero de Rajoy si la destrucción de 184.000 empleos en el primer trimestre de 2014 es ir mejor; si recortar en 4.700 millones las prestaciones por desempleo, bajando la prestación media a su mínimo histórico en términos reales, es ir mejor.

Votar al PP o al PSOE es apoyar a un sistema político criminal que ha generado las mayores desigualdades de renta y riqueza de nuestra historia, y la segunda de Europa, situado a un tercio de las familias por debajo del umbral de la pobreza, y donde millones, sobre todo niños, pasan ya hambre física. Como dice la Biblia, “perdónalos, Señor, porque no saben lo que hacen”. Pero lo pagarán caro; ellos, sus hijos y sus nietos.

El discurso que están realizando a favor de la gran coalición es que, después de las elecciones de 2015, deberá hacerse una reforma de la Constitución para ir a un Estado Federal. Un auténtico camelo, porque las autonomías han superado de lejos los límites y las competencias de un Estado Federal. Y es que estos indocumentados que están al mando parece que todavía no se han enterado de cómo se reparte el gasto público total en un Estado federal y en la estafa de Estado autonómico que nos han impuesto desde la Transición, para repartirse España como si fuera un solar.

En un alarde increíble de totalitarismo, en un auténtico atentado contra la democracia, el Gobierno ha ordenado al Censo Electoral la supresión de miles de mesas y colegios electorales en toda España y, particularmente, en aquellos lugares donde el voto le es menos favorable. Se suprimirá una de cada tres urnas para dificultar el voto de los desafectos y fomentar la abstención, ya que, si se producen grandes colas en algunas zonas, la gente no querrá esperar y se volverá a su casa. Esto es lo que el PP espera conseguir con una acción que ni las repúblicas bolivarianas se atreverían a poner en marcha. La increíble excusa de estos totalitarios es que, como en todo caso la abstención va a ser alta, suprimiendo mesas y colegios se ahorra dinero. Y, mientras tanto, mantiene el despilfarro político a todo trapo. Es simplemente inaudito el grado de hipocresía de González Pons, el número dos en la lista del PP, al afirmar que el rival del PP en las europeas “no es el PSOE, sino la abstención”.

Leer artículo completo en este enlace

“Todos son igual de corruptos”, dicen los Corruptos

https://antenamisionera.wordpress.com/2014/02/06/los-corruptos-corrompen/

Nos lo repiten como una letanía, Nos lo enseñan hasta adoctrinarnos: “El poder corrompe. Todos son igual de corruptos”. ¿Quién no lo ha escuchado en bares, peluquerías, mercados… incluso por parte de algún compañero de trabajo o algún invitado cenar? El gobierno ilegítimo del PP sabe aplicar hasta la saciedad el sexto principio de Goebbels: el de orquestación: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad». Como buenos herederos del fascismo franquista siguen confiando en el ministro nazi de Hitler y su buen hacer manipulatorio. Y no les va nada mal.
A mí en cambio, que no soy demasiado dado a los adoctrinamientos ni a que me traten como a un perro policía domesticado, me gusta manejar otra teoría que dice que “En todas partes hay gente honesta, pero solo acceden al poder aquellos que son corruptos o fácilmente corruptibles”. Si no pensara de este modo debería dejar de creer en el Ser Humano, y eso es algo a lo que me niego ya que la Historia nos ha mostrado muchos casos de personas honestas que no han regalado su Dignidad.
Y no solo los que pueblan los libros de Historia: Giordano Bruno, Servet, Gandhi, Martin Luther King, Mandela… Sino también los millones de depurados de las dictaduras, los torturados hasta la muerte, los echados vivos al mar desde aviones militares, los olvidados en las cuentas que dieron la vida por una idea, por un ideal de vida, sea éste más o menos acorde con nuestro modo de pensar.
Pero al gobierno ilegítimo del Partido Popular, le es necesario que nos creamos a pies juntillas la primera opción, porque de ese modo la ciudadanía, ese populacho, pensará que cualquiera que llegue al poder será corrupto, y así, sentado frente a la televisión berlusconiana le dirá a su mujer que “no merece la pena ir a votar, María, para qué, si todos son iguales y no va a cambiar nada…”.
Éxito total. Los que odian el sufragio universal, los herederos del franquismo, irán a votar en masa, porque como enemigos de la Democracia saben el valor de su voto; los otros, ese populacho ignorante que apenas entiende ni lo que lee en el periódico, se quedará en casa lamentándose de que todos son iguales mientras el televisor le escupe basura a la cara.
Es necesario abrir los ojos, hacer ver a la gente que eso es una mentira, otra más. Es necesario hacer entender a los que nos rodean que el hecho de que esa cúpula política tenga el alma putrefacta, no significa que no existan gentes de bien capaces de gobernar españa, que las hay. Incluso en sus propios partidos, me atrevería a decir.
Lo malo es que en partidos como esos, cuya cúpula ya es ejemplo de corrupción, solo podrán ascender aquellos que ya desde jóvenes dan fe de su corrupción o de su facilidad para caer en ella.
Queda claro entonces que no podemos depositar nuestra confianza en el Partido Popular, Partido Socialista Obrero Español, Convergencia i Unió… partidos donde el robo sistematico de lo Público es bandera, patria, idioma y cultura.
Ha llegado el tiempo de levantarnos de nuestros mullidos sillones y decir basta dando una oportunidad a las personas honestas, que las hay. En cualquier otro caso vamos hacia una debacle social que puede terminar en violencia extrema. Y ahí los criminales sí que tendrían negocio.

