Pequeñas acciones contra Grandes Indecencias

denuncia-de-la-fc3a1tima

Es bien cierto el refrán que dice “Mucha gente pequeña, de lugares pequeños y haciendo pequeñas cosas puede cambiar el mundo”. Tan cierto como que jamás se enseñará en las escuelas. No es bueno que los niños piensen, pues de mayores pueden convertirse en individuos capaces de aprovechar las cloacas del estado.

Sin ir más lejos, uno puede acercarse a ese espacio maravilloso en el que el Partido Popular nos insta a denunciarnos los unos a los otros: el vecino que trabaja en negro, el electricista que te hizo la instalación de la cocina y no te cobró el IVA… todo ello en una linda página con un enlace que pone “BUZÓN DE LUCHA CONTRA EL FRAUDE LABORAL… COLABORA con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Un maravilloso montaje para la delación entre iguales, como si la completa ruina de esta mierda de país viniera de las migajas que “estafamos” los ciudadanos. Cuando ha quedado más que demostrado que el fraude y la corrupción en mayúsculas nacen de la misma jefatura del estado, la Corona, y se esparcen como una metástasis por todos y cada uno de los integrantes y simpatizantes de ese partido que ha montado la  susodicha página de delación.

¿Cómo se atreven,con qué derecho nos vienen esos politicastros indecentes y corruptos a decir qué está bien o qué está mal? Es como si yo mismo, con un gin tonic en una mano y un trujas de maría en la otra les dijera a mis hijos que no deben beber ni drogarse. Claro que cuando la indecencia no conoce límites, cuesta poco hacerse los honestos. Si quieren recaudar que se dediquen a los integrantes de los papeles de Panamá, a Google, a Apple, a Amancia Ortega, a la Corona, a las Koplovitch…

Pero mientras eso llega, nosotros podemos aprovechar, como he hecho yo, su famosa página de delación para denunciar al propio PP (leer el documento del inicio) por su financiación ilegal durante 20 años, por comprar votos con ese dinero y por repartir obras públicas entre los donantes.
No sé si llegaremos a colapsar sus servidores delatores, pero la primera vez que lo puse en marcha y en unas doce horas conseguí que actuaran un buen número de internautas. Si seguimos así igual tienen que juzgarse a sí mismos. Así que ya sabes, lector, acércate al enlace de arriba y denuncia al Partido Pútrido Popular.

Manuel Buenaño, un posible alcalde del PP y buen promotor de la Violencia

Un refrán chino dice: «Hay tres cosas que no vuelven: la piedra lanzada, la palabra dicha y la oportunidad perdida». Es triste ver a estas criaturas de hoy en día, cobardes y falsas, que lanzan los mayores insultos y amenazas y después piden perdón por ello.

¿Serán reminiscencias de esa españa ultra católica en la que alguien puede asesinar a más de cien mil personas, pasar por el confesor, contarle que se arrepiente y pretender que se le abran las puertas del cielo? Tal vez.

