Catalunya, las peores violaciones de DH en Europa Occidental de las últimas décadas

 

Traducción de la  entrevista realizada por Till Bartels al Profesor y catedrático de Filología Románica Axel Schönberger.

Fuente: Stern.de

14507700096570

“Las peores violaciones de derechos humanos en Europa occidental de las últimas décadas”

El presidente regional Carles Puigdemont, depuesto por el gobierno central de Madrid, fue arrestado el domingo en la carretera 7 cerca de la frontera con Dinamarca y actualmente se encuentra bajo custodia en Neumünster. Él es objeto de una orden de arresto europea solicitada por España. La justicia española le acusa de, entre otras cosas, rebelión.
Puigdemont había exiliado en Bélgica tiempo después del referéndum de independencia en Cataluña, que había sido prohibido por el gobierno central español, y volvería a Bélgica el domingo, después de visitar Finlandia. No fue arrestado en Finlandia, Suecia o Dinamarca; sólo la policía alemana lo arrestó.
El tribunal de distrito Neumünster decidió lunes Puigdemont inicialmente permanecería bajo custodia. El fiscal general de Schleswig ya no solicitará la extradición al Tribunal Regional Superior durante la Semana Santa. El examen de los documentos es muy complejo. Con la decisión, no se espera la presentación de la decisión antes del comienzo de la próxima semana. Hablamos sobre el conflicto de Cataluña con Axel Schönberger, profesor de Filología Románica en la Universidad de Bremen.

Señor Schönberger, ¿ha llegado el conflicto de Cataluña en Alemania con el arresto de Puigdemont?
El conflicto comenzó antes. Alemania tiene un predecesor de Carles Puigdemont, en 1940, España ya había entregado a Lluís Companys fue torturado y tiroteado por Dictador Franco tras un juicio de sólo un día en Barcelona. La derrota militar de los países catalanes en la Guerra Civil española sólo fue posible para los fascistas españoles dirigidos por Francisco Franco con una enorme ayuda logística, financiera, humana y material externa. Alemania fue un contribuyente significativo a la represión de décadas del pueblo catalán y la lengua catalana por el régimen de Franco.
La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea deja de lado que los derechos humanos de más de siete millones de ciudadanos de la UE están siendo violados seriamente desde hace algún tiempo. Por el gobierno español y la UE se queda de brazos cruzados e incluso aprueba estas violaciones de derechos humanos como presunto uso de la ley “dura” española, de este modo, la UE, pierde rápidamente su credibilidad moral.

¿Dices que el gobierno español ignora los derechos humanos en Cataluña?
Sí. Esto es legalmente claro e innegable. Estas son las peores y más masivas violaciones de los derechos humanos en Europa Occidental de las últimas décadas. El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ya ha expresado las primeras quejas formales relacionadas con este tema, incluyendo el del 26 de marzo, un documento entregado por el presidente catalán Carles Puigdemont, porque él es oficialmente todavía presidente de la Generalidad de Cataluña.

¿Cuáles son las violaciones de derechos humanos en términos concretos?
Las violaciones de derechos humanos son las escuchas ilegales de miles de llamadas telefónicas, espiar cartas y correos electrónicos y la negación del derecho colectivo a la libre determinación, la agresión física desproporcionada y excesiva, esto es limitar los derechos humanos, la libertad de expresión, el derecho de reunión pacífica y la posibilidad del sufragio activo y pasivo. Es un escándalo indignante que esté prohibido organizar elecciones democráticas, que políticos catalanes no puedan asistir a las sesiones del Parlamento catalán, no puedan ejercer su derecho al voto, ni presentarse a las elecciones por sí mismos tampoco! En España, esto es algo practicado por el estado de forma deliberada y repetidamente con total impunidad, no es ni legal ni democrático.