«¿España? Me importa una puta mierda»

Es lo que piensan los salvapatrias, lamebanderas, comehostias y paseacristos del gobierno del PP que desgobierna a esta triste tierra; terral de latifundios, campo de grandes de españa y espacios palaciegos donde ir a adualar la rey… que poco más se puede pedir donde reina la nada.

Primer ejemplo: Ley de seguridad Ciudadana. No sé que puedan pensar esos tipos. Viéndoles hablar, a veces pareciera que españa solo lo es cuando anda poblada de españoles. En otro caso sería un terreno en alquiler o venta. Si la correcta es la primera opción: que lo hace que un país lo sea son sus habitantes, entramos en conflicto cuando han aprobado el anteproyecto de una ley que va en contra de la ciudadanía, de la expresión de su descontento y de uno de los títulos más importantes de la Constitución, eso que tanto celebran rodeados de militares. Es como si los propietarios de un terreno, que llevan pagando desde que instalaron en él, son golpeados cada vez que se disponen a bailar una Jota porque al guadia jurado de la urbanización no le gusta tan digna danza. Conclusión: Si un país lo hacen sus habitantes y el gobierno legisla en contra de esos habitantes significa que ese país, a ese gobierno, le importa una puta mierda.

Segundo ejemplo: A Rajoy le preocupa que Alemania tenga claro donde vamos. No entro en matizaciones de que cuando ese tipo deseaba gobernar no hablaba para nada de los deseos, necesidades o conocimientos geográficos de los alemanes; él salía en los medios y con la boca grande, la de mentir al populacho, se presentaba como adalid salvapatrias, el único capaz de dignificar españa, y lo hacía desde el patriotismo y el amor a su país ¿Y ahora resulta que dependemos de que Alemania se levante de mala hostia porque la merkel no se ha relajado el chirri? Es como si uno decide proteger y cuidar a su familia pero desde los deseos sexuales que tenga el vecino para con nuestras hijas y mujer. Conclusión: Si un presidente de gobierno inclumple todas y cada una de las promesas electorales y le preocupa lo que piense un país extranjero mientras hace oídos sordos a lo que piden sus ciudadanos, es que a ese presidente su país le importa una puta mierda.

Tercer ejemplo: Montoro profetiza que “el PP volverá a ganar porque los mercados no son gilipollas”. Que salga ese primo hermano del Gólum comportándose como lo hicieron, Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel, sus antecesores bíblicos, puede parecer cosa de risa, aunque desgraciadamente y dado el nivel endémico de estupidez del español medio, no lo es en absoluto. Llevamos toda la entrada diciendo que un país lo es por su contenido humano. Pues me perdonara esa criatura, pero dudo que el señor “mercados” tenga nada que ver con la población que sufre, y mucho, todos y cada uno de sus desastres y los del resto del gabinete del PP. Es como si para salvar la economía de mi familia, cuyo dinero me he gastado en putas y tabaco, me fuera a buscar dinero a un usurero y llegara a casa con los bolsillos llenos para volver a irme de putas; sin preocuparme en absoluto de que el pago al usurero habré de hacerlo con el potorro de mi señora. Conclusión: Si un tipo impresentable, amenazador profesional y rezador entre horas, declara en público y en plan bocachancla que lo que le da el poder a su partido no es la ciudadanía sino un amigo que se llama “mercados”, es porque a esa criatura los ciudadanos, los votantes, su país, en suma, le importan una puta mierda.