 El líder del Partido Popular para la alcaldía de Cerdanyola del Vallés, Manuel Buenaño, hizo la presentación de su candidatura siguiendo los pasos de su compañero de partido, Javier García Albiol, alcalde de Badalona, ​​y ofreciendo una fantástica declaración de intenciones al decir: «aquí tampoco se construirá ninguna mezquita». Una frase que ya sintetiza su respeto por los Derechos Humanos y que hizo aplaudir a los seguidores de este tipo de ideario tan democrático.
Lo que parece extraño, dado ese ánimo laico, es que no hiciera ninguna mención a la Iglesia Católica. Que no clamara al cielo por los miles de millones de euros que se llevan cada año al bolsillo para adoctrinar y bramar sandeces desde los púlpitos. Que no les exigiera devolver todas las propiedades inmatriculadas de las que se han adueñado gracias a unas leyes franquistas aún en vigor. Que no exigiera que entreguen a la Justicia a todos los curas pederastas a los que se han encargado de esconder por no reconocer su enfermedad sexual. Que no les exigiera abandonar el integrismo católico al que nos desean llevar, tan malo como cualquier otro.
Se podría pensar que estos señores del PP sólo son unos títeres de la Iglesia Católica y de otros amos, pero yo me niego a hacerlo. Prefiero pensar que sus verdaderas intenciones aparecen cuando el señor Buenaño asegura que él está dispuesto a aplicar en Cerdanyola la receta con la que su compañero badalonés «ha cambiado Badalona en cuatro años, en materia de incivismo, limpieza e inseguridad» (sic); o cuando el propio alcalde de Badalona, ​​fiel a su controvertido estilo, reitera, ante el auditorio del MAC, que «Badalona es una ciudad mucho más limpia, en todos los aspectos, que hace cuatro años» (sic).
Eso sí, una vez lanzadas las palabras, los dos corren a negar cualquier vinculación del comentario con la población inmigrada. Como si la palabra dicha pudiera volver a la boca de quien la lanzó; como si decir que todos los integrantes del PP son fascistas y después matizar que la frase no va con ellos eliminara por obra lingüística la idea lanzada. Señores, sean serios y no nieguen como lo hizo San Pedro. Sean hombres y no unos cobardes, que para cobarde ya tenemos a su presidente escondido tras televisores de plasma.
Dicho esto, no sé si estos señores conocerán a Johan Galtung, yo preferiría pensar que no y que cuando vomitan estas palabras lo hacen desde la más profunda ignorancia y la más completa estupidez; porque es bueno saber que lo que están lanzando a las calles se conoce como Violencia Estructural y Violencia Cultural; dos tipos de Violencia que acaban desembocando en Violencia Directa. La que duele, la que nos lleva al fascismo y a la destrucción.
Pero no nos equivoquemos, todos sabemos que estos señores ni son estúpidos ni son ignorantes. Al revés, son muy, muy buenos en su tarea. De hecho, me consta que el señor Buenaño no es un mal político. Lástima que para llegar a donde está haya tenido que renunciar a su Dignidad como persona. Pues de indignos es promover la violencia hacia el que es diferente y esconderse tras mentiras una vez se ha lanzado el mensaje. De indignos es culpar de los males de nuestra sociedad a los más débiles y seguir protegiendo a los banqueros y otros amiguitos que han expoliado nuestro país llenándolo, estos sí, de verdadera inmundicia. Y no debemos olvidar que la Dignidad, una vez perdida, puede convertir a seres humanos en monstruos, ¿un ejemplo? La Alemania que dio el poder a Adolf Hitler y su partido. Una vez en el poder aprobaron las Leyes de Nuremberg que permitirían más tarde las aberraciones que por desgracia todos conocemos.
Miren, yo sé qué pensará quien lea este texto, pero tengo clara una cosa, no regalaré mi Dignidad, el mayor tesoro al que puede aspirar una persona, a cambio de convertirme en alguien como él, promoviendo la violencia a cambio de votos.

La asignatura de religión, un insulto a la Inteligencia (1)

El futuro adoctrinamiento de los niños o lo que es lo mismo: Resolución de 11 de febrero de 2015, de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por la que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación Primaria y de la Educación Secundaria Obligatoria.
Ver el BOE correspondiente en «este enlace»

INTRODUCCIÓN: Nace este giro hacia el integrismo católico en la famosa ley de Educación: Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (menudo eufemismo) que el partido popular, de la mano de José Ignacio Wert, hizo a la medida de la curia ultra católica española para el adoctrinamiento de las futuras generaciones de dóciles siervos de dios y la corona; esos que damos en llamar “nuestros hijos”. Mi intención, al menos en la medida de lo posible, es comenzar una serie de entradas en las que iré desgranado algunas, solo algunas, de las aberraciones que contiene. Voy a ello.