¿El cargo de rebelión e incitación a la violencia contra Puigdemont aplica en primer lugar?
Ni el Presidente número 130 de Cataluña, Carles Puigdemont, ni ningún otro partidario prominente de la soberanía del estado catalán, pidieron violencia, incitación o uso de la fuerza. Por el contrario, Carles Puigdemont siempre ha defendido un diálogo pacífico, que España ha negado sistemáticamente. Según el derecho penal español, la realización del referéndum el 1 de octubre de 2017, que por otra parte estaba reconocido por los derechos humanos, no era punible. En España, tampoco es punible defender pacíficamente la abolición de la monarquía o la soberanía estatal de uno de los pueblos del estado “Plurinacional” de España.
Sin embargo, se ve agravada con largas penas de prisión, sin duda, si se asocia con la violencia, la resolución del Parlamento catalán y la pérdida de poder del gobierno catalán elegido por alguien que no sea el presidente catalán, como Mariano Rajoy , Soraya Sáenz de Santamaría y otros representantes del Gobierno Español es del que deben responder. Esto se establece en el artículo 472 (4) del Código Penal español.
En el referéndum del 1 de octubre, las imágenes que dieron la vuelta al mundo mostraron que la violencia no provino del electorado, sino de la Guardia Civil.
El uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional, creadas por Franco y basadas en las líneas de las SS alemanas, el 1 de octubre de 2017, fue brutal y desproporcionado contra los manifestantes pacíficos. Incluso en Cataluña, donde las balas de goma están prohibidas fueron utilizadas y un catalán perdió un ojo. Ni el Tribunal Constitucional español ni el gobierno español nunca fueron autorizados como consecuencia del artículo 10, párrafo 2 de la Constitución Española para negar al pueblo catalán el derecho de autodeterminación que fluye de los pactos de derechos humanos de las Naciones Unidas, a su vez, son una parte obligatoria del sistema legal español.
No es, por supuesto, una cuestión a la que todos los habitantes de España deben ser consultados, sino un derecho humano exclusivo de los catalanes. Los políticos, jueces y agentes de policía españoles responsables de la operación policial el 1 de octubre de 2017 de la misma manera que lo hizo Slobodan Milošević, deberán comparecer ante una Corte Internacional de Justicia.

¿Fue ilegal el referéndum de los catalanes, como afirma Madrid?
¿Qué es más democrático que un referéndum? Si partimos de la base de los derechos humanos, si, los catalanes tienen derecho a la libre determinación – este derecho humano se aplica no sólo a los pueblos colonizados en el extranjero, sino también a para los catalanes en Cataluña, las Islas Baleares, en el país Valencia y el sur de Francia, se aplica a los vascos en España y Francia, así como para el Tirol del sur en Italia o los sòrabs en Alemania. La garantía de la integridad de las fronteras estatales está dirigida sólo contra un ataque externo y está subordinada al derecho humano a la libre autodeterminación.

¿Hacer un referéndum está en conflicto con el derecho internacional?
El referéndum sobre la independencia de Cataluña no estaba en conflicto con el derecho internacional o el derecho español y, en particular, no constituía un delito en el derecho penal español. Por tanto, no era ilegal. Lo ilegal era más bien la operación de España para intentar impedir este referéndum, incluso con el uso de una fuerza física considerable contra las personas, que llevó a más de mil heridos, para intentar detenerlo.
En el ámbito del derecho internacional, cuando la Corte Internacional supo de la declaración unilateral de independencia de Kosovo, que fue, por cierto, reconocido por Alemania, no violó el derecho internacional. En el sitio web del Prof. Alfred de Zayas de la ONU, se puede leer en su texto “4 preguntas sobre Cataluña” que considera admisible el referéndum catalán de 1 de octubre de 2017. Ha hecho graves acusaciones contra el Gobierno de España sobre las violaciones de los derechos humanos contra los catalanes y Cataluña.

¿La separación de poderes en España funciona tan bien como en Alemania?
Definitivamente no. La separación de poderes está actualmente suspendida, e incluso antes de que el sistema legal español tuviera muchas deficiencias. Actualmente la elección de los jueces de la Corte Constitucional, el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional los decide el gobierno español y esto lleva a ejercer la ley española de forma arbitraria e imprevisible para los catalanes. Esto ha llevado a las protestas de muchos abogados españoles. Más de un centenar de profesores españoles de derecho penal han protestado contra las violaciones judiciales del derecho penal español y del Código de Procedimiento Penal español, que se habían encontrado previamente en juicios contra representantes del movimiento de soberanía de Cataluña. Incluso más de 1.000 abogados españoles han protestado claramente contra las decisiones de los tribunales españoles.
Los miembros del Gobierno Español incluso algún portavoz del partido gobernante a veces anuncian el resultado de los fallos judiciales semanas antes del anuncio oficial de los errores judiciales en los momentos en que supuestamente aún no se han dictado las sentencias. Una violación clara y continua del principio de separación de poderes es que el Tribunal Constitucional español toma decisiones propias como base para el enjuiciamiento de los políticos. Esta es también una grave violación de los derechos humanos de los afectados.
Sería un eufemismo decir que en España la separación de poderes no funciona tan bien como la nuestra. No funciona en absoluto en todas las áreas relacionadas con el conflicto entre España y Cataluña.