Grave error en la nueva “Ley de la impunidad policial”

He comenzado a leer algunos de los millones de casos por los que podemos ser multados con esa nueva “Ley de protección al político ladrón” y me he encontrado con un par de ellos en los que los miembros del gobierno ilegítimo del PP se está equivocando de pleno.
No tanto porque el populacho salga a calle dispuesto a no dejarse robar la dignidad; es sabido que el español —esos millones de criaturas muertas en vida que ni sienten ni padecen, salvo para hacer cola al comprar el “libro” de una ignorante o matar a quien se meta con su “equipofurbol”— no levantarán los cojones del sofá ni sus potorros abandonarán la ventosa hecha con la silla. El alma de siervo que nos alimenta no da para más.

http://www.publico.es/agencias/efe/10471/el-38-de-los-menores-practica-botellon-y-la-mitad-de-ellos-con-bebidas-de-alta-graduacion-alcoholica

Digo que la cagan, cuando se atreven a proponer como Infracciones graves (multa de 1.001 a 30.000 euros) estos dos casos:
— El consumo o la tenencia ilícitos de drogas tóxicas, sustancias estupefacientes o psicotrópicas, aunque no estuvieran destinadas al tráfico, en lugares, vías, establecimientos o transportes públicos, así como el abandono de los instrumentos u otros efectos empleados para ello en los citados lugares y la tolerancia de dicho consumo en locales o establecimientos públicos por parte de los propietarios, administradores o encargados de los mismos. (Procede de la Ley de 1992).
-El consumo de bebidas alcohólicas en lugares, vías, establecimientos o transportes públicos cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana.


Amigos, se acabó el botellón y el liarse el “peta” en el banco del parque. O vuestros papás viven en el barrio de Salamanca y os prestan alguna de sus casitas para montar el “guateque” privado u os vais a colocar a Madagascar. Yo creo que ahí los políticos ilegítimos del PP no solo la cagan sino que se están jugando la vida.
Qué harán esos millones de jóvenes sin futuro, ni pasado, ni ilusiones cuyo único hálito vital es ir a pillarse la papa del botellón e intentar zumbarse a alguna pava cuando esté medio bolinga. Dónde pillarán la taja que les haga olvidar la puta vida en la que se les ha metido, a pesar suyo. Dónde se liarán los canutos de chocolate con esa liturgia tan visual de lamer el piti, romperlo, sacarle el tabaco, quemar la china, mezclarla con el tabaco y liarse el truja… todo ello mientras en sus mentes imaginan sueños inaccesibles, futuros robados por gobiernos ilegítimos como el del PP, lacayo de todos los criminales que expolian españa a manos llenas.
Yo tengo una edad, lo reconozco. Pero si ahora mismo fuera uno de esos jóvenes sin futuro alguno, si me viera como cualquiera de los integrantes de esas generaciones perdidas para siempre por culpa de una de las estafas sociales más grandes que ha vivido la humanidad, si siendo uno de ellos ya me impidieran ese último acto de rebeldía y de “olvido barato”; creo que me iría hacia ellos. Y lo haría como debe hacerlo todo aquel que sabe que ya solo le espera la muerte y la nada: con la intención de facilitarle el cielo a todo el que se interpusiera entre mí y mi cubata o mis petas.

¿Todos los integrantes de la policía desean una ley anticonstitucional que les dé impunidad criminal?

Que aparezca el representante de uno de los sindicatos de la policía en los medios defendiendo la nueva “Ley de ¿Seguridad? Ciudadana” que propone el gobierno ilegítimo del PP, es algo que ya no extraña a nadie. Los criminales anticonstitucionales herederos del franquismo han sabido perpetuarse.