descripcion de integrismo

Comienzan las disposiciones generales de dicho BOE con las siguientes frases: “El Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos Culturales garantiza que el alumnado de la Educación Primaria y Secundaria obligatoria que así lo solicite tienen derecho a recibir enseñanza de la religión católica e indica que a la Jerarquía eclesiástica le corresponde señalar los contenidos de dicha enseñanza”. El primer pensamiento que le viene a la cabeza a cualquier demócrata es que dicha ley revienta sin miramientos ni disimulo el capítulo 16 de la constitución española de 1978, la misma constitución que después tratan como si fuera un tesoro inamovible; el segundo es ver implicada a la Santa Sede, ese estado “¿religioso?” que gobierna un argentino, falso como los billetes de 6,9 dólares, que quiere ir de “enrrollado” pero que con acciones como esta se muestra como lo que es, un miserable “invasor” del Pensamiento y un manipulador indecente de las mentes más débiles, las de los niños. Como colofón se transfiere el concepto “enseñanza” a la jerarquía eclesiástica, ese submundo de enfermos sexuales y apologistas de la violación, como si españa fuera como esos nuevos estados islámicos en los que el fundamentalismo religioso se antepone a la Cultura, el Humanismo y el Pensamiento.

En una palabra, sin apenas haber empezado vemos que tanto el gobierno español del partido popular como la misma república vaticana no están ni un ápice por encima de la ética y modo de actuar del Estado Islámico.

Terminamos de entenderlo cuando se atreven a equiparar una religión: su Libro (biblia católica en este caso), sus historias sagradas, su contenido moral e incluso sus liturgias con un concepto tan elevado como la “Enseñanza” o la “Cultura”; es entonces que se evidencia más ese peligrosísimo salto hacia el fundamentalismo y al integrismo más enfermizo. Sin salir de mismo párrafo podemos leer todavía: “establece que se incluirá la religión católica como área o materia en los niveles educativos que corresponda, que será de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para los alumnos y alumnas”. “Oferta obligatoria”, se atreven a decir. Es como ir a la pescadería que el pescadero nos “ofrezca” sardina podrida que nos debemos llevar queramos o no. De todos modos, si seguimos leyendo nos dice que es de carácter voluntario para los alumnos. Permitidme que lo dude, solo es el primer paso para, si los corruptos del PP vuelven a desgobernanos, recnvertirla en obligatoria para todos los niños y niñas. 

descripción de funadamentalismo

PRIMERAS CONCLUSIONES: Sería bueno que los beatos y beatas del partido popular entendieran que La Edad Media terminó hace ya unos días, que ese mundo irreal en el que un rey y unos misóginos vestidos con traje de noche detentaban el poder absoluto no cabe hoy en día y que terminó mal para ellos. Sería bueno que se lo plantearan antes de esta bárbara y criminal regresión mental a la que quieren someter a nuestros niños.

Ellos y yo sabemos que españa es ignorante. españa gusta de pasear a sus santos, españa se entrega con fervor a hablar de sus millares de vírgenes, cristos y santos. La españa ignorante saca a pasear a su mártir para que llueva e incluso las ministras del partido popular gustan de reírse del populacho pidiéndole trabajo a la judía preñada por un palomo. Pero esa españa también es la que sale a quemar los templos. Esa españa adoctrinada llega un día en el que no puede más y le escupe a los dioses y los convierte en fuego purificador de las maldades de la curia fundamentalista e integrista que de forma recurrente la parasita. Sería bueno que entendieran que los adoctrinados de ahora serán los adultos anticlericales que plantarán las horcas y pasarán a cuchillo a todo aquel que se llame católico.

Un paladín de la Democracia llamado Mariano Rajoy

A veces el “plumero” es de un tamaño mucho mayor que la indecencia de quien lo exhibe.