¿El primer ministro Rajoy también utiliza el conflicto de Cataluña para distraer el escándalo de corrupción de su Partido?
No es un escándalo de corrupción, es un montón de escándalos de corrupción de proporciones casi monstruosas. Sí, este es ciertamente un efecto secundario. Más de 900 miembros de su partido, que era y sigue siendo actualmente el depósito de los viejos seguidores de Franco, y que están bajo sospecha de corrupción. Casi todos permanecen en libertad.
Y simultáneamente contra más de 900 defensores de la independencia catalana se está llevando a cabo actualmente en un macroproceso judicial. Los más determinantes de ellos están actualmente en prisión, aunque no hay una base criminal real por la acción legal contra ellos. La mayoría de los políticos sospechosos de corrupción pueden moverse libremente por todas partes. Incluso el propio Mariano Rajoy está bajo sospecha de corrupción y tuvo que testificar en relación a esto en un tribunal.

¿No es deber del Rey Felipe VI. desempeñar un papel como mediador entre Madrid y Barcelona?
El rey español, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas españolas, se hizo impopular con la mayoría de la población durante su discurso televisado del 3 de octubre de 2017, no sólo en Cataluña sino también en otras áreas de los países catalanes. Además, los partidarios de la independencia catalana quieren abolir la monarquía establecida por el dictador y asesino en masa Francisco Franco, y establecer una república democrática constitucionalmente autorizada sin la corrupción endémica latente España. El rey español se ha descalificado por completo como mediador en este conflicto y se comportó como un partidario del Partido Popular.

 

BONUS

Elecciones en Catalunya, un camino cada vez más estrecho

Capos mafiosos enfrentados

Soy catalán. Pero no soy de los que se debate entre españolismo o catalanismo, lo confieso. No tengo claro ese concepto patrio en el que un simple trapo de colores tiene valor de ley y hasta de vida —pues no debemos olvidar que por ese trapo se mata y muere—. Tampoco soy de los que se exalta ante desfiles, ni uniformes, ni himnos ni banderas. Porque nada de eso conformará país alguno ni estructurará ningun estado. Todo lo más una legión de siervos manejados por el látigo de una oligarquía corrupta.
Imagino que dada la disyuntiva en la que me han metido debería considerarme un apátrida, con arraigos culturales en las dos parcelas en litigio, al que fuerzan a decidir. Pues créanme que siento no ser tan simple como sería exigible. Aunque, por otro lado, tampoco creo que sea tan difícil lo que pido:

– Deseo un país en el que la Dignidad y no el Dinero sea el valor más alto al que haya que proteger.
– Deseo un país que defienda esa Dignidad con la fuerza del Conocimiento y la Cultura, no con la fuerza de la amenaza, el grito y el golpe.
– Deseo un país en el que la Dignidad y la Cultura se alcancen desde ese valor infinito que es la Educación y no desde la manipulación del adoctrinamiento.
– Deseo un país con pocas leyes, pues eso significará que está cimentado sobre la Justicia.
– Deseo un país en el que la Justicia Social prevalezca por encima de las falsas economías especulativas que matan cada vez que crecen.
– Deseo un país de hombres y mujeres libres, no de siervos que rindan pleitesía a rey alguno
– Deseo país que esté construido sobre el Respeto y no sobre la autoridad.
– Deseo país en el que los Idiomas sean vistos como una riqueza cultural y no como un enemigo desconocido al que hay que eliminar.
– Deseo un país en el que tengan cabida todas las religiones aunque solo en el ámbito de sus templos.
– Deseo un país en el que desde las escuelas se enseñe la diferencia entre Valor y precio.

Pero claro, estoy donde estoy:
Metido en una europa fascista y criminal que se doblega a los mandatos de una Alemania que rinde pleitesía a los amos de esa economía especulativa que se ha convertido en Dios para los más creyentes.
Metido en una españa doblegada por una mafia que se constituyó como partido político para robar a manos llenas hasta destruir los valores más sagrados de una sociedad democrática: Educación, Sanidad y Justicia, a base de decretos ley.
Metido en una catalunya provinciana en la que otra familia de mafiosos, constituidos también como partido político, pretende perpetuarse a base de la manipulación de un pueblo ignorante, egoísta y narcisista.