Pero una cosa que nos cuesta de aceptar a la mayoría de ciudadanos, al menos a aquellos que creemos mantener la capacidad de pensar, cuestionar y tener criterio propio, es el hecho de que TODOS los integrantes de los distintos cuerpos policiales de españa acepten de manera tácita lo que pretende la nueva ley: La impunidad total y completa de las actuaciones policiales, sean éstas lo criminales que puedan llegar a ser. Pues es sabido que si deja de existir la posibilidad de un mecanismo de control —y las grabaciones ciudadanas por ahora lo son, como contrapartida de las que puedan presentar ellos— que pueda poner en evidencia los actos cometidos por dichos criminales, entraremos en una espiral de impunidad que nos acercará más a la ideología nazi de las SA y las SS que a la de unos cuerpos de seguridad democráticos que deben velar por la seguridad de las personas.

Porque no nos engañemos, si algo hemos podido ver en las actuaciones de las UIP o Mossos de los últimos años, es un uso desmedido de la violencia por parte de algunos de sus integrantes. Algo que se entiende porque en todas partes, y en los cuerpos de la policía con más razón pues se sienten legitimados, existen individuos con tendencias criminales —sádicos y psicópatas—, lo mismo que tipos con ideas políticas y sociales totalmente radicales. Y esos actos han saltado a la luz y han podido ser denunciados gracias a las grabaciones que los ciudadanos se atrevían a hacer, a veces incluso a riesgo de su propia integridad física.

A título personal, me es imposible creerme que todos y cada uno de los miles de policías de este país deseen eso. Porque si ello es así querrá decir que todos y cada uno de los miembros de las distintas policías son, por omisión y aceptación, tan criminales como esa minoría que desea quedar impune de todas y cada una de sus atrocidades pasadas y futuras. Y no me sirve como excusa el argumento tan manido ya de la “obediencia debida”, pues en la Ley Orgánica 2/1986, de 13 marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Revisión vigente desde 13 de Marzo de 2011) puede leerse el siguiente párrafo en su preámbulo:

 Novedad a destacar es el significado que se da al principio de obediencia debida, al disponer que la misma en ningún caso podrá amparar actos manifiestamente ilegales ordenados por los superiores, siendo también digna de mención la obligación que se impone a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de evitar cualquier práctica abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrañe violencia física o moral.

 Y como acto ilegal debe entenderse el propósito de la nueva ley que proyecta el gobierno ilegítimo del PP pues choca con el artículo 5 de esta que estamos tratando cuando en sus apartados 2 y 3 dice:

 2. Relaciones con la comunidad. Singularmente:

a) Impedir, en el ejercicio de su actuación profesional, cualquier práctica abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrañe violencia física o moral.

b) Observar en todo momento un trato correcto y esmerado en sus relaciones con los ciudadanos, a quienes procurarán auxiliar y proteger, siempre que las circunstancias lo aconsejen o fueren requeridos para ello. En todas sus intervenciones, proporcionarán información cumplida, y tan amplia como sea posible, sobre las causas y finalidad de las mismas.

c) En el ejercicio de sus funciones deberán actuar con la decisión necesaria, y sin demora cuando de ello dependa evitar un daño grave, inmediato e irreparable; rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance.

d) Solamente deberán utilizar las armas en las situaciones en que exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad física o las de terceras personas, o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana y de conformidad con los principios a que se refiere el apartado anterior.

3. Tratamiento de detenidos, especialmente:

a) Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad deberán identificarse debidamente como tales en el momento de efectuar una detención.

b) Velarán por la vida e integridad física de las personas a quienes detuvieren o que se encuentren bajo su custodia y respetarán el honor y la dignidad de las personas.

c) Darán cumplimiento y observarán con la debida diligencia los trámites, plazos y requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico, cuando se proceda a la detención de una persona.

Esta semana pasada la policía portuguesa nos ha dado una lección de ciudadanía al ser capaces de comportarse como individuos conscientes de que más allá de criaturas uniformadas, son personas con familias e hijos a los que también están arruinando el futuro con su inacción y aceptación de políticas vejatorias para la clase obrera a la que también ellos pertenecen.

Igual sería una buena cosa que aparecieran, si es que las hay, las personas que viven bajo esos uniformes coactivos y represivos hacia sus iguales. Sería algo necesario si no deseamos terminar de nuevo con masacres arbitrarias pero basadas en la más absoluta legalidad como ya se hizo en la Alemania nazi. Es necesario endender que el hecho de que existan leyes no implica que exista la Justicia.