Ya apuntaba en el lejano 2012 sobre el pasado nazi de Mariano Rajoy. Un impresentable de ojo tembloroso y cobardía protegida por plasma televisivo al que la estupidez de millones de millones de almas cándidas regalaron un poder absoluto pensando que esa criatura, y las del resto de su partido, tenían algún valor democrático.

Error gravísimo.

Quien no fue democrático, no lo será jamás. Quien fue franquista confeso, sigue siéndolo. Quien alabó la supremacía racial de una minoría, seguirá siendo nazi toda su vida.

Y no solo lo digo yo, lo dice el refranero: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Y lo dice, y muy bien, ese librito por el que todos los del Partido Popular pierden el culo, la Biblia se llama. En Mateo 7 podemos leer lo que sigue:

 

15Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que por sus frutos los conoceréis.

 

Que nadie se lleve a engaño, entonces.

Es necesario que estas cosas se sepan y lleguen al máximo de geografías.

Quien fue un franquista con ideología nazi, seguirá siendo un franquista con ideología nazi por mucho que mienta, manipule, censure y golpee a los que no son como él.

Del terror anarquista que nadie conoce a la Asesina Ana Mato, un comentario

“Siempre ha sido un misterio para mí, cómo puede haber hombres que se sienten honrados con la humillación de sus semejantes”

Mahatma Gandhi

polisprotegenpotorro
Con la ley mordaza esos infiltrados tienen impunidad para hacer lo que les venga en gana

Mientras las Policías, tratadas como perros de presa por parte de sus pretendidos amos, el Partido Popular y sotanas adyacentes, se dedican a golpear, insultar y amenazar a los ciudadanos libres. Mientras esas mismas Policías se dedican a entrar por la fuerza en algunas viviendas (en un futuro serán todas) argumentando para ello un pretendido peligro anarquista del que nadie ha escuchado hablar en la vida. Mientras esas Policías se dedican ahora a pasear su indigna faceta chulesca y canalla envuelta en tráfico y consumo de drogas por parte de sus componentes, en acciones realmente criminales en Melilla por parte de la guardia civil o directamente hiriendo y matando a algunas personas a pie de calle, los mossos d’esquadra son la prueba; hay una “asesina” conocida como Ana Mato, a la que se premia por matar o condenar a la muerte a cientos o incluso a miles de personas que, ellas sí, pagan el pienso que se les da a esos uniformados que han preferido cambiar su Dignidad humana por el pelaje de las bestias.

Con la ley mordaza cualquier uniformado psicópata con tendencias sádicas puede golpear hasta que le reviente el brazo y nadie podrá cuestinar su “autoridad”

Es a esa Ana Mato a la que deberían perseguir con sus porras y su sadismo, es a criaturas como ella a las que deberían agredir con esas armas pagadas por todos nosotros. Pero no es a ellas a las que se lanzan con rabia. Con ellas no tienen eso de lo que tanto alardean. Con ellas se comportan como siervos sumisos y capados.

Pero no divaguemos. Lo que está claro es que jamás podremos vencer al perro rabioso que nos ataque. Nuestras armas son nuestro Orgullo y nuestra Dignidad, somos pacíficos. Las suyas hileras de dientes deseosos de sangre.

Pero este próximo año tenemos la opción, por primera vez desde que el dictador asesino reventó, de echarlos a todos por la vía democrática. Ahora por fin le hemos visto las orejas y los dientes al lobo y sabemos que quiere comernos enteros. Por esa razón, desde el lejano sueño de la República, tenemos la opción de recuperar nuestra Dignidad como personas; y de rebote, la de la Justicia, la Sanidad y la Educación. Incluso tendremos la posibilidad de devolverle a los uniformados las cualidades humanas con las que la inmensa mayoría nacieron para reconvertirlos en lo que deberían ser: defensores de la Justicia y las personas de bien.

 Pero esa posibilidad pasa por las urnas, por el voto inteligente, por no votar, bajo ningún concepto, a ninguno de los partidos criminales (sus componentes) que nos han subyugado desde la plácida muerte del dictador asesino: PP, PSOE, CiU y PNV.