A pesar de todo, una cosa está clara, es necesario tomar partido. Debo decidir desde mi anti españolismo, mi anti catalanismo y un asco feroz a ese monstruo que nos engulló a todos y que se llama Europa
¿Qué hacer, entonces? Decía Einstein que repetir el mismo experimento una y otra vez esperando resultados distintos era un claro síntoma de locura. Pues, a mi pesar, tal vez sea momento de cambiar el experimento y probar un camino nuevo. Porque lo que ha evidenciado el último gobierno del Partido Popular son dos cosas: primera, su nula voluntad de solucionar cualquier problema político desde la Política —Para eso deberían ser políticos y no una banda mafiosa— y segunda, su viaje sin retorno hacia la completa destrucción Social de españa.
No digo más, nos vemos el domingo.

BONUS 1

BONUS 2

Caso de ser españolista no tengo claro que pudiera aceptar como presidente de mi país, y el máximo garante de su Constitución, a un tipo tan sumamente ignorante e imbécil que ni siquiera la conoce. Eso es de un bochorno tan grande que la da a uno vergüenza salir a la calle.

Catalunya, un problema Político que puede empeorar

A través de sus siervos de la Fiscalía el Partido Popular anda desesperado por sentar a Artur Mas en el banquillo de los traidores a la madre patria. Y podría parecer cómico que los miembros del partido más corrupto que ha conocido la españa reciente, los que merecen realmente estar en el banquillo, ansíen sentar en él a Artur Mas. Y podría tomarse a risa que los miembros de un partido ilegítimo pues alcanzó el poder desde promesas incumplidas, tachen la acción popular auspiciada por Artur Mas de ilegítima.

Pero para nada es una broma ni está españa para risas.

Porque el problema que no entiende Rajoy, ese escapista aferrado a la poltrona, se llama Catalunya y, por extensión, los catalanes —Algo más de dos millones trescientos mil desde la última estupidez salida de su boca—. El problema que no desea Ver ese ser obtuso e incompetente es que se trata de un problema Político. Problema que cualquier político que lo fuera sabría que debe resolverse desde la Política, no desde banquillos de acusados. Eso lo único que conseguirá será sacar un millón y medio más de catalanes a la calle, incrementar los valores nacionalistas e incrementar el problema Político.

Pero claro, Rajoy no es un político, es un siervo obediente de la oligarquía. Ojo Tambaleante Rajoy ni quiere entender ni tiene idea del alcance del problema. Porque el provincianismo es así: vacío, limitado, grotesco… de ahí su miedo a lo diferente.

Pero haría bien Rajoy en conocernos un poquito —siempre que su intención sea resolver el problema de forma Política—. Nosotros, como toda cultura que lo sea, tenemos nuestra idiosincrasia. Somos gente que celebramos nuestra derrota como fiesta nacional, algo extraño a ojos foráneos; pero es porque nos sirve de ejemplo de que a pesar de ella no terminaron con nosotros. Y como les sucedía a los griegos, también podemos pelearnos entre nosotros, pero que nadie toque un pelo a uno de los nuestros, porque salimos como si fuéramos uno solo. ¡Si hasta yo, que soy anti independentista y el Mas me cae como la campana de una catedral, saldré a la calle si se le sienta en el banquillo!

Puede suceder, no obstante, que su intención sea otra y ande pareja a los deseos de Alejo Vidal-Quadras, acérrimo enamorado de la Violencia como método de resolución de conflictos. Si ese es su pensamiento, haría bien en repensárselo. A Adolf Hitler, su ídolo ideológico de cuando defendía la supremacía de las clases pudientes, le costó muchísimo esfuerzo económico, humano y político eliminar a 6 millones de judíos y no consiguió su cometido: el genocidio. Porque es difícil terminar con un grupo humano que mantiene una convicción cultural que lo cohesiona e identifica del modo que les sucedía a los judíos y nos sucede a los catalanes, por más que la ignorancia supina de la españa “Puerto Hurraco Toro Negro y faca en faja” no desee entender.