Promulgar leyes hasta eliminar todo vestigio de Justicia

España es un extraño país cuya población nos creemos que formamos parte de Europa, del mundo civilizado, de la hermosa minoría que se alimenta del espíritu democrático que nació en Grecia hacer 2500 años. La realidad es que nuestro país se parece, y cada día más, a cualquier dictadura africana o asiática. Y aunque no nos demos cuenta esto es así porque en españa se vive al margen de toda Justicia.

Nuestra monarquía, el caso de la infanta y el duque empalmado son prueba reciente, es un estamento que vive al margen de toda Justica. Nuestro gobierno, la mayoría de políticos, desde la última aldea hasta la propia capital, convertida en juego de Monopoli por la señora Botella, viven al margen de toda Justicia, defecando en ella a través de los cientos de causas judiciales que se pasan por la cara interna de los muslos. El propio poder judicial vive y sentencia en base a ideologías, cosa la cual les pone al margen de toda Justicia. La alta curia de este triste país vive también al margen de toda Justicia, pues se permiten hacer apología de la violación de mujeres, niños y niñas; lo mismo que todos sus curas pederastas a los que “amonestan” pero no son juzgados. Nuestra policía, el estamento que debería defender a los ciudadanos —pues estos y no otros son quienes la visten y alimentan, a ellos y a sus hijos—, vive fuera de toda Justicia; desde el momento que golpean, agreden, revientan ojos, torturan y golpean en comisarías, chulean al que se les pone por delante; desde el momento que reniegan de su humanidad para convertirse en criaturas adoctrinadas por el poder, mamíferos serviles, bestias que ya hoy también asesinan en plena calle; y para colmo, si a alguno se le sentenció, viene el gobierno y les indulta, en otro acto claro de vejación de la Justicia.

No debemos olvidar a las grandes fortunas, esos 50 que controlan el 13% del PIB, ni los parásitos conocidos como grandes de españa, ni a ricachones varios, a nobles onerosos y cínicos banqueros; pues todos y cada uno de ellos viven al margen de cualquier concepto cercano a la Justicia. Querámoslo ver o no, es evidente que todos los estamentos nombrados se han alejado tanto de la Justicia, del concepto de lo justo y ecuánime que dudo mucho que recuerden el camino de vuelta.

¿Quiere decir todo ello que somos un país que vive al margen de la Ley? No, en absoluto, eso jamás. España es un país de ley, no nos llevemos a engaño; si algo tiene españa es que sus legisladores, y el gobierno actual del PP es la prueba, son capaces de sacar una ley cada mañana y antes de desayunar. Lo que sucede es que el hecho de que existan leyes no significa que sean justas, y en españa, sobre todo cuando gobiernan los cristofascistas del PP, solo se promulgan leyes cuyo fin último es asesinar a la Justicia.

 

Así es lector,

los mismos que saldrán impunes del desastre del Prestige;

los mismos que engañaron a todo un país negando un rescate, diciendo que los créditos serían pagados por los bancos pero que han permitido que se “pierdan” 37 mil millones de euros de todos y cada uno de nosotros;

los mismos que llevan veinte años financiándose de manera ilegal;

los mismos que alcanzaron el poder desde la mentira más abyecta;

los mismos que nos venden como mercancía prescindible a cambio de unas monedas de plata;

los Judas que venderán a su madre a cambio de unas misas;

Todos esos hijos de la gran puta (y lo digo antes de que se legisle), son los que están preparando una ley que se caga y se mea en la constitución y el concepto de Justicia Democrática y que pretende ser una patada en la boca a todo ciudadano que intente expresar su descontento a pie de calle y de forma constitucional. El comienzo del final del sueño de vivir en un país de respeto e igualdad. La autopista hacia la debacle Social que terminará, si nadie lo remedia, en un nuevo baño de sangre, en un nuevo intento de terminar con una guerra civil que jamás se quiso acabar.

la nueva ley fascista de las manis

Terminaré con un ejemplo que leeréis en los siguientes párrafos, cuyo documento completo, muy aconsejable, tenéis en este enlace. En él podemos ver lo que sucede cuando se permite legislar a criminales mientras nos quedamos en casa pensando que “a mí no me va a pasar”:

 El 30 de enero de 1933 Hitler asciende al gobierno con su doctrina profundamente racista y antisemita, con la cual había logrado el apoyo de las masas. El nazismo establece un nuevo  marco  jurídico   para implementar su política racista y de exterminio.  Es entonces legal la discriminación  de los enfermos y discapacitados,  la persecución a los gitanos, judíos, testigos de Jehová, disidentes políticos, homosexuales,  etc.  Se priva  a los  judíos de sus derechos legales y civiles tendiente a despojarlos de sus bienes económicos y separarlos del resto de la población alemana.   Hitler al asumir el poder va a promulgar las leyes que darán respaldo jurídico a su accionar. Lo atroz se convierte en legal. Se convierte en claro ejemplo de  la capacidad del poder de dar legalidad a una política opresiva.