Y con todo, que las urnas no nos impidan salir a dar el hermoso paseo que se nos propone para el día 31 de enero del 2015. Ese día deberá marcar un antes y un después de la pretendida dictadura que los fascistas del Partido Popular y acólitos: PSOE y CiU, nos pretenden imponer.

Si desean una dictadura, no se lo pongamos fácil. Si quieren dictadura que no sea incruenta, que sea regando las calles con la sangre de todos. Comportémonos como decía Gandhi: “Donde haya que elegir entre cobardía o violencia sólo hay una opción, yo aconsejaría la violencia

Carta a Cospedal en respuesta a su insulto a los ciudadanos

Salió el otro día la Cospedal en los medios y, lejos de exculparse y eximirse de lo que debería ser su responsabilidad como “persona” se atrevió a comparar al resto de españoles con los corruptos y criminales de su camarilla de ladrones conocidos como Partido Popular. Aquí tenéis el artículo.
Dado que me sentí incluido en el insulto pienso que tengo todo el derecho a responderle. Lo hago desde una breve carta que imagino no leerá pero a mí me servirá de bálsamo curativo de todo el asco que me producen criaturas como ella.

Foto de grupo del gobierno ilegitimo y corrupto del Partido Popular. Los que se atreven a comparar al resto de españoles con cruaturas como ellos.

María Dolores,
Me ahorro lo de señora porque, parafraseando al Refranero al que volveré más tarde, todos sabemos que «Aunque la corrupta se vista de seda, corrupta se queda». Tampoco verás en esta carta un ápice de respeto hacia tu persona, más que nada porque solo merece respeto aquél o aquella que es respetable, y tú puedes infundir muchas cosas, hasta miedo llegado el caso, pero Respeto, jamás.
Desde tu atalaya de indignidad te atreves a escupirnos a la cara que las personas de la calle, los simples ciudadanos, somos iguales que criaturas como tú. Verás Lola, compárame con quien quieras, con Jack el destripador, llegado el caso, pero evítate compararme con aquellos que son de tu calaña. No acepto tal nivel de bajeza ética.
A pesar de todo debo romper una lanza en tu favor y los que, como tú, piensan que todo tiene un precio y todo está en venta. Mira María, lo que te sucede a ti lo define la sabiduría del pueblo al que desprecias con estas palabras: “Piensa el ladrón que todos son de su condición”. ¿A que sí, María, a que cuando miras por la ventana y sientes el asco de pensar en los pobres que vivimos bajo tus pies, nos imaginas igual de corruptos, criminales y vomitivos que tú misma cuando te miras al espejo? Pero siento decirte que no es así Lola, la inmensa mayoría de personas, incluso entre los millones de ilusos que os votaron en la anterior legislatura, a quienes dios llame a su lado a la mayor brevedad, puedes estar segura de que existen personas dignas.
Sé, no obstante, que la palabra Dignidad no la acuña tu cerebro enfermo. Para las criaturas como tú el mundo se limita a los tontos, casi todos, y los Listos, la pútrida minoría que sois capaces de cualquier cosa por dinero (Dios al que idolatras por más que te pongas mantillas y le reces a mil cristos). Sé que a seres como tú les parecerá de Tontos lo que hizo un pobre “negro”, idéntico a los que machaca vuestra guardia civil en Melilla; un “hombre” que tuvo la Dignidad de devolver un dinero que se encontró y que no le pertenecía. Pero por mucho que no lo entiendas, por mucho que te rías de quienes son como él, por mucho que pretendas salir a insultarnos comparándonos con los de tu calaña, hay muchísimos “negros” honestos andando por las calles del mundo. Y ni tú ni el asco que nos producen quienes son como tú, mermarán nuestra Dignidad como seres humanos.
Quédate entonces en tu inframundo de ignorancia y revienta en él, si te apetece. Pero nunca confundas lo que tiene Valor de lo que tiene precio, no te creas ni por un momento que por el hecho de Tener cosas vas a Ser alguien ni pretendas confundir nuestra inteligencia desde tu soberana Ignorancia. Existe la Honestidad y la Dignidad, solo que están tan alejadas de ti que siempre te estará vedado conocerlas.