Tome Rajoy la decisión que tome es seguro que será desacertada. Un títere con los hilos cortados no puede actuar con dignidad y decencia. Pero la actuación de ese payaso plano y pixelado ya no es importante en absoluto. La lectura de este 9N catalán es clara: un ejemplo y una lección para la España de los ciudadanos libres. Porque, como decía Gandhi: “«cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer». Y si deseamos abandonar la Edad Media en la que nos hallamos inmersos, si deseamos al fin una nueva República federalista y laica, es tiempo de sacar a la pasear nuestra Dignidad frente los indignos y echar a toda la podredumbre humana que nos envuelve para así recuperar la Democracia secuestrada y el estado de derecho que, hoy por hoy, el Partido Popular, con la connivencia del PSOE, nos han robado. Y si no lo hacemos por nosotros, hagámoslo por el futuro de nuestros hijos. Para que jamás puedan decirnos que fuimos unos cobardes que ni siquiera tuvimos el valor de defendernos.

Quina serà la catalunya què tindré? Preguntes sense resposta

Algú sap quina Catalunya tindrem quan ens desempalleguem de la “españa cañí” què tant mal ens fa (i no només a nosaltres)? Es que a mi ningú m’ho ha explicat això. Per exemple: quina Tributació tindríem (igualtat impositiva), quina Justícia tindríem (Igualtat davant la Llei), quin tipus d’industrialització o agricultura (Economia real); ni m’han explicat res sobre la Educació, la Sanitat o la Jubilació (Futur digne).
A hores d’ara no se quina policia tindré: els mossos que apallissen a la gent pacifica de les manifestacions, els mossos que apallissen a qualsevol pel carrer fins matar-lo o els mossos que surten a la Diada a fer-nos creure que son guapos, educats i defensors de “Tots” els catalans (no només els dels barris benestants)?
A hores d’ara no se si m’hauré d’empassar a l’església catòlica perquè segueixi robant, adoctrinant i fent apologia de la violència de gènere, la misogínia i la homofòbia; o viuré a un país laic on cadascú es finançarà de la seva butxaca al deu que li vingui en gana sense que surti dels seus temples (finançats també per ells)?
A hores d’ara no se quina banca m’haurà tocat en sort. Pública, como hauria de ser, o privada, per seguir robant-nos la Dignitat i el Futur? I quina moneda tindrem, un euro que en deixa sense sobirania monetària o ens anirem a buscar dòlars o pounds o tindríem la nostra pròpia moneda amb el seu valor real (que ja es de valents)? I els grans empresaris, seran els mateixos què tenen la seva riquesa protegida en paradisos fiscals mentre deixen misèria als seus paisos, o seran empresaris “catalans” què tributaran com tot bon català allò que sigui de justícia?

Petits detalls com: Sanitat Pública o privatitzada d’amagatotis com fins ara? Energia Pública o haurem d’anar a picar a la porta de les grans corporacions quan hi hagi una avaria i ningú vagi a repara-la? Autopistes Públiques o privades? Platges Públiques o privades (tots els accessos convertits en zona blava com fins ara)? Comunicacions privades, al preu que un consell d’administració decideixi, o Públiques? i l’aigua, Pública perquè sigui de tothom o privada per si hi ha algun problema de sequera algú pugui decidir destinar-la per a pal·liar la set del poble o per regar algun camp de golf? Ja se que son tonteries que no tenen res a veure amb banderetes i pàtries i vies i “V” meravelloses; però es que la vida, de viure-la amb honestedat o com un esclau de les supranacionals, canvia força.

No se si vosaltres teniu els mateixos dubtes. El que es a mi, la única cosa què m’està quedant prou clara es que hi haurà fronteres i amos, igual que fins ara, però en canvi ningú ha dit res important per a un ciutadà que aspirí a que els seus fills i nets visquin en un país de Llibertat, Dret, Justícia i Solidaritat.

Clar que cap la possibilitat de convertir la nostra costa en un port lliure per a la marina americana, o anglesa o de qui sigui; tindríem protecció i força feina per als contrabandistes, meuques, “xulos”, “camells”…
També cap la possibilitat de convertir-nos en paradís fiscal. Seriem un espai meravellós per al “ricachos” i tots tindríem feina netejant-los la merda i servint-los els menjars.
O cap la possibilitat de muntar un país de Casinos de Joc i Vici. Seriem un espai meravellós per a les màfies i els jugadors i puteros d’europa i asia. I tots tindríem feina netejant-los la merda, servint-los els menjars o fent de “camell” o meuca.