Las primeras leyes eugenésicas del Reich son de 1933 y establecen la esterilización voluntaria o involuntaria para prevenir la propagación de la vida indigna. Se promulga la Ley para la prevención de la progenie del enfermo genético que determinó la esterilización obligatoria de las personas con problemas mentales, “el que esté afectado por una enfermedad hereditaria puede ser esterilizado mediante una operación quirúrgica, cuando haya una alta probabilidad, según la experiencia de la ciencia médica, de que sus descendientes sufran trastornos hereditarios del cuerpo o de la mente” ß Base del razonamiento que dará pie a todo tipo de extralimitaciones posteriores y que desembocará en la Solución Final.

Estas leyes inauguran la política racial del nazismo,  cuyos criterios serán discutidos en la prensa, las escuelas y universidades de Alemania, apoyados por una intensa campaña publicitaria del régimen, cuidándose de hablar de matar enfermos mentales, pero reafirmando el daño que  estos provocan al conjunto del pueblo y  necesidad de propiciar el mejoramiento de la raza  a través de  activas políticas raciales y la higiene medico racial.

Hitler, en 1939,  dicta un decreto que otorga autoridad a los médicos para dar una muerte misericordiosa a los enfermos clasificados como incurables: “Berlin, 1° de septiembre de 1939. El dirigente del Reich Bouhler y el doctor  en medicina Brandt están encargados bajo su responsabilidad  de ampliar la competencia  de médicos a designar, de tal modo que se pueda conceder una muerte piadosa a los enfermos manifiestamente incurables habiendo evaluado estrictamente su estado de salud. Firmado Adolf Hitler.”.Si bien el  Führer  contaba, en aquellos momentos,  con el poder político necesario para emitir la norma en forma de ley, opta por un decreto que debía mantenerse en secreto, a los efectos de evitar reacciones negativas a la norma en el pueblo alemán, además el decreto no brinda mayores precisiones acerca de los pacientes a los que debe concederse una muerte piadosa. Para ello, fue necesario designar personal médico para realizar los  peritajes que determinarían qué pacientes serían destinados al programa de eutanasia, para dirigir las unidades de exterminio y las unidades de la comisión del Reich y para integrar las unidades de control. El programa de exterminio de enfermos mentales se inicia  en otoño de 1939. Para los formularios de registro de pacientes, la cuestión de la aptitud para el trabajo ocupaba un lugar importante, debía completarse en todos los internos que padeciesen algunas de las siguientes enfermedades : Esquizofrenia, Epilepsia, Enfermedades seniles, Parálisis refractaria a la terapia u otras afecciones sifilíticas, Debilidad mental, Encefalitis, Enfermedad de Huntington u otras enfermedades neurológicas graves, quienes llevasen más de cinco años internados en forma permanente, el motivo de internación fuese enfermedad mental con trasgresión de la ley, no fueran de sangre alemana o sangre afín o fueran extranjeros

Se inicia el programa secreto denominado T4 (ya que fue planeado en   Tiergartenstrasse 4 ,  Berlín) inaugurando 20 salas  pediátricas para la matanza ordenadas por el decreto de la muerte misericordiosa. Este programa fue pensado para los adultos pero los niños fueron  incluidos también.  Mientras que el programa de esterilización se llevaba a cabo abierta y legalmente, el programa de la eutanasia era totalmente secreto. Los pasos que conducían a un paciente a la cámara de gas se iniciaban cuando el médico del instituto donde estaba alojado  completaba el formulario de registro, el cual era enviado a la oficina de eutanasia T 4 de Berlín. Es significativo  que los   líderes nazis consideraban que el pueblo alemán aceptaría mejor el exterminio de los enfermos que el exterminio por razones políticas se utilizaba  entonces la enfermedad como excusa para exterminar a los adversarios políticos.