Recibe todo mi desprecio,
Un ciudadano.

Luis García Montero: LA IMPUNIDAD

Un artículo magnífico de Luis García Montero publicado en este gran medio, InfoLibre, para el que TODA la difusión (y reflexión, y acción) que pueda suscitar sigue siendo poca.

Me explica un amigo que el problema de la democracia española es una cuestión de dialectología, una forma de pronunciar las palabras. En una campaña de Twitter en favor de la igualdad, alguien dio en el clavo y escribió: no da igual. Esa es, en efecto, nuestra situación, llevada al extremo por la descarada manera del Gobierno del PP a la hora de pronunciar la palabra igualdad. El deseo democrático de igualdad ha desembocado en el igual da de los impunes. Digo llevada al extremo por el PP porque la enfermedad afecta a otras latitudes. Pero en cualquier caso, conviene delimitar de forma urgente dónde está hoy el principal foco de infección. Necesitamos aislarlo.

Tal vez nos pesen demasiado la etimología y la historia. La democracia española tiene como pecado original una ley de amnistía que funcionó en realidad como ley de punto final o de impunidad en favor de los crímenes del franquismo. En España se dio un golpe de Estado, se provocó una Guerra Civil, se vendió el país a los nazis y los fascistas, se instauró la dictadura más cruel durante años y, luego, se aceptó que las tácticas democráticas eran el olvido y la impunidad de los criminales. ¿Es usted hededero del dictador? Igual da. ¿Sus negocios y sus bancos representan la economía de la dictadura? Igual da. ¿Ha sido usted cabeza visible de un régimen sangriento? Igual da. ¿Mataron a su madre, o a su padre, y lo enterraron en una cuneta? Igual nos da, usted se aguanta, no tiene derecho a la verdad y la reparación.

Pero volviendo de la dialectología de nuestra democracia, preciso es denunciar que la situación llega a un descaro extremo por lo que se refiere al machismo, el mundo laboral, la banca, la corrupción y las normas electorales. Lo que hoy se vende como política sensata de Estado no es más que la complicidad con un sistema de bandidos que se dedica a la libre extorsión. Es preocupante que las últimas campañas de intoxicación política estén encaminadas a confundir la simple decencia cívica con una ola antisistema y populista enemiga peligrosa del orden instaurado por una Santa Transición.

Los cómplices de la realidad actual, los que se niegan a una transformación de raíz de la marca España, son los que realmente se han acomodado al extremismo del igual da para cancelar la aspiración democrática de la Igualdad. Así están las cosas.

Usted es alcalde de Valladolid, usted vuelve a llover sobre mojado, usted desprecia los esfuerzos de la sociedad para combatir el machismo y la violencia de género, usted afirma que tiene miedo de entrar con una mujer en un ascensor por si a ella se le ocurre romperse el sostén y simular una violación, usted llena de basura las siglas de un partido y el nombre de una ciudad… Y qué más da.

Usted empobrece a la sociedad, usted liquida los servicios públicos, usted dinamita la educación y la enseñanza pública, usted cambia la Constitución para limitar las inversiones del Estado en el bienestar de la gente, usted destina todo el dinero ahorrado a pagar la deuda de los malos negocios de la banca, usted financia, de forma multimillonaria y con dinero público, una reestructuración de las cajas de ahorro en favor de tres banqueros de élite… Y qué más da.