El que us deia. Dubtes i cap aclariment. Cap, fora d’un menyspreu total a l’españa actual: vergonyosa, indigna, servil, monàrquica i feixista què ens duu a la ruïna. Però us diré un secret, el que a mi em faria il·lusió es fer-me Gran en lloc de fer-me petitet. L’experiència em diu que una, cent o mil puces no li fan res al lle , però uns quants millons de puces el dessagnaran. Trobó que deu ser més senzill trepitjar mil formigues que aturar la “marabunta”. Per això, si em demanessin el meu parer, jo apostaria per una República Ibèrica laica. Clar que tothom sap que jo només dic bajanades sense massa sentit i la cosa de la pàtria i la bandera es quelcom més important.

Recortes a dónde vais – Retallades a on aneu

Recortes a dónde vais

Este cartel está situado en un ascensor del Hospital del Sagrat Cor de Barcelona que recientemente ha sido el beneficiario del cierre de 74 camas públicas del Hospital Clínic. Si no andamos alerta, anuncios como este pronto nos parecerán normales, cuando en realidad solo son la expresión del progresivo “desguace” del Sistema Público de Salud. Sistema que, a pesar de que nos haya sido robado, seguiremos pagando como dóciles imbéciles.
El Hospital del Sagrat Cor forma parte de la multinacional IDC Salud (anteriormente Grupo Capio) perteneciente al grupo de capital riesgo CVC Partners. IDC Salud es una entidad “con ánimo de lucro” que gestiona más de 20 hospitales del territorio español i que ha experimentado un crecimiento importante en los últimos años.
Este es un caso claro de lo útil que será para los que manejan los hilos que catalunya y españa incrementen su odio. Dejemos la estupidez a un lado, dejemos de mirarnos nuestros sacrosantos ombligos, dejemos de aceptar como ciertas las noticias que nos venden. Tenemos más cosas que nos acercan que no que nos separan. Los hijos de la gran puta que nos roban, nos roban a todos, en catalán, en castellano, en gallego. Para ellos solo somos carne al peso. Y los políticos nos son más que sus putas mantenidas a las que les ponen pisitos. Pero lo terrible es que todo lo pagamos nosotros de nuestros impuestos. Hasta a la policía que viene a machacarnos la pagamos nosotros, y sus porras, y sus balas y su indecencia y su adoctrinamiento.
No olvidemos que nuestra inacción nos convierte en cómplices de todas y cada una de esas vergüenzas. Ni olvidemos que el día que queramos llorar por el futuro que les hemos legado a nuestros hijos, nuestras lágrimas ya no nos pertenecerán. Solo venceremos si somos capaces de separar lo realmente importante, saliendo todos a la calle a reventar lo que sea necesario.

Retallades a on aneu

Aquest cartell està situat en un ascensor de l’Hospital del Sagrat Cor de Barcelona que recentment   ha estat el beneficiari del tancament de 74 llits públics de l’Hospital Clínic. Si no estem alerta, anuncis com aquest aviat ens semblaran normals, quan només són l’expressió del progressiu desballestament del Sistema Públic de Salut. Sistema que, havent-nos estat robat, seguirem pagant com a dòcils imbècils.
L’Hospital Sagrat Cor forma part de la multinacional IDC Salud (anteriorment grup Capio) pertanyent al grup de capital risc CVC Partners. IDC Salud és una entitat amb ànim de lucre que gestiona més de 20 hospitals del territori espanyol i que ha experimentat un creixement important en els darrers anys.
Aquest es un cas clar de l’útil que serà per als que mouen els fils que catalunya y españa incrementin el seu odio (divideix i guanyaràs). Deixem l’estupidesa a un costat, deixem de mirar-nos els nostres santificats melics, deixem d’acceptar con a certes les noticies que ens venen. Tenim més coses que ens acosten que no pas que ens allunyen. Els fills de la gran puta que ens roben, ens roben a tots, en català, en castellà, en gallec. Per a ells som carn al pes. I els polítics nos son més que les seves putes mantingudes a les que els hi munten pisets. Però el terrible es que tot ho paguem nosaltres dels mostres impostos. Fins i tot a la policia que ve a colpejar-nos la paguem nosaltres, i les seves porres, i les seves bales i la seva indecència i el seu adoctrinament.
No oblidem que la nostra inacció ens converteix en còmplices de totes i cadascuna d’aquestes vergonyes. Ni oblidem que el dia que vulguem plorar pel futur que haguem llegat als nostres fills, les nostres llàgrimes ja no ens pertanyeran. Només vencerem si som capaços de separar el realment important i sortint tots al carrer a rebentar el que sigui necessari.