Usted cobra comisiones jugosas en dinero negro, usted roba y tiene cuentas en Suiza, usted contrata a tesoreros como un mafioso contrata a un contable, usted utiliza la política como forma directa o en diferido de enrequecimiento personal, usted convive con los sobres y los sobresueldos, usted deja un cargo y pasa a un consejo de administración de una empresa agraciada por sus decisiones de Gobierno… Y qué más da.

Usted aniquila los derechos y la dignidad del mundo laboral, usted impone la libertad de explotación con contratos basura, usted acaba con las conquistas de la lucha obrera, usted le devuelve a las élites de siempre los privilegios a los que habían tenido que renunciar para pasar de su dictadura a su democracia, usted dice que salir de la crisis supone crear puestos de trabajo temporales parecidos a los viejos acuerdos del caciquismo en las plazas de los pueblos… Y qué más da.

Usted teme perder unas elecciones y decide cambiar las reglas, usted intenta mover la ley como un ladrón mueve su linterna, usted hace su especial pronunciamiento institucional o su golpe de Estado, usted trata a los ciudadanos como imbéciles afirmando que se pretende enriquecer la democracia y la participación… Y qué más da.

La democracia española necesita pasar del igual da a la igualdad. Para eso es conveniente atemorizar a las élites, no hay otra salida. Las élites deben asustarse de las consecuencias de sus comportamientos avariciosos y desmedidos. Los demócratas, los que hemos renunciado a la violencia y al tiro a la nuca de los pistoleros, necesitamos utilizar el debate político y las urnas como medios de presión.

En el debate político, resulta necesario recuperar el pudor público como raíz de una legitimidad republicana. El PSOE tiene una buena posibilidad de atemorizar al PP y paralizar este golpe de Estado de la reforma electoral si decide, ante tan descarada impunidad, regresar a sus orígenes republicanos. Sería una buena respuesta. Decir en su postura ante la forma de Estado: hasta aquí hemos llegado. ¿Es una ocurrencia mía?

Bueno, pues por lo que se refiere a las urnas, la izquierda no englobada en el PSOE sólo puede dar miedo si asume como asunto prioritario la creación de plataformas de unidad: ese frente amplio y cívico que acabe con el igual da y que trabaje por la igualdad.

El gobierno ilegítimo del Partido Popular (una prueba)

Tal vez no haya una ley que obligue a los partidos a cumplir a rajatabla sus promesas electorales. El mundo es cambiante y puede suceder que “alguna” de las promesas “no se cumpla” o cambie “parcialmente” su proposición original. Cabe incluso la posibilidad de que en tiempos de profunda crisis (juguemos al “me lo creo”) no sean “algunas” de las promesas electorales, sino que sean “bastantes” las que un gobierno se vea obligado a cambiar o modificar.
Lo que no es de recibo es que una campaña electoral esté basada en la mentira sistemática y que cada una de las promesas hechas en dicha campaña se conviertan después en todo lo contrario. Es de una maldad y una hipocresía terrible engañar a todo un país con mentiras; dichas, además, con la boca grande y la sonrisa cínica del que solo vive para el engaño y la mentira, lo que todos conocemos como Estafador.
Un partido ético, un grupo de personas con un mínimo de dignidad y vergüenza jamás habrían jugado de manera tan sucia con lo hicieron, y lo siguen haciendo, los integrantes del Partido Popular; de lejos, el grupo político más corrupto y mentiroso que ha conocido españa.
Un partido ético, un grupo de personas con un mínimo de dignidad y vergüenza, si por la razón que fuere se hubieran visto obligados a llegar a un comportamiento tan indigno como el que nos ha demostrado el PP, hubieran salido a pedir perdón por su incapacidad e incompetencia y hubieran hecho elecciones anticipadas.
Pero claro, solo viendo el vídeo y el nivel de cinismo y maldad de ese grupo humano, podemos deducir que al Partido Popular no le interesa la Dignidad, solo les interesa un máximo nivel de corrupción que les permitar llenarse los bolsillos antes de que la ruína destruya españa.